Publicidad

¿Compartir vivienda con un anciano a cambio de un alquiler barato? En Suecia ya existe y se llama Sällbo

¿Compartir vivienda con un anciano a cambio de un alquiler barato? En Suecia ya existe y se llama Sällbo
5 comentarios

El 80% de los jóvenes suecos reconoce sentirse solo. Conscientes de las consecuencias negativas derivadas de la falta de compañía, en la localidad de Helsinborg, han diseñado un sistema de vivienda colectiva donde se fomenta la relación entre jóvenes y personas de la tercera edad. Así, sus inquilinos  pueden probar los efectos de vivir en comunidad con sus vecinos septuagenarios.

Sällbo. Este término de origen sueco fusiona las palabras säll (compañía) y bo (vida) para dar nombre a un nuevo proyecto de vivienda que apuesta por la interacción social de jóvenes y mayores. A través de este experimento de vida colectiva, los residentes de Helsingborg que se sientan solos podrán solicitar una de las 72 plazas que ofrece el ayuntamiento y cuyo único requisito es incentivar la socialización entre personas de diferentes grupos de edad.

¿Por qué? Una encuesta realizada en 2019 por una consultora especializada en desarrollo comunitario, ilustró que 8 de cada 10 suecos de entre 18 a 34 años se sentían solos. Esta evidencia fue la que motivó al ayuntamiento a cambiar el enfoque de un proyecto que, inicialmente, había sido diseñado para mejorar la calidad de vida de las personas mayores de 70 años que vivían solas, un problema más común.

Sin embargo, al ver que la temprana emancipación y el auge de la vida digital había llevado a los jóvenes a sentirse tan solos como sus mayores, la perspectiva del proyecto cambió para juntar a ambos colectivos. Conscientes de lo difícil que es conocer a gente nueva en Suecia si eres extranjero, Sällbo reserva también diez apartamentos para jóvenes refugiados.

Precio mercado. Los 72 apartamentos de la residencia constan de una parte privada propia de cada vivienda y de una serie de áreas compartidas destinadas al ocio con otros miembros de la comunidad. En función del tamaño, las viviendas oscilan entre 440 y 554 euros, un precio fijado tomando como referencia el mercado privado.

Con esta renta, los inquilinos estarían pagando su estancia en un apartamento individual con cocina, habitación y baño privado, además del acceso a la zona de ocio donde se ofrecen actividades como yoga, acceso a un estudio artístico o un gimnasio.

Resultados. Cuatro meses después de poner en marcha el proyecto, otros pueblos de Suecia han comenzado a estudiar una implantación similar dado el nivel de satisfacción que refieren los inquilinos. Por ejemplo, la regla interna de socializar al menos dos horas a la semana ha impulsado que los residentes más reservados o con mayores problemas de socialización hayan superado la tasa semanal de forma voluntaria.

Al igual que sucede con Sällbo, Saettedammen nació hace medio siglo para fomentar la vida comunitaria en Dinamarca y prevenir la soledad. Cincuenta años después, continúa siendo la referencia en este ámbito.

Consecuencias soledad. Un reciente estudio evidencia que no tener contacto social equivale a fumar 15 cigarrillos al día, lo que incrementa a su vez la tasa de mortalidad en un 26%. Igualmente la misma investigación sostiene que la soledad continuada incrementa en un 64% las probabilidades de padecer demencia clínica y de tener un deterioro cognitivo más acelerado.

Imagen: Helsingborgshem.se

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios