Publicidad

¿Estamos durmiendo mejor o peor? Qué sabemos sobre el efecto del confinamiento en nuestro sueño

¿Estamos durmiendo mejor o peor? Qué sabemos sobre el efecto del confinamiento en nuestro sueño
1 comentario

Los más de 50 días que llevamos confinados están pasando factura al sueño de los españoles. Un reciente estudio asegura que descansamos peor que antes de la crisis del coronavirus, mientras que los datos de Fitbit evidencian que la calidad del sueño de los estadounidenses mejoró durante la cuarentena.

17 minutos. Según los datos aportados por la marca de pulseras de actividad física, esta es la cantidad de tiempo que los estadounidenses están durmiendo de más, en comparación con las cifras recogidas en el mes de enero. Incluso, hay un 36% de los usuarios que duermen todavía más, llegando a pasar media hora más en la cama.

Despertar tardío. El incremento en el sueño total anterior está asociado, entre otras cosas, a que los usuarios se levantan más tarde que en el mes de enero. Aunque se van a dormir en torno a las 23:30, las pulseras de actividad han registrado que, de media, se despiertan 16 minutos más tarde, lo que puede estar asociado a que gracias a la irrupción del teletrabajo los ciudadanos aprovechan el tiempo que empleaban en desplazarse para dormir más.

Europa. Una encuesta realizada a 1.700 personas de toda España y elaborada por la Universidad de Zaragoza, asegura que más de la mitad de los entrevistados duermen peor que antes de la pandemia. Entre las causas que les hacen descansar menos señalan "dificultades para conciliar el sueño", "despertares repentinos" en mitad de la noche y más somnolencia a lo largo del día.

Un estudio realizado por el Centro de Atención del Sueño de Milán ilustra una realidad similar entre los italianos y dos de cada cinco británicos reconocen tener problemas para dormir desde el inicio de la epidemia.

¿Más Fármacos? El 60% de los españoles necesitaba ayuda para conciliar el sueño antes de la crisis del coronavirus o, al menos, así lo refleja la encuesta realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia en 2019. Ahora, una encuesta realizada por Sociométrica en colaboración con El Español señala que los niveles de ansiedad han aumentado en un 45,6% y los problemas para dormir en un 35%.

Por su parte, el Colegio de Farmacéuticos de Cantabria apunta que aunque no le consta que exista un aumento del número de fármacos recetados desde atención primaria, sí han observado un incremento en la demanda de tranquilizantes naturales como la valeriana.

Soñamos más. Debido al periodo de incertidumbre, el estrés y la alteración de hábitos que, en mayor o menor medida, la mayoría estamos viviendo a causa del coronavirus se producen más microdespertares a lo largo de la noche, lo que repercute en que seamos capaces de recordar mejor lo que estábamos soñando. Desde la Universidad de Harvard han comenzado a estudiar los sueños que estamos teniendo en este nuevo contexto y, aunque todavía es pronto para sacar conclusiones generales, han dado con una tendencia común: soñamos más son insectos y desastres incontrolables.

¿Cantidad o calidad? Un estudio publicado en Journal of Psychosomatic Research señaló que existía una relación directa entre la calidad del sueño y la somnolencia. Los testeos realizados en grupos de estudiantes que dormían una media de 7 horas ilustraron que los indicadores de salud (sensación de bienestar, descanso, ausencia de somnolencia y fatiga) estaban más relacionados con dormir una noche sin despertares repentinos o pesadillas que con dormir simplemente la cantidad de horas recomendada.

Es decir, determinaron que la somnolencia aparecía en la mayoría de los casos donde la calidad del sueño había sido mala y no tanto en aquellos donde la cantidad había estado por debajo de la esperada.

Imagen: Elisabeth Lies/Unsplash

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios