Publicidad

En Europa se mata a periodistas: el asesinato de Caruana Galicia pone contra las cuerdas a Malta

En Europa se mata a periodistas: el asesinato de Caruana Galicia pone contra las cuerdas a Malta
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Malta tiene la población de Murcia, 430.000 habitantes. Sin embargo los casos de crímenes mafiosos y las sospechas de corrupción de las islas son proporcionalmente mayores que los que podrían esperarse en otros países de la Unión Europea. Una impunidad judicial es el clima que denuncian las organizaciones democráticas, pero puede que las cosas hayan cambiado con su último escándalo.

Anuncio de dimisión del primer ministro: Joseph Muscat, del Partido Laborista, ha anunciado que se retirará de su cargo al tiempo que anunciaba nuevas elecciones y pedía el apoyo de su formación para ser elegido nuevamente candidato. La situación para él era insostenible, ya que el jefe de su gabinete de comunicación, Keith Schembri, había sido formalmente señalado como instigador del asesinado con un coche bomba de la periodista anticorrupción Daphne Caruana Galizia en 2017.

La mujer había recibido innumerables denuncias y amenazas después de que salpicara a empresarios y políticos, incluida la mujer de Muscat. Sus hijos llevan dos años acusando públicamente al gobierno de ser quien pidió su cabeza.

Omertá institucional: en el año y medio anterior al asesinato de Caruana Galizia ya se habían producido otros 18 coches bomba en el archipiélago mediterráneo. Todos los casos están aún sin resolver. Según los eurodiputados que llevan una investigación sobre el asesinato de la periodista, la policía maltesa asegura que están poniendo en práctica procedimientos que luego no hacen, dando una falsa sensación de investigación.

De lo legal: Malta, que cuenta con una densidad de población altísima, tiene una compañía por cada cuatro personas. Según un informe de los Verdes le supusieron a los Estados Miembros de la UE una pérdida de 14.000 millones de euros en ingresos sólo entre 2012 y 2015, todo gracias a una de las legislaciones más laxas en materia fiscal, especialmente para las empresas extranjeras. Para España, Malta dejó de ser considerado un paraíso fiscal en 2015 tras la firma de un convenio con La Valeta. Como denunció Caruana Galizia y los Papeles Paraíso, Malta opera como paraíso fiscal, aunque formalmente la UE se resiste a reconocerlo. Aquí las finanzas son tan opacas como el propio gobierno.

Y de lo ilegal: el caso denunciado por la investigadora que parece haberla llevado a la tumba es el de Yorgen Fenech, rico y famoso empresario maltés que logró la licitación para construir y gestionar la energía eléctrica y gasística de la isla. Fenech fue identificado el año pasado como el dueño de una misteriosa compañía registrada en Dubái, 17 Black, que aparecía en los papeles de Panamá. Él es el que, a cambio del indulto, implicó al jefe de gabinete del actual gobierno así como a dos ministros (uno de ellos fue visto en un bar con uno de los supuestos sicatios después de la explosión). Lo hizo al no conseguir huir en su yate, pues había sido avisado de que iban a por él. Fenech es acusado de haber financiado el asesinato.

De ahí que la idea de fondo de este acontecimiento sea saber si va a propiciar una nueva actitud por parte de la UE. En principio el Parlamento puede hacer presiones como realizar informes independientes y pedir comisiones de investigación pública al gobierno de Malta (ya ha puesto en marcha ambas acciones), pero Estrasburgo no cuenta con mecanismos para sancional a los Estados que se salten este tipo de derechos humanos.

Foto: Jonathan Borg.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir