El fenómeno por el que el 35% de los japoneses han decidido no volver a viajar nunca más en sus vidas

El fenómeno por el que el 35% de los japoneses han decidido no volver a viajar nunca más en sus vidas
11 comentarios

La locura por viajar lleva meses consumándose. Desde que muchos países dieron por finalizada la pandemia, los ciudadanos se han lanzado a volar de aquí para allá, viajando con más frecuencia y periodos más largos. La nueva mentalidad es la de tomarse la venganza por su mano, como si le estuviéramos diciendo al Covid que se fastidie, que vamos a recuperar todo ese tiempo perdido durante la pandemia.

Pero las cosas no son así para todos. Otro grupo de personas está saliendo de la pandemia y no tiene ningún interés en moverse de su hogar. Hay un país donde el 35% de las personas dice que "nunca más volverán a viajar".

Las cifras. Una encuesta a 16.000 personas en 15 países realizada por Morning Consult ilustra que Asia cuenta con el porcentaje más alto de personas que rechazan volver a viajar. Hasta el punto de decir que "nunca más" lo harán. Alrededor del 15% de los encuestados de Corea del Sur y el 14% de los chinos forman parte de esta nueva corriente de pensamiento. Por su parte, América del Norte no se queda atrás, con el 14% de los estadounidenses y el 11% de los mexicanos afirmando lo mismo.

Sin embargo, ningún país lleva ese designio tan al extremo como Japón. Allí, el 35% de los ciudadanos dicen que no tienen la intención de viajar de nuevo en toda su vida.

Como en casa, en ningún sitio. Aunque la confianza para viajar aumentó en el último año en el país asiático, los que directamente rechazan volver a viajar en su vida se mantiene igual desde que la pandemia golpeó al mundo. Y es algo insólito, como señalan las cifras: sólo 386.000 viajeros japoneses viajaron al extranjero en agosto de 2022, comparado con los 2,1 millones de 2019, según la Organización Nacional de Turismo de Japón.

¿Por qué? Muchos ciudadanos simplemente han dejado de querer ir al extranjero y eligen viajar dentro del país, según indica Dai Miyamoto, fundador de la agencia de viajes Japan Localized, en este artículo de CNBC. La principal causa ha sido, obviamente, la pandemia, pero también la debilidad del yen ha tenido un papel importante.

"Una de las razones es la preferencia por la aversión al riesgo de la cultura", explicaba Hideki Furuya, profesor de la Universidad Toyo de Japón que estudia el comportamiento de los turistas. Señala que muchos japoneses aún tienen miedo a contraer el covid.

La reticencia a salir de Japón no es nueva. En 2019, sólo el 23% de los ciudadanos japoneses tenían pasaporte, la tasa más baja entre las naciones del G7, según Nikkei Asia. Pese a un rápido crecimiento de los viajes internacionales durante las décadas de los 70 y 80, el número de turistas japoneses en el extranjero se estancó en 1990. Cifra que se mantuvo desde el 2000 al 2017 (sólo 18 millones), a pesar de ser un periodo de bonanza para el turismo internacional en todo el mundo.

"La barrera del idioma y la falta de vacaciones consecutivas son algunas de las razones por las que se prefieren los viajes nacionales", explicaba Furuya, quien señala que "los entornos de trabajo que dificultan las vacaciones pagadas" son un factor importante. Y no hay que olvidar el increíble atractivo de la naturaleza, la historia y la cultura de Japón como un incentivo para quedarse en casa.

A contracorriente. El fenómeno se produce justo cuando los datos avisan de una avalancha de viajes en otros rincones del mundo. Sí, los viajes están creciendo apresuradamente a pesar de los altos precios de los billetes de avión, ya que muchos países aflojan sus restricciones de Covid y reabren las fronteras. Todavía no hay una definición de diccionario, pero los profesionales de la industria dicen que se debe principalmente a una tendencia que denominan "viaje de venganza".

Son esos viajes de quienes buscan recuperar el tiempo perdido y las experiencias no vividas por la pandemia. Una manera de decir: "jódete, Covid, voy a viajar porque ahora sí puedo". Basta decir que los viajes de EEUU a Europa aumentaron un 600% con respecto al año pasado. Si los viajeros tienen alguna animosidad ahora, es la idea de quedarse en casa durante las vacaciones. Aunque no podamos decir lo mismo de Japón.

Imagen: Unsplash

Temas
Inicio