¿Lo más importante para que una pareja dure? Sobrevivir a los primeros cinco años, según este estudio

¿Lo más importante para que una pareja dure? Sobrevivir a los primeros cinco años, según este estudio
44 comentarios

¿Cuál es la prueba más importante para saber si tú y tu pareja conseguiréis seguir juntos en el futuro? De las muchas variables existentes, parece que hay una que destaca sobre todas las demás: si habéis pasado por el hito de los cuatro años.

Así lo afirma How Couples Meet and Stay Together, de la Universidad de Stanford y dirigido por el sociólogo Michael Rosenfeld. Se trata de un estudio mediante encuestas iniciado en 2009 y que ha analizado las relaciones iniciadas y finalizadas por una muestra representativa de 3.500 estadounidenses en dos tantas, una en el citado año y otra en 2017, haciendo un seguimiento posterior del status de pareja de los encuestados en uno o dos años después de la consulta inicial.

Como decíamos, lo que más destaca del asunto es la creciente merma de probabilidades de cortar según el tiempo que lleves... Llegando a su punto de estabilidad a los cinco años. Esta gráfica de Washington Post con los datos anteriores a 2016 lo certifica, y apenas ha cambiado con los nuevos resultados de las encuestas de Stanford: si llevas seis meses con tu nuevo novio o novia, tienes más de un 70% de probabilidades de cortar en el siguiente año. Si llevas un par de años, esa probabilidad cae a un 50%. La curva desciende y desciende hasta que cumplís un lustro juntos, un logro a partir del cuál la pareja tendrá casi las mismas probabilidades de cortar bien lleven siete o 17 años.

Según los nuevos resultados, hay un pequeño bache entre los años dos y tres de la relación, un momento definitorio de la salud de la pareja, pero eso no quiere decir que el amor después sea para siempre. Quiere decir lo que hemos comentado, que las probabilidades de dejarlo en el siguiente año de la pareja son igual de altas para unos que llevan siete años que para los que llevan 17. Pero esta probabilidad no es cero, sino entre un ocho y un 15% anual.

Aquí, otra visualización gráfica de estos datos del analista Victoriano Izquierdo nos permite ver el fenómeno con gran sencillez.

Relación entre estabilidad de la pareja y estatus marital. Hay otro paso que tiende a darse entre los encuestados a partir del cuarto o quinto año de relación: ahí es mucho más probable que el dúo formalice sus votos a que se mantengan amancebados. El estar casado es lo que permite dar un grado extra de afianzamiento y confianza en la duración de la pareja, y eso también se refleja en los datos. Así, se produce un doble fenómeno: al tiempo que la probabilidad de que los que lleven más de cuatro años sigan sin casarse se reduce drásticamente, la probabilidad de estar casado aumenta la probabilidad de que la pareja siga funcionando a partir del cuatro año de noviazgo. Son dos cosas que suelen ir de la mano, y también puede verse cómo, a largo plazo, las probabilidades de que corte una pareja no casada son mayores que las que sí lo está.

Por supuesto, hemos de recordar que estas encuestas sólo representan a estadounidenses, con sus particularidades sociales que no en todos los casos son iguales a las nuestras.

¿Podría calcular mis probabilidades de seguir juntos? Con los datos anteriores a 2019 del mismo estudio, el medio Quartz creó una calculadora online en la que meter algunos datos básicos y analizar tus probabilidades según las respuestas de estos estudios. Cuánto tiempo llevas con tu compañero, si estáis casados, si definirías la relación como buena o regular y cuánto dinero hacéis juntos al año… Unos que lleven juntos “entre seis y nueve años”, que no estén casados, que consideran que la relación es “buena” y que ganan juntos “más de 75.000 dólares al año”, tienen una probabilidad de dejarlo de un 18% en el año siguiente y un 41% en los cinco próximos años.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio