El INE registra hoy más muertes en 2019 que en 2020. Pero sólo porque los datos van con retraso

El INE registra hoy más muertes en 2019 que en 2020. Pero sólo porque los datos van con retraso
9 comentarios

¿Cuántas personas han fallecido a causa del coronavirus? La respuesta a tan trascendental pregunta se cuenta entre las más esquivas de toda la pandemia. El grueso de restricciones aprobadas por los gobiernos europeos y americanos desde la pasada primavera surge de la cascada de muertos atribuible a la enfermedad. Sin embargo, el número preciso sigue siendo impreciso. De ahí que analistas y periodistas hayan recurrido a métricas más globales como el "exceso de mortalidad".

Terminado el año, una forma intuitiva de conocer cuántas personas murieron en 2020 bien podría ser el Instituto Nacional de Estadística.

Esquivo. Sucede que las cifras de Índice Nacional de Defunciones (IND) arroja una disparidad que ha alimentado al núcleo de conspiracionistas y negacionistas de la enfermedad. A primera vista es fácil entender por qué: al término del pasado mes de diciembre, el INE contabilizaba un total de 401.000 fallecimientos a lo largo de 2020. En 2019 la cifra fue muy superior, 418.000. En 2018, también: 427.000. ¿Cómo era posible, si el coronavirus había disparado teóricamente la mortalidad?

Algo falla.

La confusión. En realidad no. Para entenderlo debemos recurrir a una palabra clave: "decalaje". La cifra que ofrece el INE en su informe de final de año es provisional y se actualiza regularmente durante los meses subsiguientes. Es un problema que ya vimos durante marzo y abril y que se ha repetido durante el resto del año: no todos los fallecimientos se incorporan al registro de forma inmediata; algunos llegan con meses de retraso. Se trata de un retraso procedimental y burocrático que obliga a interpretar las cifras sobre mortandad con cautela.

Lo dice el INE en su propio documento:

La incorporación de fallecidos al índice de defunciones tiene un decalaje temporal. Aunque los datos se actualizan cada mes, no todas las defunciones que se producen en un mes dado pueden ser incorporadas al mes siguiente; algunas lo hacen más tarde.

Ejemplos. Esto es algo habitual. La cifra "oficial" que comunica el INE al término de cada año siempre es provisional. Lo ilustra este hilo de @VaryIngweion: el pasado mes de febrero, el IND registraba 394.304 muertes a lo largo de 2019; seis meses después, en agosto, la cifra se había actualizado a los 416.434; y un mes después, ya en diciembre, había ascendido a los 418.556. Hasta mediados de enero, la última actualización, el IND ha añadido otra veintena de fallecidos. La cifra que muestra el documento del INE no es estática. Cambia.

La estabilización de los datos anuales llega, en ocasiones, con hasta doce meses de retraso, conforme los registros se van llenando.

La prueba del algodón. ¿Debemos resignarnos entonces a no saber cuántas personas de más murieron en 2020? No. Es algo de lo que hemos hablado en otras ocasiones: tanto España como otros países europeos cuentan con herramientas que monitorizan en tiempo real el número de personas fallecidas en un momento dado. Se trata del MoMo (Sistema de Monitorización de la Mortalidad), la base de datos que han empleado medios de comunicación y estadísticos para ofrecer un lienzo más preciso sobre el impacto del coronavirus en la mortandad.

El resultado. España habría tenido en 2020 en torno a 80.000 muertos por encima de los esperados en un año normal. Son 30.000 más a los registrados oficialmente por las autoridades. La explicación es sencilla: no todos las personas que mueren a causa del coronavirus cuentan con una hospitalización o una prueba PCR a sus espaldas. La cifra es una de las más elevadas de Europa, testimonio de la extraordinaria crisis sanitaria y humana que ha afrontado el país en estos meses.

¿Cómo lo sabemos? No por los datos "agregados" por el INE a final del año, pendientes de actualización, sino gracias a los "provisionales" recopilados por el IND mes a mes. Un ejemplo: en noviembre de 2019, el IND registraba 266.413 muertos para 2019; mientras que en noviembre de 2020, el IND identificaba 328.499 fallecidos para 2020. Unos 60.000 más. Mes a mes, el registro de muertos ha sido más alto que el de los años anteriores. Ese exceso se conoce y se ha registrado.

Sucede que aún no conocemos su magnitud completa. Y en el balance general del año, los años precedentes (cuya recopilación de datos y muertes totales ya se ha completado) llevan ventaja. El número de muertos totales de 2020 aumentará mes a mes a lo largo de 2021, superando con mucho (más de 80.000 muertes) a la del año previo.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Comentarios cerrados
Inicio