Publicidad

Sin James Bond y con 45.500 trabajadores en la calle: el desastre que no cesa para las salas de cine en 2020

Sin James Bond y con 45.500 trabajadores en la calle: el desastre que no cesa para las salas de cine en 2020
7 comentarios

Seguimos asistiendo en directo y a cámara lenta a la destrucción de las salas de cine. Esta vez quien ha ayudado a poner un poco más de dinamita en el asunto ha sido James Bond.

Sin tiempo para estrenar: la nueva aventura del espía inglés, No time to Die, fue una de las primeras grandes apuestas del año que movieron su estreno a noviembre al principio de la pandemia. Ahora sus responsables han anunciado que esa fecha se pasa a abril de 2021. Las cifras de Tenet y el recrudecimiento de la crisis sanitaria en el primer mundo ha llevado a Universal y MGM a hacer lo que Warner o Disney entre otras ya han hecho antes.

Ahora el calendario de superestrenos de este año está desierto hasta, supuestamente, el 20 de este mes cuando se tendría que estrenar Soul de Pixar, película sobre la que Disney ya está rumoreando que será estrenada en lugar de en cines en Disney+. Tras esta película de animación no habría nada hasta diciembre, cuando podrían verse Wonder Woman 1984 y Dune, aunque también se sospecha que sus estudios las guardarán en un cajón sine die.

Aquellas salas que abrieron este verano con carteleras paupérrimas pero a la espera de una bocanada de oxígeno con la temporada otoñal se han encontrado ahora con que muchas grandes distribuidoras las han dejado en la estacada.

Al corazón de las grandes cadenas: al día siguiente del anuncio de 007 Cineworld, la segunda exhibidora más importante de Estados Unidos y también gigante en Reino Unido, ha dicho que suspenderá su actividad hasta al menos 2021. Ello conlleva, entre otras cosas, la destrucción de 45.500 puestos de trabajo en ambos países. Las pérdidas de Cineworld durante los primeros seis meses de 2020 han sido 1.600 millones de dólares, mientras que se esperaba que AMC, primera exhibidora norteamericana, superase los 2.400. En ambos casos llegaron a anunciar que necesitarán recaudar fondos y conseguir liquidez para sobrevivir intactos a la segunda ola, lo que anticipa una futura necesidad de deshacerse de salas.

Sala de fiestas: la desesperación está llevando a la búsqueda de soluciones alternativas, por espurias que sean. Como comentaban nuestros compañeros de Xataka, en España Cinesa ha decidido lanzar un sistema de cupones propio que intente garantizar una mínima asistencia durante estos meses yermos y también da la opción de alquilar sus salas para celebraciones o reuniones empresariales por precios muy módicos.

De hecho es algo que también se está experimentando en otros países, haciendo que el alquiler de cines sea ahora más barato que nunca antes, aunque quedará por ver cómo lograrán cadenas como Cinesa, que oferta las salas a grupos mínimos de 20 personas, sortear las limitaciones de reunión impuestas para luchar contra el coronavirus.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios