Compartir
Publicidad

Cifuentes dimite: el video de su robo en un supermercado le da la puntilla

Cifuentes dimite: el video de su robo en un supermercado le da la puntilla
97 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cristina Cifuentes es una antisistema. Lo sospechábamos ya cuando se descubrió la falsedad del máster en derecho autonómico que obtuvo de forma fraudulenta y que ha monopolizado la actualidad política durante todo el mes pasado. Pero esta idea ha quedado ahora confirmada por la última exclusiva periodística, a cargo de Ok Diario, por la que el medio ha difundido el vídeo de 2011 donde se ve a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid en el cuarto de seguridad de un centro Eroski devolviendo las cremas antiedad que había intentado robar.

Y ya tenemos renuncia: oficialmente en su comparecencia de esta mañana Cifuentes ha anunciado que abandona su puesto como Presidenta de la Comunidad de Madrid. La política también ha dicho que la decisión estaba previamente tomada y que pensaba comunicar su renuncia el próximo 2 de mayo. Las últimas publicaciones sobre su hurto la han forzado a adelantar su anuncio. Otros mensajes relevantes de su comparecencia han sido su afirmación de que todo esto se ha tratado de una campaña de ataque personal y el reconocimiento de que ha cometido errores, que se ha “saltado semáforos en rojo” y ha hecho cosas peores “como cualquier otro”. "Doy el paso atrás para que la izquierda no gobierne", ha dicho.

Primeras declaraciones de Rajoy tras la dimisión: “Cristina ha hecho lo que tenía que hacer y se abre una nueva etapa, una nueva época en la Comunidad de Madrid”.

¿Qué ha pasado hoy? “La pillan robando, la llevan al cuarto, ella lo niega, le intervienen los botes y termina pagando”, así titulaba la noticia el medio dirigido por Eduardo Inda. Por aquel entonces Cifuentes era una de las candidatas que figuraba en las listas del PP para las siguientes elecciones autonómicas y municipales. Entonces, como ha hecho con el máster, negó de primeras haber cometido ningún robo. Es sólo cuando la obligan a abrir su bolso que aparecen dos cremas de la marca Olay que, como demostrarían los agentes del centro comercial, se estaba intentando llevar de extranjis.

Ya era un cadáver político: o esos eran los últimos rumores de la política nacional. Se creía que después del inmenso revuelo causado por su abuso de poder en la Universidad Rey Juan Carlos sus días como representante del PP estaban contados, y que Rajoy forzaría a la política a renunciar a su cargo antes de que una moción de censura prosperase. Esta última exclusiva ha sido la puntilla para terminar de rematarla.

Morir matando: es el gesto que se ha creído ver en los últimos movimientos de la actual presidenta al destapar las “múltiples irregularidades” de la Ciudad de la Justicia creada por Esperanza Aguirre cuando estaba al frente del ejecutivo madrileño. La que se erigía hasta hace un par de meses como baluarte de pureza en un partido dominado por la corrupción iba a hacer todo lo que estuviese en su mano por purgar las manchas del historial popular en la capital del reino.

¿Guerra interna en el Partido Popular? Con el escándalo cleptómano ha reflotado ahora un artículo publicado en El Español en 2016 por el cual “rivales del PP” habrían encargado espiar a Cifuentes antes de las elecciones de 2015, las que la llevaron a la presidencia de la comunidad. La operación se habría frustrado cuando “el entorno de Cifuentes fue alertado”, lo que no quita que los espías tuviesen ya información que permitía difundir el rumor de que era una mangante. Que se trata de una filtración con intereses políticos cobra fuerza cuando sabemos que las grabaciones de cámaras de videovigilancia se deberían destruir al mes de grabarse: lo que hemos visto publicado por Ok Diario no se podría incorporar a un procedimiento judicial, y es sólo un documento que ayuda a su desprestigio.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio