Compartir
Publicidad
Publicidad

Las 10 historias de la Tierra Media que podría contar la serie de El Señor de los Anillos

Las 10 historias de la Tierra Media que podría contar la serie de El Señor de los Anillos
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Amazon, deseosa de encontrar su propia Juego de Tronos para su Prime Video, ha pagado 250 millones de dólares por los derechos de la saga de El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkien. En el acuerdo con los herederos de Tolkien, la editorial Harper Collins y la productora New Line figura el compromiso de producir varias temporadas y la posibilidad de crear spin-off de la serie madre, y se afirma que se van a contar historias anteriores a La comunidad del anillo, la novela que arranca la trilogía.

La Tierra Media ya ha sido trasladada al cine por el director Peter Jackson (algunos dirían que la ha sobreexplotado); primero, triunfó con las tres películas que adaptaban El Señor de los Anillos (con Oscar a la mejor película para El retorno del rey incluido), un éxito que, precisamente, allanó el camino para que HBO se animara con Juego de Tronos. Y, después, intentó recuperar esa magia estirando El Hobbit hasta tener también tres películas.

¿Queda algo que contar que Jackson no haya tocado ya? A los néofitos de la saga puede sorprenderles, pero el director neozelandés sólo ha tocado la punta del iceberg.

De hecho, Christopher Tolkien lleva décadas viviendo de escritos que su padre dejó a medias al morir y de esbozos de lo que luego sería El Señor de los Anillos. Peter Jackson ya tiró de los Apéndices de El retorno del rey para completar la trama de El hobbit, y el propio Tolkien escribió en su momento su propia Biblia de la Tierra Media, El Silmarillion. Los responsables de la serie de Amazon tienen dónde elegir, y estas diez historias podrían ser buenas inspiraciones.

1. Los Silmarils

Silmarillion

Sólo con los mitos de la creación de la Tierra Media y las historias de los Valar, lo más parecido a dioses imaginado por Tolkien, Amazon tendría para horas y horas de contenido. Esos mitos fundacionales se cuentan, como decimos, en El Silmarillion, y entre las primeras historias derivadas de ellos figura la del elfo Feänor y los Silmarils, tres joyas de gran poder que reunían la luz de los Dos Árboles de Valinor (de los que los Valar crearían la Luna y el Sol),

Feänor estaba muy orgulloso de su creación, hasta el punto de empezar a desconfiar de todo el mundo, creyendo que querían arrebatarle las joyas. Su historia se cruza con la de Melkor, el Valar rebelde (una figura similar a Lucifer o al Loki de la mitología nórdica, no al de las películas de Marvel), que destruye los Árboles y roba los Silmarils, que concentran la única luz que queda de ellos. Melkor, llamado a partir de ahora Morgoth, huye al norte y Feänor jura luchar contra él y recuperar los Silmarils a toda costa.

2. La caída de Númenor

Númenor fue el primer reino de los hombres, una isla cedida por los Valar en la que ese pueblo se convirtió en un hervidero de exploradores y navegantes que, con el paso del tiempo, empezó también a estar celoso de la inmortalidad de los elfos, de los que en teoría eran aliados. Los numenoreanos acabaron divididos entre los que mantenían esa alianza y los que odiaban a los elfos, entre los que se encontraban los propios reyes de Númenor.

Uno de esos reyes acabaría teniendo como prisionero, primero, y consejero después a Sauron, seguidor de Melkor, y su desafío llegó a hacerse tan grande, que Ilúvatar, el creador único de Arda (la tierra), hundió la isla en el mar. Es la traslación a la Tierra Media del mito de la Atlántida. Los numenoreanos que sobrevivieron fundaron los reinos de Gondor y Arnor, y otros se quedaron como seguidores de Sauron.

3. Los Anillos de Poder

Tres anillos para los reyes elfos bajo el cielo.

Siete para los señores enanos en casas de piedra.
Nueve para los hombres mortales condenados a morir.
Uno para el Señor Oscuro, sobre el trono oscuro
en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras.
Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos,
un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas
en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras.

Este poema explica qué son esos Anillos de Poder a los que pertenece el Anillo Único que Frodo debe destruir en El Señor de los Anillos.

Los forjaron los elfos siguiendo las instrucciones de Sauron y puede sacarse una serie de las consecuencias que dichos anillos acaban teniendo en sus receptores. Los reyes humanos, por ejemplo, acabaron tan consumidos por su poder que se transformaron en los Nazgûl, los Espectros del Anillo, esclavos fantasmales al servicio de Sauron, y en otros momentos de El Señor de los Anillos descubrimos que tanto Gandalf como Galadriel tienen sendos anillos de los que les correspondían a los elfos.

4. Los viajes de Aragorn

Cuando Frodo y sus amigos hobbits se encuentran con Aragorn en la posada del Pony Pisador, sólo lo conocen por su apodo, Trancos, y les parece un humano con un aspecto bastante amenazador. Entonces no saben que, en realidad, es descendiente de los numenoreanos y heredero de Isildur al trono de Gondor, y que como tal, su madre lo llevó a Rivendel, tras la muerte de su padre, para esconderlo entre los elfos.

Allí se enamorará de Arwen, hija de Elrond, pero sólo podrá casarse con ella si consigue unificar los reinos de Gondor y Arnor. Así que Aragorn abandona Rivendel y viaja por toda la Tierra Media, luchando contra las huestes de Sauron y adquiriendo sabiduría.

5. Beren y Lúthien

Cviayzvw8aan88k 0

La gran historia de amor de la saga de Tolkien es la de Beren y Lúthien, un humano y una elfa que son algo así como los Tristán e Isolda de la Tierra Media. El padre de ella desaprueba su unión, así que ambos huyen y viven todo tipo de aventuras. Entre ellas figura la recuperación de un Silmaril de manos de Morgoth. Es una de las baladas más importantes de todas las que se incluyen en El Silmarillion, antecesora clara del romance posterior entre Aragorn y Arwen, humano y elfa.

6. Las desventuras de Túrin

También las guerras contra Morgoth dejan historias como la de Túrin, que sufre la maldición que el ente malvado lanzó contra su padre, Húrin, y que se convierte en un guerrero de gran fama y, al mismo tiempo, con tendencia a entregarse a la ira. Una parte importante de su historia es su aprisionamiento a cargo del dragón Glaurung, y enfrentamiento posterior contra él. El otro gran dragón de las historias de Tolkien es Smaug, al que Bilbo Bolsón derrota en El Hobbit.

7. La odisea de Eärendil

El padre de Elrond era Eärendil, una especie de Ulises de la Tierra Media, marino experimentado que partió hacia Valinor, la tierra de los Valar, para solicitar ayuda en la guerra de humanos y elfos contra Morgoth. En sus viajes por el mar, llevaba en su barco el Silmaril que Beren y Lúthien habían arrebatado a Morgoth. Los Valar le concedieron la ayuda que pedía, y lanzaron la gran ofensiva contra el señor oscuro original.

El destino final de Eärendil sería vagar eternamente por el cielo con el Silmaril, convertido en estrella, y ser el guardián del Sol y la Luna. Fue el primer personaje que Tolkien creó de su mitología.

8. El pasado de Galadriel

d

De todos los elfos que conocemos en El Señor de los Anillos, la más poderosa es Galadriel, la señora de Lothlórien. Suyo es uno de los anillos de poder, Nenya, pero es muy consciente del nexo de unión que tiene con Sauron y lo utiliza en muy contadas ocasiones. Hasta intenta esconder los tres anillos entregados a los elfos para impedir que su poder sea todavía mayor. Se marchó de Valinor porque deseaba ver la Tierra Media y gobernar su propia región.

9. Tom Bombadil

Más que para serie, este personaje podría perfectamente aparecer en algún episodio para solventar que Peter Jackson lo dejó fuera de la película de La comunidad del anillo. Es uno de los favoritos de los lectores de Tolkien aunque aparece brevemente en el primer libro, ofreciendo refugio a los hobbits cuando atraviesan el Bosque Viejo. Es alguien proclive a las canciones y alegre, pero su verdadera identidad es un misterio. Es capaz de llevar el Anillo Único sin que le afecte, y se dedica a proteger el bosque y a todas las criaturas que viven en él.

10. La caída de Moria

Uno de los lugares más inquietantes de todos los que visita la Compañía del Anillo son las Minas de Moria, antiguo reino de los enanos que cayó en desgracia después de que su codicia por excavar mithril los llevara a despertar al balrog, un demonio ancestral de fuego. De su caída puede extraerse también una serie, a lo mejor hasta puede ser el spin-off al que Amazon se ha comprometido.

O pueden probar a contar cómo queda la Comarca tras la Guerra del Anillo, cuando Frodo y Sam vuelven a casa y tienen que reconstruir una región saqueada y destruida por las huestes del mago Saruman. Material para adaptar a una serie de televisión, o varias, hay de sobra ya sin salir de las historias que Tolkien cuenta en El Silmarillion, que ya fue publicado póstumamente. Si Amazon afirma que trabajan con la idea de centrarse en periodos anteriores a La comunidad del anillo, es probable que opten por ese camino.

En Magnet | Las 19 influencias que inspiraron a Tolkien para crear la mitología de El Señor de los Anillos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos