Compartir
Publicidad

Las telecos se han cansado de la burbuja del fútbol y no sabemos si la fiesta la paga Netflix o Mediapro

Las telecos se han cansado de la burbuja del fútbol y no sabemos si la fiesta la paga Netflix o Mediapro
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Pagarías 60 euros por ver todo el fútbol? Es lo que te pregunta Vittorio Colao, consejero delegado del Grupo Vodafone. Cosas parecidas han dicho sin decir líderes de Orange y Movistar, que aunque te están cobrando unos 20 euros por sus servicios futbolísticos ese es el precio real por paquete televisivo que les va a costar a las telecos en base a los precios que ya se apuntan para los próximos tres años de Champions y Liga.

¿Cómo que me están cobrando menos? ¿Están en pérdidas? Pues sí. Vodafone ha sido la más explícita en cifras. A día de hoy los costes del fútbol les rondan los 240 millones anuales, y los 400.000 clientes que contratan la oferta deportiva sólo les reportan 192 millones. Si no está afectando a sus cuentas es porque… bueno, ¿sabes esas subidillas de cuatro o cinco euros por cliente de cualquier producto que han hecho las telecos en los últimos años en base a una “mejora de servicio”? Básicamente estamos entre todos pagando esa inflación del fútbol.

¿Y entonces por qué no pasan del fútbol? La dura realidad es que a Vodafone le saldría a cuenta perder a esos clientes, pero tiene miedo de ser la primera en dar el paso, quedarse fuera y salir por ello perjudicada. Orange, aunque afectada por los precios, no se puede permitir esa fuga. La situación ha cambiado porque ahora Movistar (la que más afiliados tiene y con diferencia) también está amenazando con aliarse con las otras dos en protesta y no presentarse a concurso.

¿Qué concurso? Los de los derechos del fútbol que organiza Mediapro, dirigida por Jaume Roures y propietaria actual de los derechos domésticos tras adquirirlos a la UEFA. Mediapro acaba de pagar 1.100 millones en verano por tres años de Champions y 1.300 por la Liga. Son subidas de un 30% con respecto a los precios del año pasado cuando, según cálculos de Vodafone, ya entonces tendrían que haber pedido cifras inferiores para ajustarse a la demanda española.

¿Qué opina la UEFA? La UEFA dice que cayendo parriba.

¿Y qué está pasando en otros países? Las operadoras españolas se acuerdan mucho de Reino Unido, donde en la última subasta de los derechos de la Premier League se bajaron los precios un 15% y las telecos como Sky solucionaron sus correspondientes agujeros de déficit. Con aquella bajada sanearon y equilibraron balances, pero a costa de… el dinero que entra a los clubes.

Y pasamos a la burbuja del fútbol. Porque esto es una fiesta para la UEFA, pero también para los Cristianos, los Bales o esos pipiolos de 18 años que apuntan maneras y que están cobrando ya tres veces más por su fichaje que un David Beckham en 2003. Alguien va a tener que pagar.

O eso o entra Netflix. O Amazon. O Facebook. Porque Mediapro no se va a poner muy exquisito con quién será esa nueva ventana que decida invertir millones de euros para darle a sus plataformas los derechos del fútbol, con paquetes de precios diferenciados en los distintos formatos, eso sí. Todo apunta a que las OTT van a pasar de comprar fútbol en España, al menos es lo que hicieron en Reino Unido.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos