Compartir
Publicidad

Los hombres pueden hacer huelga el próximo 8 de marzo. Otra cosa es que deban

Los hombres pueden hacer huelga el próximo 8 de marzo. Otra cosa es que deban
84 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Huelga del próximo 8 de marzo ya está totalmente garantizada para quien quiera seguirla. Como ya explicamos aquí va a ser un acto internacional y transversal: se espera que haya paros laborales, convocados por distintos sindicatos, pero también paros de consumo, de cuidados, de tareas domésticas y estudiantil.

¿Pueden hacer huelga laboral ese día los hombres? Sí. Sería ilegal hacer una convocatoria de paro laboral, de huelga general, y discriminar a los convocados por razón de género. Por eso los hombres están también llamados a la huelga.

¿Y deben? Esa es la segunda parte. Aunque estén convocados por los sindicatos no lo están desde el movimiento feminista. Así lo han dicho fuentes de las organizaciones: si los hombres, feministas o no, se sumasen a esa huelga, estarían de hecho boicoteando el objetivo de la convocatoria, que es mostrar los huecos que dejarían las mujeres si no hiciesen lo que hacen cada día y visibilizar que “sin nosotras se para el mundo”. Claro que, si lo que un hombre quiere es trolear, los sindicatos cubrirían tu falta ese día.

¿Entonces ese día los tíos no pintan nada? Al contrario, lo que ocurre es que su rol es otro. Si un hombre quisiera apoyar este movimiento social lo que debería hacer ese día, según defienden desde la organización convocante y como opinan también desde la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género (AHIGE), es aceptar que no se trata de su convocatoria (aunque legalmente esté registrada así) y facilitar en todo lo posible a las mujeres a su alrededor que paren en todos sus ámbitos.

¿Y con algún ejemplo más concreto? Dice AHIGE que, si eres jefe, no descuentes el día ni tomes represalias; si eres profesor, no pases lista; si eres compañero, ayuda a hacer el trabajo asalariado de la compañera que está de huelga; y si eres familiar o amigo, cubre el trabajo doméstico de las mujeres que te rodean.

¿Y qué pasa con las personas trans? Precisamente por esa imposibilidad de discriminación de género de la huelga general, por la que están llamados trabajadores y trabajadoras, cualquier mujer trans, aunque no haya hecho todavía la transición a ojos de la Administración, está llamada a secundar la huelga.

¿Y hay otros modelos? Haberlos haylos. Por ejemplo, Cifuentes ha propuesto que, para visibilizar el trabajo de las mujeres, ese día ellas hagan huelga a la japonesa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio