Compartir
Publicidad

Los internautas quieren salvar a 10.000 perros y gatos de ser devorados en China. Es posible que lo consigan

Los internautas quieren salvar a 10.000 perros y gatos de ser devorados en China. Es posible que lo consigan
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada año por estas fechas se celebra en la ciudad-prefectura china de Yulin un festival en el que se sacrifican más de 10.000 perros y gatos enjaulados en lamentables condiciones. Una "tradición" que coincide con el solsticio de verano, pero que apenas tiene unos años de existencia.

Cada año por estas fechas se emprenden campañas para denunciar un festival que las autoridades chinas o no reconocen o ignoran, dependiendo de la presión internacional. Pero este año, entre el apoyo de famosos como Ricky Gervais y varios millones de internautas puede que cambien las cosas. No sería la primera vez que Internet detiene un festival así.

¿Qué es el Festival de la Carne de Perro de Yulin?

No es una tradición antigua, aunque China tenga un largo historial de comer carne de perro. El festival de Yulin (una agrupación de zonas urbanas y agrícolas de casi 7 millones de habitantes en la región de Guangxi) se remonta a 2009, según CNN. O a los años 90, según el portal gubernamental China.org.cn, que en el texto del enlace pedía a los activistas que mantuviesen un perfil bajo en sus protestas. Pero con frases tan contundentes como ésta:

Al contrario que los occidentales, que siempre han considerado a los perros compañeros, "el mejor amigo del hombre", los chinos sólo han tenido perros guardianes, perros de caza y perros para ser comidos.

La ciudad cuenta con al menos ocho mataderos de perros que hacen horas extra durante la celebración. Incluso los vendedores acaban con los animales delante de los clientes, con métodos crueles. Los perros carecen de agua y comida durante el transporte hasta la ciudad y los días previos a la celebración; se hacinan en jaulas minúsculas y presentan evidentes muestras de maltrato y falta de cuidados elementales.

¿De dónde salen los perros?

Secuestro de perros

Los vendedores secuestran a los perros y gatos en las calles de las ciudades y las granjas de la zona, sin pararse a mirar si pertenecen a alguien o son perros callejeros o asilvestrados.

¿Por qué no los venden ya cocinados?

Porque gente así antes mataba a los perros directamente, en vez de secuestrarlos. El problema es que usaban veneno o dosis excesivas de tranquilizantes para hacerse con los perros y el resultado era carne tóxica. El miedo a ser envenenado por carne de dudosa procedencia ha hecho que los degustadores de perros prefieran adquirirlos mientras aún están vivos.

Pero, ¿es legal?

Camion

Más o menos. China no tiene leyes que prohíban comer animales domésticos o prevengan el maltrato animal. En los últimos años se han aprobado medidas de caracter local para garantizar la salubridad en el transporte de animales, pero tampoco se están poniendo los medios para que se cumplan.

Más aún, las autoridades de Yulin, hasta ahora permisivas con el festival, han pasado de negar la existencia del festival el pasado año a asegurar hace unos meses que no se celebraría. Sin embargo, los preparativos para la matanza del 21 de junio al 22 de junio ya están en marcha.

¿Qué se está haciendo para pararlo?

Unas cuantas ONG, dentro y fuera de China, llevan años protestando por todas las vías posibles para detener la matanza. Desde la presencia in situ de activistas y rescatadores de perros hasta peticiones a la Casa Blanca, al gobernador de la ciudad-prefectura, al presidente chino, y a famosos para que se unan a la campaña y denuncien públicamente el festival. La idea es que la presión internacional obligue a las autoridades chinas a tomar medidas.

Este año la campaña empezó en mayo, tanto dentro como fuera de China, y el ruido online aumenta según se aproxima la fecha. Ricky Gervais o la cantante Leona Lewis son dos de los famosos más destacados este año en la denuncia del festival. Con un aliado indirecto: el Papa Francisco, que acaba de publicar la encíclica Laudato Si, en la que se recogen mensajes como éste:

¿Cómo puedo colaborar?

¿Puede pararse con una campaña online?

Sí. En los dos últimos años se ha celebrado, pero sin tanto éxito como en ediciones anteriores (sobre todo por la presencia de activistas sobre el terreno). Y, más importante, una campaña parecida ya hizo que en otra región de China, Jinhua, se cancelase en 2011 un festival idéntico y mucho más veterano: llevaba celebrándose 600 años. Es posible.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio