Compartir
Publicidad

Mickey Mouse pierde su esencia: es ya un producto más orientado a adultos que a niños

Mickey Mouse pierde su esencia: es ya un producto más orientado a adultos que a niños
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mickey Mouse se hace mayor. El ratón que impulsó la carrera de Walt Disney y que acaba de cumplir 90 años está dejando de ser un personaje animado para convertirse más en un icono comercial para los adultos. 

¿Cómo lo sabemos? Por el viraje que la compañía está dando a las marcas a las que les está concediendo la licencia de la franquicia “Mickey Mouse & Friends”, en la que se engloba la gran familia de Donald, Pluto y compañía. El que fuera hasta hace apenas un par de décadas la referencia universal de la infancia se está orientando a un tipo de producto más adulto y exclusivo, casi como un híbrido entre el oso de Tous y Hello Kittie, y permitiéndose incluso algunos flirteos con una imagen más oscura de la marca y el personaje.

Por ejemplo: el nuevo bolso de Gucci , con un valor de 4.500 dólares (y una carga irónica y capitalista asociada notable), sus gamas de ropa de diario para adultos en Uniqlo y Opening Ceremony, los kits de maquillaje para L’Oréal y Maybelline o los nuevos cascos Beats, con el personaje como dibujo estampado. Son sólo algunos productos recientes que muestran la intensificación de una tendencia que comenzó en los años 2000 y que ha hecho aparecer al muñeco en prácticamente todas las marcas de fast fashion y buena parte del mercado de las joyas y de las pasarelas.

Es más habitual que una madre le compre a sus hijos peluches y pijamas de Dora la Exploradora o La Patrulla Canina mientras se compra para sí misma alguna camiseta de Mickey Mouse.

Pero, ¿cuánto es Mickey a día de hoy para su propia empresa? Pues exactamente 3.233 millones de dólares anuales a fecha de 2017 en ingresos totales (que no beneficios) sólo por los productos de retail, excluyendo sus ingresos generados en programas audiovisuales, apps o videojuegos, entre otros. Una cifra nada desdeñable, pero que estará levantando ampollas entre sus inversores al saber que es la mitad de lo que Mickey estaba generando en 2004, cuando se celebraba su 75 aniversario. 

¿Y Mickey frente al resto de franquicias de Disney? Mickey sigue siendo el rey, pero poco le queda para perder ese puesto: a esos 3.233 millones le siguen los 2.403 de Star Wars, los 2.133 de las Princesas Disney (de ello al menos más de la mitad es exclusivo de Frozen) y los 1.649 millones de Winnie de Pooh. Según el informe financiero anual de la compañía, y sin especificar cantidades, le seguirían los personajes de Disney Channel, Cars, Spider-Man, Vengadores, Nemo y Disney Classics.

Sí, son cifras loquísimas, pero hemos de tener en cuenta que Disney es el rey de las licencias: su cuota de mercado en este sector es de casi 60.000 millones de dólares, más de la mitad de todo lo que se mueve en licencias mundialmente cada año. Como vemos, Mickey se va quedando atrás dentro del grupo, claro que The Walt Disney Company no era años atrás el megaemporio del entretenimiento que es ahora.

¿Y cuál es el futuro de Mickey? Pese a todo, uno muy próspero. Es sabido que en 2024 los primeros cortos de Disney entrarán a dominio público (pese a que la compañía ha peleado contra esto con uñas y dientes), pero Mickey sigue siendo una marca registrada, con lo que, aunque algunos medios puedan difundir los cortos, no podrán usar sus nombres o personajes. Mickey Mouse ha sido un personaje de ficción, una mascota corporativa y un icono visual. Los últimos movimientos de Disney, cuya insignia allá donde vaya sigue siendo la silueta del ratón, muestran que se están volcando con esta última dimensión del dibujo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio