Los museos se están yendo a OnlyFans: es la única plataforma que no censura el arte desnudo

Los museos se están yendo a OnlyFans: es la única plataforma que no censura el arte desnudo
75 comentarios

OnlyFans ya no es lo que era. Si bien la gran mayoría de contenido que podemos encontrar entre sus paredes virtuales son desnudos, escenas de sexo explícito y venta de contenido pornográfico, ahora ya es posible encontrar desde un curso de cocina a un monólogo cómico o clases de inglés. La red social ha servido de escape para compartir y monetizar todo tipo de contenido, no sólo de temática erótica.

Y ahora, a la plataforma se le ha sumado un miembro inesperado: la Oficina de Turismo de Viena. Espera, ¿qué está pasando? ¿Only Fans convertido en una galería de arte?

Sí. La institución está publicando allí algunas de las obras de arte históricas de la ciudad en su servicio de suscripción, incluidas piezas de Egon Schiele y Amedeo Modigliani que representan a personas desnudas o parcialmente desnudas. ¿Por qué? La junta y algunos de los museos de Viena habían publicado previamente imágenes de sus obras en redes sociales como Facebook, Instagram y TikTok con fines promocionales, pero se eliminaron y, en algunos casos, las cuentas se cerraron.

Estas obras de arte "ofensivas" incluyen la Venus de Willendorf, una figura de piedra caliza de una mujer de 25.000 años de antigüedad. Facebook eliminó una foto de ella de la página del Museo de Historia Natural de Viena hace varios años por ser "pornográfica". También está Liebespaar, la pintura de Koloman Moser de principios del siglo XX, que el Museo Leopold incluyó en un video que celebra su aniversario en septiembre. El vídeo fue bloqueado por los algoritmos de Instagram y Facebook. "Es una combinación de detalles del trabajo y sentimientos escritos que evoca la pintura. Muestra a una pareja desnuda abrazándose. Es realmente dulce", defendía Christine Kociu, gerente de redes sociales del museo.

"Liebespaar", de Koloman Moser.
"Liebespaar", de Koloman Moser.

Aunque la desnudez generalmente no está permitida en Instagram o Facebook, las plataformas a veces hacen algunas excepciones. Por ejemplo, las pautas de la comunidad de Instagram recalcan:

"Las fotos en el contexto de la lactancia materna, el parto y los momentos posteriores al parto, situaciones relacionadas con la salud (por ejemplo, posmastectomía, concientización sobre el cáncer de mama o cirugía de confirmación de género) o un acto de protesta son permitidas. La desnudez en fotos de pinturas y esculturas también".

TikTok también señala que "puede permitir excepciones" a su prohibición de desnudez y contenido sexualmente explícito. Pero, a pesar de la flexibilidad de las pautas de las plataformas, los museos y otras instituciones que publican fotografías de arte a menudo en Internet han descubierto que los casos de desnudez no siempre se consideran aceptables. Parte de la razón podría ser que en las redes sociales, la censura es menos una cuestión de opinión pública que la sensibilidad de la inteligencia artificial, que se utiliza para marcar contenido que viola las pautas.

Esta no es la primera vez que la oficina de turismo austriaca se pronuncia públicamente contra la censura. En 2017, la junta se acercó a varias ciudades con una propuesta para mostrar anuncios a gran escala con retratos de desnudos de Egon Schiele, un artista austriaco de principios del siglo XX conocido por sus vigorosas representaciones de la forma humana.

Y claro, los funcionarios de Inglaterra y Alemania consideraron que las imágenes eran demasiado explícitas. Al final, la oficina de turismo de Viena decidió aprovechar el rechazo de otra manera. Los carteles aparecieron en Londres, Hamburgo, Colonia y la ciudad de Nueva York con ciertas partes del cuerpo ocultas por tiras de texto que decían: "Lo siento, tengo 100 años, pero todavía hoy es demasiado atrevido".

Arte vs. Tecnología alrededor del mundo

Viena no es la única ciudad cuyo arte ha sido censurado en Internet. Muchas obras de arte, de todo el mundo, han sido destruidas por la inteligencia artificial como pornografía. Facebook eliminó fotografías publicadas por el Museo de Bellas Artes de Boston (cuerpos desnudos de Imogen Cunningham), el Museo de Arte de Filadelfia (de una pintura de Evelyne Axell en la que una mujer está lamiendo un helado) y el Metropolitan Museo de Arte de Nueva York (de una pintura de 1917 de una mujer desnuda de Amedeo Modigliani).

De hecho, en 2011, Facebook desactivó la cuenta del maestro Frédéric Durand-Baïssas después de que publicara una imagen del cuadro L'Origine du Monde, de Gustave Courbet, que es un primer plano de los genitales y el abdomen de una mujer mientras ella yace en una cama. Durand-Baïssas demandó a Facebook, alegando que la empresa violó su libertad de expresión cuando desactivó su cuenta, pero el gigante tecnológico negó su acusación. En 2018, el tribunal dictaminó que Facebook tenía la culpa, pero no otorgó ningún daño al demandante.

Todo esto nos recuerda a otro intento de lanzar una plataforma para el arte sexualmente sugerente. El verano pasado, PornHub inició la guía Classic Nudes, una aplicación que permitía a los usuarios encontrar imágenes de desnudos en las instituciones de arte más reconocidas del mundo. Los museos no respondieron bien a esa iniciativa. El Louvre en París, la Galería de los Uffizi en Florencia y el Museo Nacional del Prado en Madrid amenazaron con demandar a PornHub por sus recreaciones de cuadros famosos en sus fondos, entre ellos la Venus de Urbino de Tiziano (1538).

En realidad y, según cuenta la institución austriaca, la cuenta de OnlyFans no es una solución permanente, sino más bien una protesta contra la censura y un llamado al debate. "Cuestionamos este tipo de censura, porque creemos que no es una buena idea dejar que un algoritmo determine nuestro legado cultural", explicaba Helena Hartlauer, portavoz de la institución. "Podría llevar a una autocensura inconsciente, cuando los artistas comienzan a hacer arte de manera diferente o los coleccionistas ensamblan sus colecciones de una manera diferente porque saben que una herramienta tan fuerte como las redes sociales no mostraría ni promovería ciertos tipos de arte. Esto es aterrador", agregaba.

Mientras tanto, los usuarios siguen suscribiéndose al canal de OnlyFans de Viena, donde pueden incluso conseguir una tarjeta turística gratuita de la ciudad o una entrada a uno de los museos destacados, incluidos el Museo Leopold, el Museo Kunsthistorisches de Viena, el Museo Naturhistorisches de Viena y Albertina. OnlyFans ya no es lo que era.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio