Compartir
Publicidad

Por qué el video de Amarna Miller es puro cherry picking para hacerte creer que España es un país que no es

Por qué el video de Amarna Miller es puro cherry picking para hacerte creer que España es un país que no es
Guardar
78 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ha gustado a cientos de miles de personas. A Risto Mejide y Rubén Sánchez. Y hasta a Pablo Iglesias, que no ha dudado en comentarle a la actriz protagonista por Twitter lo contento que está del resultado del video promocional del Salón Erótico de Barcelona. Amarna Miller (bueno, el video es de ella, ¿no?) nos explica, punto por punto, los temas por los que España es un país defectuoso en general e hipócrita en particular.

Un video que se ha viralizado con tanta fuerza en tan poco tiempo tiene que haber dado en el hueso de algo que muchos sienten como cierto. Pero, ¿estamos seguros de que todas las aseveraciones del spot son verdaderas? ¿Está España representada en esta "Patria" que nos presenta aquí el negocio del espectáculo porno? Vamos a verlo.

1) Un país que ama la vida pero permite que se mate en nombre del arte

1

Desde luego, el asesinato como espectáculo es más que cuestionable en pleno siglo XXI. Pero España no está sola. En países como México, Venezuela y nuestros vecinos de Francia se sigue ofreciendo toreo con muerte. En las islas Feroe se mata a ballenas como parte de un ritual estival, y en festejos similares se mata a perros en China y a cabras y búfalos en Nepal.

En cuanto a la aceptación del toreo en España, en este reportaje explicamos con cifras cuál es su situación actual. Sí, la tauromaquia está oficialmente considerada arte, igual que lo ha estado en Francia hasta ayer. Una buena noticia para Miller: la afición al toreo es minoritaria (un 7% de la población de España acude a los toros al menos una vez al año) y va a menos cada año que pasa.

Entendemos que Miller, cuando habla de un país que "ama a la vida", está refiriéndose a los colectivos y políticas provida. Pero debemos recordar que contamos, a día de hoy, con una ley del aborto a la cabeza de permisividad si la comparamos con otros países del mundo (aunque algunos intenten tumbarla), con una de las natalidades más bajas del planeta y con muy pocas ayudas estatales a la natalidad. No se puede decir que en España haya una obsesión nacional por la fertilidad.

2) Indignado por la corrupción pero que sigue votando a ladrones

2

Para muchas personas resultará ofensivo ver cómo buena parte de los votantes españoles siguen apoyando en las urnas a grupos políticos con casos como los EREs de Andalucía o, simplemente, un partido que está llamado al banquillo por corrupción. Pero como bien sabe Amarna Miller, el voto en España ha cambiado mucho, y sería faltar a la verdad creer que partidos como Podemos o Ciudadanos no han crecido al calor del descontento por la corrupción, segunda mayor preocupación tras el paro según los españoles en la última encuesta del CIS.

Ocho millones de votos, entre un 39 y un 43% menos de apoyo a PP y PSOE respectivamente en apenas cinco años, es lo que ha perdido el bipartidismo, lo que son unas cifras espectaculares para cualquier democracia consolidada (y motivos suficientes para entender los dolores de cabeza de Pedro Sánchez). Aunque, todo sea dicho, a veces no está vinculada necesariamente a los municipios salpicados por corrupción.

3) Donde se salva a los bancos que desahucian a miles de familias

3

Sí, el rescate a la banca española habrá costado unos 100.000 millones de euros. Y no han devuelto casi nada. A efectos prácticos el país la nacionalizado las pérdidas de empresas privadas (y públicas) que, después a su vez, han echado de sus casas a cientos de miles de familias.

Y Alemania inyectó 144.150 millones a sus bancos; y Reino Unido fueron 122.800 millones. Y Estados Unidos se dejó casi todo el PIB del país y así hasta completar prácticamente todo el panorama económico mundial. ¿Los desahucios españoles han sido los más duros del panorama internacional? Sí, el Salón Erótico de Barcelona hace bien en apuntar a este problema. Aquí contamos con peores condiciones (en cuanto a normativa favorable al parado o derechos de moratoria de pago) que en otros países y el drama ha sido, en proporción con su población, mucho mayor que en otros territorios, incluída Grecia.

4) Un país que se dice laico mientras le pone medallas a las vírgenes

4

¿España es un país laico? España es aconfesional, pero no laicista. Todavía estamos trabajando por erradicar algunas de las medidas de apoyo con que sigue contando la Iglesia Católica de facto en este país por gobiernos de diferente signo (no es sólo la exención del IBI, también están la subvención a los centros escolares concertados, el hecho de que los ministros sigan jurando el cargo o el problema de la asistencia religiosa en las Fuerzas Armadas).

Pero, de nuevo, no es que estemos a la cola en cuanto a desvinculación entre Iglesia y Estado en nuestro entorno. Estamos en la misma situación que Finlandia o Alemania, que también afirman ser aconfesionales pero mantienen una relación algo ambigua para ciertos puntos, como la financiación. Ah, y Dinamarca y Noruega tienen religión oficial. Y en EEUU, que fue el primer país en no tener religión oficial, se celebra todos los años una misa católica a la que se apuntan muchos políticos del país.

No nos han llegado otros casos, sólo el de la Virgen querida por la policía nacional. Pero cabe la posibilidad de que, en algún recóndito lugar de países católicos como Venezuela, Colombia o Filipinas (ahí están muy locos) haya habido también otros ejemplos de premios a santos y vírgenes. Sin ir más lejos, los británicos tienen una condecoración creada expresamente para animales desde hace 60 años. ¿Mola más dar medallas a seres vivos que a objetos inanimados? Desde luego, pero si es por medallas no del todo formales, ahí está.

5) Trata a los que emigran como héroes y a los inmigrantes como basura

5

Sí, es cierto que los temas que tratan el tema de los expat tiene en algunos casos un tono casi heroico, de lucha por la supervivencia y martirio. Pero tenemos otra buena noticia para Miller: la aceptación de la inmigración es mucho mayor que en otros países. Según el observatorio de Gallup y a cifras de 2014, somos los primeros de Europa y los novenos del mundo en cuanto a aceptación de la inmigración. También creemos que nuestro país es bueno para los que vieran venir a vivir, y en general lo llevamos bien con respecto a otros países vecinos, como Italia o Francia.

Aunque habría que matizar que, por el tipo de tolerancia que nuestro país ha de practicar (pasiva, acogemos a menos gente que otras naciones con mayor tradición inmigratoria) se hace más fácil que la respuesta sea positiva. Por supuesto, esto no significa que no exista el racismo en nuestra sociedad. Podemos leer noticias al respecto cada día. Es una lacra a erradicar. Pero, de nuevo, si el problema es el racismo, no podemos referirnos a España como caso aislado, y los inmigrantes de países como Suecia o Hungría sabrán que España no es, ahora mismo, el que peor lo está haciendo en el viejo continente.

6) Los que se suponen guardianes de la moral pueden llegar a ser los más peligrosos

6

Sí, en España se han destapado en desde hace décadas algunos graves incidentes de abuso sexual por parte de distintos miembros de la Iglesia Católica. Este organismo arrastra una mala fama por los casos de pedofilia. Y es merecida, al menos en el sentido de que sabemos que, durante décadas, fueron conscientes del problema y su principal acción fue durante mucho tiempo ocultar las cifras y relocalizar a los culpables en otros países sin quitarles el hábito. Y eso quiere decir, claro, que estos casos no son exclusivos de España.

En Irlanda, Australia y Estados Unidos (ojo, un país donde el catolicismo no es mayoritario) es donde se han encontrado el mayor número de casos, y los países latinoamericanos tampoco se quedan atrás en la gráfica. Este sigue sin ser un signo de hipocresía exclusivamente nacional, sino un problema mundial.

7) Donde la prostitución aún no es legal pero cada año crece el número de clientes

7

Por lo opaco de este tema es difícil dilucidar si la clientela ha aumentado. Algunas estadísticas, como la de Médicos del Mundo, dicen que sí, y cada cierto tiempo aparecen declaraciones de distintos individuos particulares que anuncian que cada vez son más los jóvenes que acuden a la prostitución para terminar sus noches de fiesta. Cuando hablamos con el colectivo Hetaira, asociación que trabaja mano a mano con las trabajadores sexuales, nos explicaron que es imposible medir algo así. Pero que, en cualquier caso, si había aumentado la clientela, no habría sido algo significativo. Ah, y que el perfil del putero sigue siendo como siempre: amplio y variado.

La prostitución no es legal, pero tampoco ilegal, es alegal o tiene una legalización parcial, como en muchos países el mundo. Como ya nos comentaron aquí, son muchas las prostitutas que a día de hoy están adscritas a la seguridad social. Vaya, que cotizan y pagan sus impuestos. Por la misma fórmula se rigen los prostíbulos más visibles, en los que se pide una licencia de hostelería y cada trabajadora sexual trabaja como autónoma (paga la habitación y el local se lleva lo que cada mujer consiga venderle a su cliente en copas). El principal problema es el de que no tributan por su verdadera categoría laboral, cosa que puede acarrear varios problemas.

8) Un país tolerante pero donde un árbitro recibe amenazas de muerte por ser gay

8

Una noticia de hace un par de semanas: Jesús Tomillero se encuentra bajo protección policial por las nuevas amenazas de muerte que ha recibido. Sí, un caso ejemplar de la peor homofobia, de aquellos que no pueden soportar que otra persona tenga otra tendencia sexual a la suya. Y, por supuesto, la aceptación de las personas LGBT tiene mucho camino por andar en un país en el que, siendo como es el fútbol tan importante, aún no conocemos a ningún futbolista relevante que sea abiertamente gay.

Dicho esto, y siempre en comparación con otros países, somos referente mundial en aceptación social. Tenemos una de las legislaciones al respecto más avanzadas (hay quien dijo que era muy pronto para la Ley de Matrimonio de Zapatero, y aun así fue adelante, y fuimos los terceros de todo el mundo en aprobarlos) y una tolerancia entre la población envidiable para muchos de nuestros países vecinos, algunos mejor vistos en términos democráticos que España.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos