Publicidad

El problema de la no proporcionalidad: Jeff Bezos sólo ha pagado 18.000$ por aparcar mal durante tres años

El problema de la no proporcionalidad: Jeff Bezos sólo ha pagado 18.000$ por aparcar mal durante tres años
91 comentarios

WUSA49, subsidiaria de CBS,  ha publicado que Jeff Bezos ha acumulado 564 multas de tráfico durante los tres años en los que han tenido lugar las obras de reforma de su nueva casa en Washington. Es decir, 18.000 dólares, o el precio de un coche nuevo, por hacer lo que le plazca con su vehículo, entre otras ignorar las prohibiciones de aparcamiento, hacerlo también en zonas reservadas para los residentes, bloquear los pasos de cebra y también las aceras por las que transitan los peatones.

Le ha salido barato: el coste de las multas no ha supuesto más que una irrisoria partida para el hombre más rico del mundo. Sólo el coste de la adquisición y la reforma de esa nueva vivienda cuya obra que supervisaba aparcando de cualquier manera le ha supuesto 35 millones de dólares. Con ellos se ha pagado 3.150 metros cuadrados en los que le han cabido diez dormitorios, 25 baños, dos gimnasios y otra serie de espacios entre las que se incluye una sala de degustación de whisky.

¿Ha acabado ya Jeff Bezos con el hambre en el mundo? Así se llama una cuenta de Twitter con 44.000 seguidores que se actualiza periódicamente con noticias sobre la fortuna del empresario y, cada tanto, vuelve a plantear la pregunta, dado que técnicamente, y según una reduccionista lectura de la cifra propuesta por la ONU, el estadounidense podría poner fin a uno de los grandes males del planeta. Una función parecida tiene la página Gasta el dinero de Bill Gates, que actualiza su índice de precios y te permite simular cuántos Mig Macs, Ferraris, aviones y cuadros de Mona Lisa se puede costear el millonario.

Tanto a los seguidores de estos foros como a muchos otros usuarios les ha sentado mal el hallazgo de WUSA49, dado que la historia deja una profunda sensación de impunidad para unos pocos. Haciendo una sencilla regla de tres, y haciendo una media con número de multas mensuales que tuvo que pagar Bezos durante los tres años que duró el periplo, las sanciones le habrían supuesto un 12,96% de su sueldo a un estadounidense medio, mientras que para el magnate ha supuesto el 0,00000463%. Una multa, una centésima parte de un cacahuete.

Steve Jobs y los coches de usar y tirar: algunos han sacado a colación una de las anécdotas conocidas de la vida del cofundador de Apple. Jobs se aprovechó de un agujero de la legislación californiana para ir por ahí sin ponerle la matrícula a su coche. El límite para circular sin matricular eran seis meses, y su solución fue ir sustituyendo su coche por uno nuevo pasado ese período.

De cada cual, según su capacidad: en ambos casos se trata de una problemática del sistema estadounidense, aunque es trasladable a la mayoría de países, también España, hacen que el precio de sus multas no sean proporcionales a los ingresos del infractor. La foto habría cambiado mucho si Bezos hubiese sido finlandés. En 2002 Anssi Vanjoki, por aquel entonces directivo de Nokia, sobrepasó el límite de velocidad en un tramo en 20 kilómetros por hora. La multa por aquella infracción ascendió a 116.000 euros. 4 de cada 5 ciudadanos de este país emblemático por su compromiso redistributivo sigue estando a favor de la medida, y su sentimiento de justicia es mayor que el que probablemente estén sintiendo ahora los vecinos de Washington.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios