Compartir
Publicidad
¿Qué fecha de caducidad tienen aquellos productos que no tienen fecha de caducidad?
Preguntas no tan frecuentes

¿Qué fecha de caducidad tienen aquellos productos que no tienen fecha de caducidad?

Publicidad
Publicidad

Las fechas de caducidad es algo en lo que siempre solemos perder algunos segundos en el supermercado, ya sea para hacer un planning de lo que comeremos durante la semana o para hacer eso de coger el pan de molde del fondo de la estantería para coger el paquete que caduque antes.

Pero ¿qué ocurre cuando el producto que compramos no tiene fecha de caducidad? ¿Significa esto que no hace falta que nos preocupemos por ese producto y mantenerlo en casa por los tiempos de los tiempos? Pues depende de lo que compremos, pero sí que hay algunas recomendaciones para ciertas cosas que deberíamos tener en cuenta.

Bayetas y estropajos

Estropajo

Siempre compramos el clásico paquete de tres estropajos de cocina para fregar los cacharros que hemos usado para cocinar, pero... ¿cada cuanto tiempo hay que cambiarlos? Cada uno tiene sus costumbres, pero lo cierto es que las bacterias responsables de posibles infecciones alimenticias (E.coli, Salmonella y Campylobacter entre otras) se quedan en la esponja desde el primer contacto con la suciedad. Además, de ahí pueden extenderse a otros utensilios de cocina que limpiemos de la misma forma con la que otras bacterias pasan a nuestras manos con actividades igual de cotidianas.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recomienda varias cosas para desinfectar estropajos, como por ejemplo hundirlos en una solución de nueve partes de agua y una de lejía, o incluso meterlos en el microondas. Llega la hora de cambiarlas cuando aún haciendo esto el estropajo huela mal o simplemente esté demasiado deteriorado para seguir utilizándolo.

Almohadas y colchones

Almohada

Las almohadas y colchones pueden tener precios y materiales muy variados. Artículos como este del Daily Mail recomiendan reemplazar las almohadas de tu cama cada seis meses y otros alargen ese periodo hasta 2 o 3 años lavando las fundas de la almohada cada semana y la almohada misma cada tres meses.

Pero si nos vamos al conjunto de fabricantes que conforman la Asociación Española de la Cama (ASOCAMA), lo que podemos ver es que no hay ninguna recomendación estándar al respecto:

El desgaste de la almohada es mucho más evidente por lo que el consumidor puede valorar la necesidad de cambio sin dificultad.

Esa misma asociación sí que tiene una recomendación más concreta para los colchones: un máximo de 10 años entre colchones nuevos. Además también tienen un test online para que tu mismo puedas saber si necesitas cambiar de colchón en tu caso concreto.

Otras cosas que puedes hacer para alargar su vida: rotarlo 180 grados y evitar que los niños salten encima de él. Y a medida que te vas haciendo mayor la recomendación cambia: la presión que soporta tu cuerpo es cada vez menor y cuando pasas los 40 ya se recomienda cambiar los colchones cada siete años. Estas recomendaciones vienen de la agencia estadounidense Consumer Reports.

Cascos de bicicleta y motocicleta

Casco

Si te mueves en bicicleta a diario y utilizas mucho un casco para protegerte, quizás te interese saber que la Washington Area Bicyclist Association estima la durabilidad de los cascos de bicicleta modernos en hasta ocho años. Pero cuidado: si el casco ha sufrido algún impacto, puede que aunque externamente se vea bien haya sufrido deformaciones estructurales de su material. Lo más recomendable es cambiarlo cuando hayamos tenido algún golpe con él o cuando veamos que alguno de sus materiales se ha deteriorado.

Los cascos de motocicleta son más resistentes que los cascos de bicicleta: la Snell Memorial Foundation recomienda junto con varios fabricantes un periodo de cinco años teniendo en cuenta el ritmo de degradación que tienen los materiales que se usan en esos cascos. En la legislación española los cascos se homologan mediante el reglamento 22 de la ECE/UN, que no da una recomendación concreta por los diferentes materiales que tienen los cascos modernos.

Por supuesto, hay que revisar el casco si éste recibe un impacto para ver si ha sufrido algún daño estructural. Y por ese mismo motivo, muchos recomiendan no adquirir cascos de segunda mano porque no sabes nunca lo que les ha ocurrido a esos cascos.

Cepillos de dientes

Cepillos

Este es más serio: en los cepillos de dientes pueden haber muchas bacterias a la mínima que no los lavemos concienzudamente después de cada uso. La American Dental Association recomienda cambiarlos cada tres o cuatro meses siempre que utilicemos agua abundante para lavarlos y los guardemos en un lugar abierto. También recomiendan cambiar los cepillos de dientes infantiles con más frecuencia.

Esponjas de baño

Esponja

Este estudio publicado en el Journal of Clinical Microbiology nos revela la cruda verdad: las esponjas de baño (incluso las naturales hechas a partir del pepino) son auténticos nidos de bacterias. Hay que cambiarlas cada tres-cuatro semanas o en cuanto presenten cambios de color o malos olores. Aunque también se puede alargar su vida calentándolas en el microondas o hundiéndolas en lejía como en el caso de los estropajos de cocina.

Agua oxigenada

Agua Oxigenada

El agua oxigenada no es más que peróxido de hidrógeno (H2O2), que es lo mismo que decir que es agua con un átomo de oxígeno de más. En el medio ambiente se disuelve rápidamente en agua y oxígeno, algo que puede retrasarse si se guarda adecuadamente en un bote. El Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos [estima](National Center for Biotechnology Information) que el agua oxigenada puede aguantar de uno a tres años, y se reduce a 30-45 días si el bote se abre.

Para comprobar si el agua oxigenada no se ha degradado basta con echar un poco en el fregadero y ver si hace burbujas. Si es así, aún puede usarse.

Crema protectora para el sol

Crema Solar

¿No ves una fecha de caducidad concreta en un pote de protector solar? Desde uno de los blogs de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, el farmacéutico Francisco Rua comenta que dependiendo del tipo de crema su vida suele ser de unos 6 a 12 meses. Ricardo Ruiz Rodríguez, Jefe de la Unidad de Dermatología de la Clínica Ruber y Director de la Clínica Dermatológica Internacional, lo sube a 6-24 meses aclarando que depende del filtro de conexión.

Vinagre

Vinagre

Sorpresa: puede que con los años el sabor del vinagre cambie, pero éste no caduca en el sentido de que no se convierte en algo perjudicial para nuestro organismo (siempre que lo guardemos adecuadamente). Desde The Vinegar Institute, una asociación formada por la mayoría de los fabricantes de vinagre del mundo, se afirma que incluso los cambios de color o la aparición de sedimentos en el interior de la botella no son signos de que el vinagre haya entrado en mal estado. Este estudio de la Universidad de Louisiana, de hecho, menciona vinagres conservados durante más de cien años.

Sal y azúcar

Azucar

La sal es un alimento, pero hay que recordar que también es un mineral que encontramos en la tierra: Cloruro sódico, que va prácticamente como tal a nuestra mesa. Es un conservante natural y puede aguantar más que nuestras vidas enteras siempre que no la guardemos en un lugar demasiado húmedo.

Lo mismo ocurre con el azúcar, estamos hablando de puros compuestos químicos. Aunque si estamos hablando de azúcar moreno este puede presentar endurecimiento con el tiempo. Nada que no pueda solucionar medio minuto en el microondas.

Papel y papel higiénico

Papel Wc

Tanto el papel higiénico como el papel están hechos a partir de fibras de celulosa, que se puede encontrar en la mayoría de plantas y que los chinos empezaron a utilizar para hacer su propio papel desde el año 100 antes de Cristo. Eva Guggemos, archivista en la Pacific University de Oregón, explica cómo todo depende de la calidad y el origen de las fibras y el ambiente en el que se guarda ese papel, pero que existen documentos de centenares de años de edad que aguantan estoicamente el paso del tiempo.

(Algunas) bebidas alcohólicas

Whiskey

La creencia de que el vino es mejor cuanto más tiempo pase en una bodega no es del todo cierta. El fabricante San Miguel, con bodegas en La Rioja, describe el vino como "un ser vivo" que alcanza un punto óptimo de consumición para luego empezar a degradarse. Dependiendo del tipo de vino que tengamos su tiempo óptimo para abrir la botella llegará antes o después.

Harina

Harina

Si en el paquete de harina que has comprado no viene una fecha de caducidad, puedes ver lo que recomienda el fabricante Sánchez Palencia: conservarla alejada de focos de calor para que aguante unos seis meses. Si no se hace así pueden aparecer polillas y gorgojos que deteriorarán la harina con sus huevos.

Pintura

Pinturas

Yo mismo tengo un bote con pintura que lleva cuatro años en mi balcón, sometido a las inclemencias del tiempo. ¿Sigue en buenas condiciones? La agencia Consumer Reports recoge declaraciones de Debbie Zimmer, del Paint Quality Institute, quien afirma que ha visto pinturas aguantar hasta una década. Fabricantes como Glidden son más prudentes y dicen que la vida de un pote de pintura debería ser de unos dos años. En amibos sitios se recomienda no almacenar la pintura en lugares donde se pueda congelar o quede expuesta a fuentes de calor intesnsa.

Miel

Miel

No, la miel de abeja nunca caduca. Tal cual. Nuestros compañeros de Directo al Paladar ya se hicieron eco de las razones mediante un artículo del Smithsonian: este alimento tiene demasiada poca humedad y un pH demasiado ácido como para que las bacterias responsables del deterioro de los alimentos pueda sobrevivir. Además, el peróxido de hidrógeno (¡sí, agua oxigenada!) que surge fruto del tratamiento que le dan las abejas a la miel en el panel evita que crezcan microorganismos en ella.

Un dato curioso: se han encontrado potes de miel en tumbas egipcias de 3.000 años de antigüedad y en teoría esa miel todavía puede comerse.

Arroz

Arroz

Terminamos con uno de los alimentos más consumidos por la humanidad. Si se mantiene crudo y se conserva bien, un estudio de la Utah State University concluye que el arroz puede aguantar de 25 a 30 años. La mejor forma que tenemos para identificar un arroz no consumible es la de ver si hay gorgojos entre sus granos, como en la harina. El arroz integral puede estropearse antes, volviéndose aceitoso y despidiendo un mal olor.

Imágenes | gesika22, ruocaled, gudlyf, sayot, georigami, trashcore, naturesdawn, quinnanya, andrein, jeepersmedia, veisto, pagedooley, shadowarmy, benny_lin, markyharky, jimwinstead, horiavarlan
En Directo Al Paladar | Fecha de caducidad y de consumo preferente. Aclaramos las dudas para que no desperdicies comida

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio