Publicidad

La regla ahoga la productividad de las mujeres 23 días al año: hablemos de la flexibilidad laboral

La regla ahoga la productividad de las mujeres 23 días al año: hablemos de la flexibilidad laboral
29 comentarios

Publicidad

Publicidad

El Partido Demócrata Italiano abrió el debate hace un par de años: ¿es necesaria la baja por la menstruación? A pesar de que la propuesta de ley presentada por Romina Mura, Daniela Sbrollini, Maria Iacono y Simonetta Rubinato continúa en el aire, un nuevo estudio publicado por BMJ revela una relación directa entre los dolores menstruales y la pérdida de productividad en el trabajo. Los testimonios de 32,748 mujeres entre los 15 y los 45 años vuelven a poner sobre la mesa la dicotomía entre los que ven un claro derecho laboral y quienes creen que se trata de un tipo de discriminación que perjudica a las mujeres.

14% no puede ir a trabajar. Es decir, hablamos de un grupo de mujeres que no tolera el malestar derivado de la menstruación debido a la intensidad del dolor. En la mayoría de los casos tienen que medicarse y no siempre los calmantes les hacen efecto. Dentro de este porcentaje el 3,5% asegura que este síntoma se repite mensualmente. Por otro lado, un 80% de las encuestadas alega que de los 23 días al año trabajados con la regla perdieron el 33% del tiempo productivo cada día. Es decir, si sumamos ese 33% de tiempo perdido durante casi un mes, obtenemos que la pérdida de productividad se traduce en 9 días al año.

Tema tabú. El estudio anterior revela que de las mujeres que dan el paso y deciden quedarse en casa por el dolor, tan solo 1 de cada 5 le dice a su jefe la razón real por la que se ausenta. El miedo a la desaprobación o a tener que justificar un dolor considerado "natural" lleva a estas mujeres a mentir o inventarse alguna excusa.

Baja. Son varios los países de Asía como Japón, Taiwan, Corea del Sur o Indodensia donde la baja por dolor menstrual no solo está regulada por ley, sino que se concibe como algo normal. Sin ir más lejos, Japón identifica este tipo de ausentismo como un derecho laboral más desde 1947. En occidente, el último país en sacarlo a colación fue Italia y la propuesta de ley, de momento, no ha ido más allá de los titulares de la prensa.

Patologías. El hecho de que el dolor menstrual varíe de unas mujeres a otras no responde a una tolerancia mayor a menor al dolor, sino a una serie de patologías relacionadas con la regla. El informe emitido por el Hospital Universitario Ramón y Cajal determinó que al menos un 20% de las mujeres padecen Síndrome del Ovario Poliquístico, un desajuste hormonal que provoca reglas más dolorosas e irregulares. Por otro lado, la endometriosis afecta a un 10% de la población femenina y produce dolor crónico fuerte y sangrados entre reglas. Muy sonado fue el caso de Lena Dunham a la cual extirparon el útero para terminar con los dolores insoportables.

Iniciativas. Compañías como la británica Coexist han introducido de forma privada una gestión del tiempo adaptada al ciclo menstrual femenino. Así en pro de la productividad laboral de todos, no se contempla que una mujer esté sufriendo en su puesto de trabajo a causa de la regla. Bex Baxter no solo es la fundadora de Coexist, sino también la primera mujer en tomar esta decisión en Reino Unido lo que demuestra que la baja menstrual no solo es una cuestión de intenciones política, sino también de voluntad empresarial. De hecho, lo que piden el 68% de las encuestadas no es ausentarse del trabajo, sino optar a una mayor flexibilidad que les permita parar un rato o trabajar desde casa.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir