Publicidad

¿Se puede sobrevivir a una caída de ascensor si saltas en el momento adecuado? Esto dice la ciencia

¿Se puede sobrevivir a una caída de ascensor si saltas en el momento adecuado? Esto dice la ciencia
22 comentarios

Publicidad

Publicidad

Es una de las peores pesadillas: entras en el ascensor, sube varios pisos, se para y, de repente, ¡CRACK! Fallan los cables que sujetan el ascensor y se produce una caída libre. ¿Podrías salvarte saltando en el momento justo?

Caerse no es el problema porque al caerme siento paz
Es sólo cuando me doy contra suelo cuando duele

En esta situación, el punto clave es darse cuenta de que, al igual que el ascensor, tú también te estás cayendo y que cuando el suelo del ascensor se pare al chocar contra el fondo del hueco del ascensor, tú también sufrirás una parada repentina. ¿Ayudaría saltar en este caso? Podríamos probar a poner una cámara en el ascensor para que se caiga a la vez y así ver los momentos cruciales finales a cámara lenta.

Pongamos que saltas en el momento justo en el que el ascensor va a llegar al suelo. En este momento (según nuestra cámara) te estás moviendo hacia arriba con lo que llamaremos tu velocidad de salto. En este momento tan crucial, justo antes de llegar al suelo, el ascensor está descendiendo a una velocidad de ascensor determinada. Debido a tu salto, reduces la velocidad de caída respecto al ascensor y en el momento de estamparte contra el suelo la velocidad resultante es la velocidad de ascensor menos tu velocidad de salto.

Depende de la altura de la caída

Como equivalente, podemos pensar en términos de altura: ¿A qué altura estaba el ascensor cuando comenzó a caer y cuánto puedes saltar? Seamos optimistas y demos por hecho que no eres un jugador de baloncesto que puede saltar 70 centímetros. Vamos a poner varios ejemplos (a pie de página hay más información sobre la forma en la que realicé estos cálculos). 

Caída desde un piso (3 metros): con una buena sincronización, chocarías contra el suelo como si te cayeras desde 80 centímetros. Sacúdete el polvo y estarás bien. Eso sí, ¡solamente tendrás 0,8 segundos para reaccionar!

(Algunas personas sugieren tumbarse en el ascensor porque así se distribuirá la fuerza del impacto sobre todo el cuerpo. En realidad se trata de una idea terrible porque dejarás tu cabeza desprotegida. Alguna parte de tu cuerpo tiene que absorber el impacto, pero las traumatismos craneoencefálicos son la principal causa de muerte en las caídas, así que mejor que tus piernas se lleven el golpe)

ascensor (Robert V. Ruggiero/Unsplash)

Caída desde cinco pisos (15 metros): chocarías contra el suelo como si te cayeras desde 9 metros, lo que marcaría la diferencia entre muerte probable y posibilidad de sobrevivir. Este es el caso más crucial donde puede te puedes jugar la vida y solamente tendrías 1,7 segundos para reaccionar. Buena suerte.

Caída desde siete pisos (21 metros): Sería como caerte desde 14 metros. Sintiéndolo mucho, tendrías aproximadamente 2 segundos para concienciarte de que ha llegado tu hora. 

Algunos supuestos científicos

He simplificado mucho estos supuestos. Por ejemplo, he dado por hecho que se produce el mejor tiempo de reacción aunque no tengas la posibilidad de ver el suelo. En un episodio de Cazadores de Mitos mostraban la dificultad de esta hazaña, puesto que si saltas demasiado tarde ya te has estampado contra el suelo y si saltas demasiado pronto puede que te des con la cabeza en el techo del ascensor y pierdas tu velocidad de salto.

También doy por hecho que puedes saltar sin problemas impulsándote desde el suelo del ascensor, algo muy complicado puesto que la gravedad hace que te despegues del suelo des ascensor. Si te encuentras de repente en caída libre, tendrás que agarrarte a alguna barandilla para no perder el contacto con el suelo

Ascensor Caida (Crava Emanuele/Pixabay)

Sin embargo, el aire te puede salvar de otra manera. El aire que queda atrapado entre el foso y el ascensor puede amortiguar un poco la caída. Supongamos que el ascensor cae desde un altura de siete pisos: si el foso está perfectamente aislado como un pistón, el ascensor quedaría a 50 centímetros del suelo gracias a la presión extra del aire comprimido porque aguantaría su peso. 

Pero normalmente hay un hueco entre el foso y el ascensor, lo que hace que se reduzca la amortiguación. Si se produce antes de que el ascensor pueda comprimir el aire o si la presión hace que revienten las puertas inferiores, la caída será muy rápida. Según cálculos generales, para poder atrapar el aire de forma efectiva, el hueco entre el ascensor y el foso (presurizado) necesitaría tener menos de 30-50cm.

Prueba suerte y salta

Nota: Según mis cálculos, Velocidad de impacto = velocidad del ascensor - velocidad del salto. De esta manera podemos relacionar las velocidades con la altura equivalente según la mecánica newtoniana: velocidad = √(2 × g × altura) donde g es la aceleración producida por la gravedad. Substituye y resuelve por el equivalente de la altura de la caída.

Imagen: Mavis Wong

Autor: Luke Barnes, investigador para la Western Sydney University.

Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí.

Una versión anterior de este artículo fue publicada en septiembre de 2018.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir