Publicidad

TikTok ha conseguido lo impensable: que hasta los adolescentes amish abracen la tecnología

TikTok ha conseguido lo impensable: que hasta los adolescentes amish abracen la tecnología
15 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si hace unas semanas hablábamos de la presencia de boomers y creadores de octogenarios en TikTok, ahora nos encontramos con una nueva línea de contenido: amish y menonitas adolescentes de la Generación Z subiendo playbacks, vlogs e incluso memes. ¿Su objetivo? Testear internet y la vida digital para decidir si, una vez cumplidos los 20 años, se bautizan y guardan el smartphone en un cajón o continúan subiendo tiktoks.

Tiktokers amish. A pesar de que los integrantes de esta comunidad viven alejados de la tecnología y visten como si viviésemos a caballo entre el siglo XVIII y el XIX, un pequeño grupo de adolescentes está comenzando a crear contenido en la red social de referencia para la generación Z. Conscientes de que son un rara avis en TikTok, saben que tienen más probabilidades de viralizar su contenido si suben vídeos mostrando cómo es el día a día siendo amish que imitando los mismos códigos de comunicación que el resto.

Fenómeno aislado. La presencia de adolescentes amish dentro de TikTok no es un tendencia al alza, sino más bien una excepción que por su particularidad merece ser destacada. Tras bucear en la red social y buscar publicaciones en hashtag como #amish o #rumspringa nos topamos con los mismos tres perfiles que destaca este artículo The Cut: Rebecca Fisher, Amish Boy Rumspringa y Annie Mast también conocida como @amishrebel.

A pesar de que todos ellos se sitúan en plena adolescencia como la mayoría de los usuarios de TikTok, en particular, los adolescentes amish que tienen entre 16 y 20 años se encuentran viviendo lo que en su religión se conoce como "rumspringa": un periodo en el que sus padres les permiten experimentar y tener una interacción con el mundo más aperturista de lo que contempla su religión. Una vez cumplidos los 20 años, podrán decidir si pasan a formar parte de la comunidad amish o si, por el contrario, eligen otro camino para su vida adulta.

El caso de @AmishRebel. Annie Mast es uno de los casos que ha retransmitido intermitentemente y vía TikTok su "rumspringa" y posterior salida de la comunidad amish en la que se crió. Según cuenta en este vídeo, tras llevar meses subiendo tiktoks a espaldas de su familia, el ministro de su comunidad la delató y obligó a su padre a hacerla elegir entre cumplir las normas más estrictas de la comunidad y entregar su teléfono o echarla de casa. Finalmente, Mast abandonó la casa familiar y la comunidad amish de Illinois para trasladarse a Ohio donde ahora vive con otra familia más liberal y que percibe los valores de la iglesia amish de forma menos radical. Tanto es así, que según cuenta la propia tiktoker a The Cut, las redes sociales y el teléfono están integradas en su vida y en su día a día utiliza ropa normal.

Las menonitas. Este grupo de anabaptistas también tiene una pequeña representación en TikTok. A pesar de que son cristianos protestantes al igual que los amish, en su caso existe una corriente denominada "menonitas de nueva orden" que está abierta a la vida moderna "con limitaciones". Es decir, dentro de esta nueva rama hay quienes tienen televisión y teléfono y quienes no. Y, a juzgar por la explicación que la tiktoker @sherluvzpink da en este vídeo-meme junto a otras de sus compañeras, parece que en su caso tanto la tecnología como TikTok sí está permitida.

El problema de la tecnología. A excepción de los menonitas de nueva orden, los anabaptistas y más particularmente los amish consideran que la tecnología es un elemento que les distrae de las cosas importantes de la vida, tales como la familia o el trabajo en el campo. Sin embargo, hay comunidades que aceptan la inclusión tecnológica en algunas de sus formas mientras que otras rechazan incluso la electricidad o el sistema de tuberías. Este artículo publicado por The Guardian analiza el contexto general de la comunidad y recoge las declaraciones del fundador del sitio web amishamerica quien, a pesar de haber construido un espacio digital, asegura que "las soluciones instantáneas de internet pueden erosionar los valores tradicionales que los amish veneran, como la paciencia y la dependencia de su comunidad".

Mientras tanto, los adolescentes que pueden optar por vivir un proceso como rumspringa tienen la opción de testear el mundo digital y valorar si les interesa sumarse a él o seguir la senda religiosa en la que han sido educados.

Imagen: @sherluvzpink/TikTok

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir