Compartir
Publicidad

Una web te explica cómo mandar tus cenizas a un político estadounidense… si mueres por el Trumpcare

Una web te explica cómo mandar tus cenizas a un político estadounidense… si mueres por el Trumpcare
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es una de las protestas artísticas más originales que hemos visto en los últimos tiempos, sin duda también una de las más mórbidas, y aproximadamente 24 millones de estadounidenses podrían optar a ejecutar una de estas performances. Una activista y estudiante de Washington llamada Zoey Jordan Salsbury ha creado una página web, MailMeToTheGOP.com, para que rellenes con bastante sencillez los trámites necesarios para enviarles tus cenizas a Paul Ryan y otros 200 congresistas que aprobaron la reforma de ley conocida como Trumpcare.

Trumpcare: cuando realmente puedes morirte por no poder pagarte la quimioterapia

El Trumpcare es el movimiento político del partido republicano para acabar con Ley de Asistencia Sanitaria Asequible u Obamacare tal y como se había aplicado hasta ahora, y era uno de los compromisos históricos más importantes de los conservadores: erradicar el, desde su punto de vista, derrochador y socialista plan de salud nacional que instauró Obama. Aunque Trump ha tenido que pelear bastante hasta conseguir un texto que pudiera ser aprobado por el congreso, con su nueva versión exprés ha conseguido los suficientes apoyos como para que tenga que ser ratificado en el Senado.

Obamacare Replacement Brainstorming Session

Aunque Trump hablaba en campaña de un plan de salud mejorado que conseguiría al mismo tiempo beneficiar más al pueblo y recortar una importante parte de su presupuesto anual, el documento final sólo hace esto último. Cientos de miles de personas de todo signo político están protestando contra el Trumpcare, ya que empeora muchísimo el acceso a la sanidad de las personas más pobres mientras que rebaja el pago de impuestos a los norteamericanos más pudientes. Hay quien ha ido tan lejos como para hacer el cálculo: lo que se va a ahorrar cada superrico estadounidense en impuestos podrá matar a diez personas pobres.

Trumpcare va a dejar sin cobertura a otros 24 millones de ciudadanos, que sumados a los que anteriormente no contaban con un plan sanitario hace que vivan sin seguro sanitario más de 56 millones de estadounidenses, una tasa de desprotección de las más altas en los países desarrollados.

El nuevo plan encarecerá enormemente, de forma indirecta, a los pacientes que más necesitarían una cobertura barata o gratuita: los ancianos, las personas con condiciones preexistentes o con trastornos sanitarios hereditarios. Las familias más humildes perderán buena parte de las ayudas gubernamentales previas, y se erradica la obligación de contratar un seguro médico, cosa que obligaba a extender la adquisición de seguros y ayudaba a estabilizar los precios evitando la “espiral de la muerte” (a menos gente contrate el seguro, sólo la gente con necesidades médicas extremas lo solicitan y por tanto más caros serán los seguros para todo el mundo).

Envía mis cenizas al gobierno: la última venganza contra los políticos

dgh

Por eso no parece tan desubicado el plan de Salsbury: si violentas a los responsables de la firma de una ley con lo que queda de tu cuerpo, es decir, si les sacas de su burbuja estadística y burocrática y les responsabilizas de tu fallecimiento, cabe una última posibilidad de que tu reivindicación impacte en sus decisiones futuras.

Son dos contextos completamente distintos, pero el mecanismo de culpabilidad es parecido al que ejercieron los aliados al terminar la Segunda Guerra Mundial cuando obligaron a los ciudadanos alemanes a vaciar los campos de concentración: sabían perfectamente de la existencia de esos sitios, pero nunca quisieron acercarse a ver qué estaba sucediendo allí.

Por supuesto, la dificultad está en definir claramente si un fallecimiento es una consecuencia directa de la nueva ley o no. Entre los mensajes que se encuentran tanto en la página reivindicativa como en la red, ya hay personas afectadas:

La epilepsia ha dejado de ser tratada por el gobierno, mujeres que han sido maltratadas por su marido pueden ver cómo se encarece su póliza y decidan abandonar su plan de salud. Y lo más importante: los seguros médicos podrán en ciertos casos exterminar los planes con personas que tengan cáncer o encarecer su cobertura en decenas de miles de dólares. Salsbury declaró en una entrevista que el día del lanzamiento de la web se colapsó por los cientos de personas que estaban intentando hacer sus propias solicitudes.

Trumpcare: la propuesta que aborrecen los demócratas y muchos republicanos

Dl U374345 015

Protestas virtuales aparte, hay quien defiende que esta propuesta de reforma se trata más de un movimiento de imagen de la administración Trump que de una opción firme. Trump tuvo problemas con sus textos anteriores ya que ni siquiera encontraba acuerdos dentro de su propio partido:

Algunos republicanos conservadores consideraban sus propuestas injustas, ya que para ellos la reforma sanitaria ha sido un paso adelante en cuento a los derechos ciudadanos a una sanidad digna. Otros ven sus acciones más bien innecesarias, ya que la reforma se parece demasiado al anterior Obamacare. Después, los republicanos de la línea dura opinaban que se quedaba demasiado corto y que no liberalizaba lo suficiente el mercado sanitario.

De ahí que se haya especulado que el gobierno de Trump, que necesita ahora una imagen de fortaleza y capacidad, haya pedido a los congresistas que aprueben en su cámara este proyecto que va a encontrarse muchos rechazos en el Senado, antes de su aprobación final. La propuesta, por cierto, se pudo llevar adelante con un reducidísimo margen: 217 votos a favor y 213 en contra.

Se cree que tanto los demócratas en bloque como los republicanos de distinto signo rechacen el Trumpcare, y con que sólo tres senadores republicanos los rechacen la ley no entrará en vigor. La respuesta la sabremos en los próximos meses, así que, de momento, nada de cenizas.

Fotos: Susanne Glüter, John Flores, Vicepresidente Pence, Pablo Martínez.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos