Compartir
Publicidad

¿Ven mejor la prostitución los jóvenes que los mayores? Esto dicen los estudios

¿Ven mejor la prostitución los jóvenes que los mayores? Esto dicen los estudios
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese a su fuerte presencia en nuestra sociedad, la prostitución es un tema del que no se habla mucho. De la carencia informativa y de diálogo de esta práctica se derivan, entre otras cosas, problemas para avanzar en políticas públicas sobre la situación legal y humana de la prostitución. Hay que preguntarse: ¿están los españoles, en general, a favor de su legalidad o regularización? ¿Qué segmento de la población piensa que es un trabajo moralmente reprochable? ¿Ha cambiado la actitud hacia ella a medida que ha avanzado el tiempo?

La prostitución en España: un importante negocio

Antes de adentrarnos en esas cuestiones hay que ponerse en perspectiva con algunos datos. Sabemos que España es uno de los países con mayor volumen de negocio dedicado a la prostitución. Entre 6.000 y 18.000 millones de euros puede mover al año en España el trabajo sexual de las mujeres, en un país en el que la demanda es claramente superior a la de sus vecinos.

Esto último lo indica la ONU, que en un informe de 2008 sobre el estado de la cuestión señalaba a España como el país europeo con mayor nivel de consumo, adelantando a Suiza, Holanda y Suecia, los siguientes en la lista. Los datos los respalda un estudio de ese mismo año: basándose en entrevistas de 2002 y 2003 y realizado sobre una muestra de 5.000 españoles, un 25% de los hombres de entre 18 y 49 años ha sido alguna vez cliente de la prostitución, y de estos, un 5.7% lo haría con regularidad, al menos una vez al año.

Anuncios Prostitucion Coches Reasonwhy Es

Según apunta el instituto dependiente del Ministerio de Sanidad, estas cifras son muy superiores a las de encuestas similares realizadas en países como Australia o Reino Unido, cuyo porcentaje referido al último año fue de 1,9% y 1,3%, respectivamente (15,6% y 8,8%, alguna vez en la vida).

Aceptación de la prostitución en España: los ciudadanos se pronuncian para el CIS

Sobre la aceptación o rechazo de la prostitución en España contamos con algunas encuestas. En concreto, el CIS cuenta con tres formulaciones sobre este tema, en 1986, 1994 y 2008, con un muestreo lo suficientemente amplio en cada uno de los casos como para extraer una visión de conjunto.

En el caso de los dos primeros estudios, los expertos analistas preguntaron a los ciudadanos sobre su visión de la prostitución de entre una lista de conductas “socialmente indeseadas”, donde aparecen también materias como el consumo de drogas y la eutanasia o cosas como el adulterio y la homosexualidad.

Sex Theater In Amsterdam Red Light District

Para los españoles de 1994, la prostitución estaba entre las conductas más aceptables, la cuarta de una lista de 20 cosas, solo por detrás del divorcio (5,8 puntos en la escala de aceptabilidad con mínimo en cero), de la homosexualidad (4,9) y de la eutanasia (4,8). Hace 20 años, al ciudadano medio español le parecía casi igual de tolerable la prostitución (3,9 puntos) que el aborto (3,7 puntos).

Lo que sí es bastante remarcable es la divergencia de opiniones entre los hombres y mujeres, siendo éstas últimas mucho más tendentes a penalizar la legalización de la prostitución, en casi 8 puntos porcentuales de media, que los hombres, una distancia en la aceptación de la prostitución entre géneros que se ha mantenido bastante similar a lo largo del tiempo.

La encuesta anterior, la de 1986, se hizo entre menores de 25 años. Los jóvenes de los 80 arrojaban sobre este tema unos porcentajes de aceptación similares a los de casi todas las prácticas mencionadas en 1994, salvo el aborto, que por algún motivo estaba algo peor considerado.

La aceptación del trabajo sexual 15 años más tarde

9709661902 E6aa2a4661 B

Una encuesta telefónica del CIS de enero de 2008 sobre actitudes y prácticas sexuales hacía aflorar de nuevo el debate, ofreciendo datos más pormenorizados a un nivel demográfico. La frase de la encuesta, eso sí, es metodológicamente cuestionable, un doble negativo: “La prostitución es inevitable y por tanto debería ser legalizada”. Pero aunque pongamos en tela de juicio la construcción de la pregunta, los resultados son contundentes.

Sobre esa frase los españoles dijeron estar “muy de acuerdo” en un 36,7%, y en un 40,9% “bastante de acuerdo”. Cerca del 80% de la población, por lo tanto, apoyaría la legalización de la prostitución, frente a un 4% que estaba “ni de acuerdo ni en desacuerdo”, un 10,7% “bastante en desacuerdo” y un 4,8% que estaba “muy en desacuerdo”.

Jóvenes de hoy y prostitución: el día a día del paisaje urbano

Han pasado los años y el CIS no ha vuelto a preguntar por la prostitución, ni en el apartado de actitudes “socialmente indeseadas” ni de ningún otro tipo. Tenemos, para suplirlo, algunas encuestas de instituciones privadas entre grupos juveniles lo suficientemente amplios. A ellos han acudido, para medir la aceptación de la prostitución los análsis de Luis Mariano García Vicente et al y el de la Fundación Atenea, el más reciente.

Para 2010, la encuesta realizada por García Vicente y compañía indicaba que para el 40 % de las mujeres entrevistadas la prostitución no está nunca justificada, y que sólo únicamente el 25 % de los hombres adopta esta postura extrema. Los jóvenes varones parecen encontrar un número mayor de escenarios donde la prostitución es legítima, como, por ejemplo, cuando no se tiene pareja.

Elizabeth Shue Leaving Las Vegasjpg La mayoría de jóvenes se informa sobre la prostitución a través de los medios de comunicación, películas y series.

En el caso del estudio de la Fundación Atenea, los resultados son similares, aunque el trabajo de investigación es algo más exhaustivo. Los jóvenes madrileños dicen sentirse rodeados de "prostitución callejera", pero por lo general lo que más les produce es “indiferencia”, ya que “forma parte del paisaje urbano". Unos pocos sienten malestar o rechazo, en cuyo caso el género del encuestado es importante, ya que incomoda en mayor grado a las mujeres mujeres (un 44%) que a los hombres (19%).

Pero son mayormente propensos (en un 80% de los casos) a aceptar la legalización de la prostitución o imponer alguna regulación sobre su práctica. Para seis de cada diez de estos jóvenes, la prostitución constituye una forma de ejercer la libertad individual, frente al resto que considera la práctica profundamente repulsiva. Las mujeres se encuentran divididas al 50% en esta pregunta.

En conclusión: la prostitución, un tema delicado pero aceptado (de siempre)

¿Ha cambiado entonces la visión de la prostitución en estos años? Con estas encuestas no podemos aventurarnos a extraer que haya mejorado la percepción pública sobre esta práctica (a fin de cuentas, los resultados son producto de diferentes planteamientos metodológicos de partida), pero sí podemos extraer que la prostitución no ha sido nunca uno de los tabúes sociales más repudiados por el conjunto de la sociedad española.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio