Compartir
Publicidad

Victoria Secret no ha fichado a Barbara Palvin como “plus size”, pero sí es un gesto pro diversidad

Victoria Secret no ha fichado a Barbara Palvin como “plus size”, pero sí es un gesto pro diversidad
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Barbara Palvin, modelo húngara con amplia trayectoria en las pasarelas y portadas de todo el mundo, acaba de recibir las alas de Victoria Secret. Llevaba seis años desfilando para la marca de lencería en sus shows, pero ha sido esta semana cuando ha recibido el ascenso para convertirse en una de sus ángeles. Pero el anunciamiento se ha topado con una inesperada campaña de críticas hacia la marca.

Dl U420808 070 Barbara Palvin, a la izquirda, en una pasarela de Victoria Secret de 2018.

Qué están diciendo industria y redes: Ni la modelo ni la marca han promocionado en sus comunicados su incorporación como un fichaje “plus size”, sin embargo fuentes de industria y medios están dando por hecho que este es el mensaje. Por ejemplo, InStyle iba con ello en su titular, o páginas del mundillo como Superficial Doll difundían la “buena noticia” para esta modelo “plus size” en un post de Facebook que se ha compartido 150.000 veces. Ellos han creado la bola que ha hecho que miles de personas respondan indignados a este atropello.

 

¿Es Barbara Palvin una modelo plus size? No hace falta más que verla para darse cuenta de que se trata de un error. La estrella mide 1.75 y pesa ahora mismo en torno a los 55 kilos, con medidas de 87-58-89. Su índice de masa corporal es del 18%, definido como “infrapeso aceptable”.  Es decir, pesa lo normal para una modelo, en el límite para que la permitan desfilar en sitios como Cibeles, y a cinco kilos de distancia de que, según criterios médicos, encaje en un "criterio de ingreso" clínico. 

¿Entonces, por qué la consideran “plus size”? Porque, otra parte, la industria de la moda considera que las mujeres con 95 cm de cadera ya son “plus size” y ella tiene un cuerpo mínimamente cercano a estas cifras, ya que su anatomía se antoja algo más expandida que la de la modelo estándar. Además, hubo un tiempo en que cogió peso: en el especial de Sports Illustrated de 2016 medios y redes la llamaron gorda, pese a que seguía teniendo un aspecto mucho más delgado que cualquier mujer media (el estándar de las mujeres fuera del sobrepeso o el infrapeso es el de medir de 1.50 a 1.67 y pesar entre 55 y 68 kilos).

¿Y Victoria Secret había planeado todo esto? Cabe la posibilidad de que sí. Pese a que no la han promocionado como “plus size”, rompe mínimamente el estándar de ángel de la marca y es natural que algunos hagan esta lectura soterrada. Además, sería un gesto beneficioso para lo que es ahora mismo la casa de lencería: una empresa en caída libre que no se adapta al mercado actual, donde la mayoría de rivales están apostando por la “diversidad corporal” con más mujeres trans, curvys o con celulitis y arrugas, entre otras.

Si en 2018 sus acciones habían perdido un 50% de su valor, en 2019 ahí siguen, con un primer trimestre en el que ya han anunciado el cierre de 53 tiendas y una caída extra de ventas del 7%. Hablamos de la marca que, hasta ahora, había sido la número uno en ventas en Estados Unidos, un puesto que ya no ostentan. Su modelo de feminidad está en declive. Como han señalado otros medios, Barbara Palvin es una mujer preciosa y un ángel perfecto, pero perpetúa ese mismo modelo de mujer que, según sus propios ejecutivos, deberían abandonar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio