Publicidad

Vivir en California es demasiado caro. Ahora Apple quiere solucionarlo invirtiendo $2.000 millones

Vivir en California es demasiado caro. Ahora Apple quiere solucionarlo invirtiendo $2.000 millones
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

La presencia de empresas tecnológicas como Facebook, Google o Apple ha contribuido a encarecer el precio de la vivienda en aquellas ciudades donde se encuentran sus sedes. Conscientes de que no todo el mundo puede pagar los 3.150 euros que cuesta alquilar un apartamento en San Francisco, Apple se compromete a donar 2.250 millones y poner en marcha nuevas soluciones. Así, la tecnológica de Cupertino sigue los pasos de Google que, hace unos meses, prometió crear 20.000 viviendas asequibles para tratar de mejorar el acceso a la vivienda en San Francisco.

Medidas. Apple acaba de anunciar que se compromete a aportar 2.250 millones de dólares para tratar de minimizar la crisis de vivienda en la que se encuentra actualmente el estado de California. Tras reconocer que la situación es "insostenible" e "indigna para los ciudadanos", Tim Cook ha propuesto repartir la contribución económica de la siguiente forma: destinarán 1.000 millones a la creación de un fondo de inversión que ofertará vivienda asequible y otros 1.000 millones a facilitar la compra de una primera vivienda. La cantidad restante financiará la construcción de nuevas viviendas en suelo de la compañía y fomentará la creación de ayudas destinadas a la población vulnerable.

¿Por qué? La bahía de San Francisco en una de las zonas de Estados Unidos que mayor escalada de precios ha experimentado en los últimos 50 años y esto es responsabilidad de Apple, Google y Facebook. La irrupción de las tecnológicas y la "apropiación" de zonas como Silicon Valley ha provocado una disminución de la oferta en el mercado de la vivienda y un aumento de precios. Al reducirse la oferta y aumentar la demanda, los precios suben y lo hacen aún más si tenemos en cuenta que buena parte de los salarios de estas empresas superan las seis cifras.

Intervencionismo en el alquiler. Hace tan solo un mes el gobernador de California aprobó un nuevo marco legislativo que prohíbe subir más de un 5% los alquileres en todo el estado y que estará vigente durante la próxima década. Esta iniciativa se suma a la impulsada por otras ciudades del estado como Los Ángeles donde en los últimos años la vivienda se había encarecido una media de 562 euros. Pero sin duda el área de la bahía de San Francisco se lleva la palma en lo que al auge de precios se refiere: según el portal inmobiliario Zumper, el alquiler medio en San Francisco se sitúa en los 3.150 euros seguido de los 3.067 que cuesta una renta en Mountain View (ciudad donde está la sede de Google).

¿Altruismo filantrópico? Así ha calificado el senador Bernie Sanders la iniciativa de Apple a quien tacha de "hipócrita" por querer entrar en el mercado inmobiliario aprovechando unas circunstancias que ellos mismos han creado. Si además tenemos en cuenta que el último informe del Instituto de Impuestos y Política Económica destapó la evasión fiscal de empresas como Amazon, a la cual la declaración de la renta le salió a devolver a pesar de haber facturado 232.887 millones, el escepticismo de Sanders cobra sentido más allá de sus convicciones ideológicas.

Sin embargo, sus críticas no solo van dirigidas a la compañía de Tim Cook, sino también a otras tecnológicas como Facebook, Microsoft o Google que han seguido el mismo camino a lo largo de los últimos meses. Mientras Sundar Pichai prometió crear 20.000 viviendas asequibles para aumentar la oferta en Silicon Valley, Microsoft anunció que invertirá 500 millones de dólares en hacer lo mismo en Seattle.

El caso de Amazon. Seattle, la ciudad del estado de Washington donde se encuentra la sede del gigante del comercio electrónico, ha aumentado su población un 40% en las últimas dos décadas y ha experimentado un encarecimiento del coste vital. La compañía tecnológica crea empleos con un sueldo medio en torno a los 80.000 euros, un salario que duplica el de los ciudadanos ajenos al entorno laboral de Jeff Bezos. ¿Problema? El precio de la vivienda tanto en venta como en alquiler se ha incrementado un 70% en los últimos años y Seattle es hoy la tercera ciudad americana con más personas sin hogar: más de 11.000 ciudadanos no tienen casa.

Imagen: Jack Finnigan/Unsplash

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir