Hasta 138€ por un Uber en el Mad Cool. Y lo peor está por llegar con el Primavera Sound en Arganda

Hasta 138€ por un Uber en el Mad Cool. Y lo peor está por llegar con el Primavera Sound en Arganda
45 Comentarios

Son las tres de la madrugada, estás cansado, te duelen los pies después de darlo todo viendo a tu grupo de música favorito en concierto y lo único que deseas ahora es coger un taxi que te lleve directo a casa. Sales del recinto, no hay taxis. "Cojámos un Uber". ¿Precio? 138 euros. Es lo que se ha vivido en la jornada de conciertos del festival Mad Cool en Madrid durante este fin de semana, que albergó a más de 70.000 personas.

El transporte de vuelta se convirtió en una pesadilla para los asistentes, que denunciaron precios desorbitados de las compañías de VTC.

Una pesadilla. Según algunos clientes, los precios llegaron a alcanzar los 150€. Un usuario de Twitter contaba que le habían cobrado 98 euros por un viaje de Ifema (donde se celebra el festival) hasta Embajadores. Otro no daba crédito después de haber pagado 138€ por ir desde el Mad Cool hasta el distrito de Tetuán. El gran problema es que los vehículos pertenecientes a Uber disponen de una zona privilegiada, justo a la salida del área de conciertos, por lo que es la forma más rápida y cómoda para los asistentes.

¿Y el taxi? Ellos estaban a unos 15 minutos andando de la salida principal. ¿Metro y Cercanías? Aunque ampliaron el horario de Metro hasta las 4:00, el cercanías, que está literalmente al lado del recinto, cumplió su horario habitual (hasta las 00:00). No pudieron contener la estampida.

Los taxistas, a pie de guerra. El sector del taxi ha criticado a su vez que no se le permita acercarse al recinto del festival, y que su parada se encuentre tan lejos. "Hay un trato de favor claro y evidente, puesto que se ha determinado a Uber como patrocinador del evento, a cambio de una cantidad de dinero que el sector del taxi no puede hacer frente", aseguraba en este artículo de EL PAÍS Julio Sanz, presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM). Defienden que ellos disponen de una tarifa cerrada que en situaciones como esta es hasta cinco veces más barata que lo que ofrecen los VTC.

Pueden hacerlo. Todo tiene que ver con los precios dinámicos. En realidad, Uber y Cabify ofrecen un precio basado en el tiempo del viaje y los kilómetros recorridos. Pero a estas condiciones hay que añadir una más: los rangos dinámicos de tarifas. Esto se traduce en un extra que añaden a sus precios basado en la demanda. Es decir, cuantas más personas haya pidiendo Ubers, más altos serán los precios.

Por lo tanto, no tienen un precio ni una tarifa establecida y pueden cobrar lo que quieran, como quieran y cuando quieran. Y claro, es normal que si está teniendo lugar el Mad Cool y hay 70.000 personas esperando un taxi, quieran inflar sus precios y aprovecharse de la desesperación.

¿Cómo funciona? Con un algoritmo que calcula todos los factores disponibles: vehículos disponibles, demanda de servicios, previsiones e incluso datos personales como el nivel de batería del teléfono. En Magnet hemos contado como Uber subía el precio si detectaba que tu batería del móvil era más baja porque entiende que tu interés por subirte a un coche que te lleve a casa es mayor. Sin embargo, el algoritmo no es público, por lo que no sabemos al 100% otros datos que se tienen en cuenta.

No es algo nuevo. Lo que se ha vivido este fin de semana no es algo nuevo. En las pasadas ediciones de 2018 y 2019, antes de la pandemia, los clientes denunciaron exactamente lo mismo. Eso sí, los precios oscilaban entre los 45 y 60 euros, no la burrada de 138 euros que hemos visto este 2022. ¿Será la inflación? Sea como sea, es un problema al que van a tener que hacer frente los usuarios en el futuro: el Mad Cool se muda a Villaverde.

Y recordemos que para 2023 el Primavera Sound ha anunciado que celebrará su famoso festival en Arganda del Rey, a casi 30 kilómetros de Madrid. Y ahí, donde la red de transporte público es casi inexistente (hay una sola línea de metro regularmente conectada), la demanda de taxis será todavía más alta. Con el añadido de querer ir en coche al tratarse de un municipio diferente. Más de uno se pensará entonces si quedarse en casa.

Temas
Inicio