Compartir
Publicidad

El cámara que se mantiene grabando mientras explota una bomba durante la batalla de Mosul

El cámara que se mantiene grabando mientras explota una bomba durante la batalla de Mosul
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mosul vive desde hace un mes el asedio continuado de las fuerzas kurdas e iraquíes. La ciudad es el último bastión del Estado Islámico en Irak, y está siendo defendida con uñas y dientes. La atención internacional que acapara la ciudad, de forma lógica, ha congregado allí a miles de periodistas. Muchos de ellos lo hacen empotrados en unidades militares que se internan en pleno fragor de la batalla. Y en el camino, los periodistas graban cosas así:

Las imágenes corresponden al equipo de Oriente Medio de la BBC. El periodista que cubre el asedio junto a un grupo de soldados del ejército iraquí es Feras Kilani, y el cámara que graba la secuencia es Marek Polaszewski. Tanto ellos como las fuerzas especiales a las que acompañaban se encontraban en el distrito de al-Zahra, muy poblado e intensamente defendido por ISIS.

Polaszewski, el hombre que graba impertérrito los terribles hechos que se desarrollan frente a él, anteponiendo su trabajo documental sobre su instinto de conservación, es un cámara y cinematógrafo polaco. Pese a trabajar en la actualidad en la BBC, gran parte de su carrera se ha desarrollado en un plano más artístico, tanto en el aspecto de la dirección de fotografía como en el de la grabación cámara en mano. Kilani, por su parte, es uno de los periodistas más prestigiosos en Oriente Medio, y ha cubierto en primera línea conflictos en Irak, Siria y Libia.

Además de jugarse la vida en Mosul, Polaszewski es también capaz de esto otro tipo de cosas.

Una explosión más en el Mosul asediado

Ambos on testigos de uno de los momentos más terribles que un soldado o civil pueda vivir en primera persona: la explosión de un coche bomba. Carentes de recursos, el Estado Islámico está optando por soluciones más rudimentarias. Mientras las tropas tratan de salir de la finca en la que se encuentran, el automóvil explota, causando la gigantesca y espantosa bola de fuego que se aprecia en las imágenes de Polaszewski. Los periodistas a duras penas logran mantenerse en pie, aturdidos por la polvareda y la onda expansiva.

Antes El antes.
Despues Y el después.

La cercanía y accesibilidad de los periodistas a los equipos de asalto de las fuerzas iraquíes está permitiendo seguir la batalla prácticamente en directo. En CNN, por ejemplo, Arwa Damon y Brice Laine pasaron un día de la semana pasada junto a las fuerzas especiales. Lograron documentar sus aspectos más rutinarios y los elementos más traumáticos y escabrosos de la guerra, como la muerte de diversos civiles.

En Mosul se libra una batalla clave por el control del norte de Irak. De saldarse con una victoria de las fuerzas aliadas, apoyadas por la aviación occidental, habrá logrado expulsar a ISIS de todas las grandes ciudades de Irak. Por el momento, localidades cercanas y colindantes a Mosul como Hamam al-Alil, Qaraqosh o Bazwaya ya han sido recuperadas. Son los peshmerga kurdos los que más han avanzado hacia el interior de Mosul, pero aún se esperan semanas o meses de combates. Tan violentos como los retratados por la BBC.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio