Cada vez hay más gente adicta a donar dinero en Twitch. Y los streamers están empezando a rechazarlo

Cada vez hay más gente adicta a donar dinero en Twitch. Y los streamers están empezando a rechazarlo
55 comentarios
"En los últimos meses he estado muy activo en Twitch. Apoyo a varios streamers como puedo: suscripciones, donaciones, etc... y realmente quiero ayudarlos tanto como pueda, pero creo que puedo estar yendo demasiado lejos y temo que se esté convirtiendo en una adicción. No quiero dejar de apoyarlos, pero ¿alguien tiene algún consejo sobre cómo puedo limitarme, o debería simplemente eliminar mi PayPal o algo así y detenerme?".

Es la publicación de un usuario en Reddit. Como esta existen decenas de ellas, de gente pidiendo consejo para detener una supuesta "adicción" a donar en Twitch, una práctica que han llevado demasiado lejos como para darse cuenta de ciertos patrones perjudiciales para ellos mismos. ¿Es un tema que "conviene" ignorar, una nueva forma de ludopatía? Hay muchas aristas detrás de este nuevo fenómeno que explorar.

A principios del año pasado, el entonces streamer de Twitch Jeremy "Disguised Toast" Wang recibió un correo electrónico de un fan que le había donado 200 euros hacía bastante tiempo. "Oye, te doné dinero hace un año. Estoy pasando por momentos difíciles en este momento. ¿Crees que podrías devolverme esa donación?". Wang lo hizo sin pestañear, solo para que el fan respondiera que lo donaría nuevamente "cuando tuviera más dinero". Esto, en última instancia, hizo que Wang deshabilitara las donaciones por completo. No quería que ese tipo de situación volviera a ocurrir.

Las grandes donaciones son una forma segura de llamar la atención en una retransmisión de Twitch, pero es posible que estos gestos no siempre hagan que un streamer se sienta cómodo, incluso si está agradecido por ello.

No ha sido el único streamer en llevar a cabo ciertas limitaciones para con sus comunidades de fans y seguidores. La aspirante a gigante de Vtuber y Twitch, Imane "Pokimane" Anys, anunció en Twitter a principios de noviembre que, a partir de ahora, las donaciones en su canal tendrían un límite. Ya no pueden donar más de 5 dólares a Anys, quien les pide a los espectadores que cojan ese dinero y se lo den a otros streamers que pueden necesitarlo más que ella.

"Incluso cuando a veces la gente me dona $20, me siento culpable. Y cuando las personas donan aún más, siento que tienen ciertas expectativas, y me siento muy mal", decía en una retransmisión en vivo.

Streamlabs, los creadores de la herramienta que está usando para limitar las donaciones explicaron entonces que esta era la primera vez que alguien les pedía ayuda para encontrar una manera de reducir las cantidades de sus donaciones. Por lo general, muchos de los productos que fabrica Streamlabs, como las páginas de consejos personalizadas, ayudan a alentar a las personas a invertir en sus retransmisores.

Y, por supuesto, al menos en las redes sociales, algunos streamers de Twitch han expresado interés en hacer lo mismo. Mientras tanto, otros se preguntan si esto alentará a las personas a donar más de una vez.

El debate ha llegado a España

La conversación ha llegado a España, esta vez de la mano de la streamer y creadora de contenido Jen Herranz. En su paso por el programa El Tolchou, de Elstream, afirmaba que "es hora de abrir el melón, aunque sea brevemente, de la gente que tiene una adicción con donar pasta a streamers. Jen comentaba que alguna vez ha tenido que decirle a la gente que dejara de donar al canal. "Una vez me regalaron 100 euros y me asegure de escribir a la persona para decirle ‘Oye, ¿de verdad tienes dinero para pagar tus facturas, ahorrar, tu ocio, y luego para donar esto?’".

En Twitch y otras plataformas como YouTube, Facebook y Mixer, los streamers ganan dinero de una variedad de fuentes: anuncios que se ejecutan antes y durante las retransmisiones, suscripciones que otorgan a los fans ventajas como emoticonos especiales y acceso a Discord. Muchos streamers también ofrecen a los espectadores la opción de donar dinero cuando lo deseen, generalmente como muestra de apoyo, o tal vez para ayudarle a actualizar su PC, micrófono o lo que sea.

Para los streamers más pequeños, que constituyen la gran mayoría de los canales en Twitch, las donaciones tienen mucho sentido. Sus ingresos no son constantes, y unos pocos euros de repuesto pueden contribuir en gran medida a mejorar sus configuraciones o ayudarlos a cortar el cable de su trabajo diario y trabajar a tiempo completo.

Los streamers más grandes, por otro lado, ganan mucho dinero con suscripciones, ofertas y anuncios. Una buena oferta por sí sola puede traer decenas o cientos de miles de euros a un streamer. Una donación es, al final, una gota en un océano. Resulta paradójico, entonces, que exista una tendencia de personas sin apenas ingresos que se pasan la tarde donando a gente ya millonaria.

En medio de todo el revuelo, el reconocido streamer Ibai Llanos, también publicaba un vídeo en su canal de YouTube horas después haciendo un pequeño repaso de esta problemática y dando su opinión. "Yo siempre os he dicho: 'suscribiros a un canal SÓLO si os lo podéis permitir'. No gastéis dinero que necesitáis en ningún canal de Twitch. Si le vas a robar la tarjeta a tu padre o a tu abuela para donar, no lo hagas. Muchas veces nos hemos puesto en contacto con la gente que nos ha regalado muchas suscripciones para ver si eran conscientes de lo que habían donado. Si eres millonario, me parece bien. Pero no si realmente necesitas ese dinero".

¿Qué opinan otros streamers españoles?

En Xataka nos hemos puesto en contacto con el streamer español Roc Massaguer, también conocido como Outconsumer en Internet, para tratar el tema. Él vive este fenómeno en sus pieles día a día y deshabilitó recientemente el Tren del Hype en su canal de Twitch. Para quien no lo sepa, esta herramienta es una barra que se coloca en cada directo y que va completándose a medida que la gente aporta cualquier tipo de donación. Cuando llega al final, se sube de nivel, desbloqueándose así emoticonos nuevos u otras acciones que decida el streamer. A veces pueden ser retos o simplemente sumar tiempo al directo (extensibles).

"No creo que haya una adicción como tal, pero a veces sí siento que se está forzando de alguna manera a las personas a donar. Es decir, el sistema induce a un tipo de presión. Cuando se suscriben cuatro es más probable que haya un quinto. Existe cierto efecto llamada. Si digo que tenemos que llegar a 200 y tenemos 197, es más fácil que vengan los tres que faltan. Y el Tren del Hype es una herramienta perfecta para todo esto", explica Outconsumer.

Y añade: "No lo critico, ni lo defiendo, hay que ser transparente, decirle a la audiencia a dónde va ese dinero y para qué sirve, que sepan qué está pasando. Si es para comprarte equipo nuevo, para realizar viajes, o lo que sea en lo que lo vayas a emplear. También intento no dar un valor excesivo a las suscripciones, no quiero ponerles una trampa, por eso quite el Tren del Hype, que interfiere mucho en eso: en que la gente done cuando quiera y pueda. No que lo hagan por presión".

Enamorarse del avatar o el personaje

Hay otro factor importante a mencionar sobre este fenómeno que es el de las relaciones parasociales. Espera, ¿relaciones qué? Sí, gente que cree que pagando o donando van a tener más cercanía, más caso, o sensación de que es amigo o amiga del streamer en cuestión. Una manera de autocreerse que la relación entre ambos va a ir un poco más allá al haber donado y obtenido ese status más "vip".

En su actividad, el streamer comparte una parte de su intimidad,  lo que genera un sentimiento de familiaridad y cercanía en sus  seguidores, y puede llevar al deseo de una amistad. Debido a esta cercanía, los seguidores creen conocer a la personalidad y que es alguien en quien pueden confiar y con las capacidades para ayudarles, motivo por el que les confiesan sus miedos y emociones. Y también su dinero.

Con muchas más VTuber, la tendencia a enamorarse de un avatar cada vez es mayor. Cuando en realidad se trata de un personaje que no existe y es ficción. En el programa que comentábamos anteriormente, Jen Herranz decía que ella "lo evita", pero que otras streamers "lo dejan pasar por los beneficios": "Me parece que es una nueva ludopatía que no se está tratando mucho porque a nadie le conviene", concluía.

Temas
Inicio