Chanel irá a Eurovisión por un motivo simple: su canción es más rentable para la industria

Chanel irá a Eurovisión por un motivo simple: su canción es más rentable para la industria
44 comentarios

La polémica vuelve a Eurovisión. Esta vez a raíz del Benidorm Fest y la elección de la próxima representante de España. Si algo extraemos de todo es que la gran perdedora del concurso no ha sido ni Rigoberta ni las Tanxugueiras. Ha sido TVE. Y no en términos de audiencia, sino de prestigio. Algo que podría haber sido un éxito ha acabado echado por tierra y convertido casi en una crisis de reputación. ¿Había algo que hacer? Quizás. Prescindir del jurado profesional, por ejemplo.

Sea como sea, el asunto ha llegado incluso al Congreso. Y la única palabra que resuena en las redes sociales es la siguiente: "tongo".

¿Qué ha pasado? Las tres artistas, todas mujeres, sonaban fuerte en las apuestas a convertirse en las próximas representantes de nuestro país en el  Festival de Eurovisión. Una cautivó al público por su explosividad en el escenario, otra por su mensaje reivindicativo y la otra por ser parte de las raíces de nuestra querida España. Ganó la que denominaron muchos como "diva". Chanel obtuvo la máxima puntuación del jurado, al que conquistó con su ritmo latino y su espectacular coreografía, mientras que quedó segunda en puntuación demoscópica y tercera para la audiencia.

Sistema de las votaciones. Ha sido una de las grandes quejas. Muchos han considerado que estaba hecho para favorecer al artista favorito del jurado. Los votos de los cinco jueces (tres españoles y dos internacionales) tenían la misma importancia que el voto popular. Así, teniendo en cuenta el sistema de puntuación, donde el 50% dependía de los expertos, el 25% de las encuestas realizadas a 350 personas y el 25% del público general, el voto del jurado acabó siendo el que decantó la balanza y falló en favor de Chanel en lugar de las gallegas (las favoritas del público).

Antecedentes tramposos. Todo el revuelo ha hecho que salgan a la luz diferentes antecedentes que ponen en duda la integridad del concurso. Como por ejemplo, cómo TVE reformuló su sistema de puntuación después de la victoria de Chiquilicuatre en 2008 (ese año el público elegía directamente al candidato). La solución fue añadir un jurado "profesional" para corregir la elección del público y así evitar otro Chiquilicuatre.

Hace unos meses, Vanesa Klein, más conocida como Leklein, rompía su silencio para contar cómo vivió desde dentro la gala de Objetivo Eurovisión. En esa ocasión, un miembro del jurado tenía claros vínculos con Manel Navarro, y una gran discográfica, y la principal cadena musical española, estaban detrás de este cantante que parece que lo ficharon semanas antes de la elección. La estrategia del jurado fue la siguiente: a las dos cantantes que sabían que eran las favoritas del público, Leklein y Mirela, las hundieron en las votaciones para compensar el primer y segundo puesto que sabían que sacarían en el televoto.

¿Quién hay detrás de Chanel? Es otra de las preguntas que se hacen los espectadores. En este hilo de Twitter, el exconsejero RTVE, abogado y representante, Josep Manuel Silva explica que hay un productor americano de Chicago que ha trabajado con Madonna, Black Eyed Peas o Britney Spears. También Leroy Sanchez (el compositor), quien ya creó Voy a quedarme, canción que representó a España en Eurovisión con Blas Cantó, y Maggie Szabo, una cantante y compositora canadiense de soul y pop. ¿Y para la coreografía? Contó con nada menos que con el trabajo de Kyle Hanagami, un coreógrafo de Los Angeles que ha creado bailes para Jeniffer López o Ariana Grande.

Chanel no es la autora de su canción, pero es un buen producto pensado para Eurovisión. Rigoberta y Tanxugueiras sí lo son, por eso hay menos gente interesada en que ganen ellas. Y en el suma y sigue de razones que han indignado a la audiencia, al margen de las votaciones, está la estrecha relación de Chanel y un miembro del jurado. Y es que entre los encargados de votar, se encontraba la coreógrafa Miryam Benedited, que ha trabajado habitualmente con la ganadora del certamen. De hecho, Chanel es de la factoría Gestmusic; Miriam, la coreógrafa que estaba en el jurado, es de la factoría Gestmusic. Y la productora que se ha encargado de las últimas propuestas de España en Eurovisión, es Gestmusic.

Apoyos. Además, Chanel es la apuesta de BMG, una discográfica perteneciente al conglomerado alemán Bertelsmann, también propietario de la editorial Penguin Random House, que lidera junto a Planeta el mercado de los libros en España. Solo ella y los ya consolidados Azúcar Moreno (BMG) y Rayden (Warner Music) tienen el apoyo de una gran discográfica. Tanxugueiras y Rigoberta Bandini, las dos favoritas del público, no cuentan con tal baza. Bandini no está asociada a ningún sello y la banda gallega sacó su primer álbum de forma independiente.

Incumplimiento de las bases del concurso. A las críticas contra el tema interpretado por Chanel, SloMo, que incluye unas estrofas que muchos han considerado "sexistas", se ha sumado también un posible incumplimiento de las bases de la competición. Así lo expone @Crespolop en Twitter, que señala que las propias normas indican que todas las canciones participantes deben ser en castellano o cualquiera de las lenguas cooficiales, aunque admite un porcentaje en lengua extranjera no superior al 35%.

Sin embargo, parece que la letra de Chanel podría haber superado esa cifra máxima: incluye más de 180 palabras en inglés, lo que le haría superar el 40%. A esto se suma también la utilización de marcas comerciales, como la firma automovilística Bugatti, algo que también infringe las normas establecidas por el festival. Aquí puedes consultar las bases.

¿Qué dice TVE? La entidad pública ha defendido en un comunicado el sistema de votación: "En cualquier concurso competitivo son muchas las personas que no ven cumplidas sus expectativas. La grandeza de toda competición consiste en aceptar plenamente las reglas hasta sus últimas consecuencias". También han decidido "abrir un diálogo participativo para mejorar, de cara a próximas ediciones, todo el proceso del Benidorm Fest".

Ha llegado al Congreso. La cosa no podía quedar así. El polémico triunfo de Chanel ha llegado este lunes incluso al Congreso de los Diputados de la mano de dos fuerzas políticas gallegas: el BNG y Galicia en Común. Ambos partidos quieren conocer los criterios del jurado para decantar el triunfo hacia Chanel a pesar de que el voto popular declaró como triunfadora la canción Terra de las gallegas Tanxugueiras. "El Consejo de RTVE debe garantizar un concurso con total transparencia. Así que vamos a registrar una solicitud de comparecencia del presidente del Consejo de RTVE para que explique los criterios utilizados", señalaba su portavoz.

Lo que sí está claro es que, al tratarse de un ente público, que pagamos entre todos, se deba garantizar transparencia y criterios equitativos en procesos como este. La furia del público es la prueba.

Ay mamá, mamá, mamá…

Temas
Inicio