Publicidad

Cloroquina, 20.000 contagios al día y sin confinamiento: el caos de Brasil frente al coronavirus

Cloroquina, 20.000 contagios al día y sin confinamiento: el caos de Brasil frente al coronavirus
41 comentarios

En Brasil, el número de contagiados por coronavirus no deja de crecer y algunos expertos apuntan a que el pico de la curva podría no llegar hasta julio. Por si esto no fuese suficiente, el país se encuentra en medio de una gestión de la epidemia que huye del confinamiento y apuesta por fármacos sin evidencias científicas como la cloroquina.

Cifras. En las últimas 24 horas, Brasil ha registrado 888 muertos por coronavirus y 19.951 nuevos contagios, lo que sitúa al país por detrás de Reino Unido y Estados Unidos en cuanto a incidencia de la epidemia. En total, el país latinoamericano acumula más 293.000 positivos y 18.894 fallecidos desde que el pasado 25 de febrero un hombre de 61 años que había viajado a Italia diese positivo.

No al confinamiento. Jair Bolsonaro ha llegado a calificar de "mataempleos" las políticas estatales que regulan el aislamiento social, alentando manifestaciones anticonfinamiento en ciudades como Brasilia. Como resultado del ascenso de casos, hace diez días, el estado de Río de Janeiro impuso el confinamiento en sus principales ciudades y, en la misma línea, el estado de Pernambuco endureció las medidas de aislamiento social.

Sin embargo, aunque a principios de mayo otros estados del noroeste como Maranhao, Pará o Ceará también endurecieron la aplicación de la cuarentena, el sentimiento anticonfinamiento divulgado por el presidente electo ha provocado que la cuarentena brasileña esté siendo irregular y poco eficaz.

Focos. Sao Paulo continúa siendo el estado que reporta mayor número de casos con un total de 69.859 casos positivos y 5.363 fallecidos. Por detrás le sigue Ceará, uno de los territorios más empobrecidos del país y que ya suma 30.560 casos contabilizados y 1.900 defunciones. Con menos infectados pero más fallecidos que Ceará, Río de Janeiro cuenta con 30.372 positivos y 3.237 muertos.

Sin embargo, uno de los estados que más preocupa es el Amazonas donde ya se acumulan 23.704 contagiados y 1.561 fallecidos. El alcalde de la capital, Manao, ha calificado de genocidio la incidencia del coronavirus entre la población indígena debido a que el gobierno central ignora la carencia de recursos sanitarios de la zona.

Cloroquina. Este fármaco utilizado frecuentemente para tratar enfermedades infecciosas como la Malaria o el Paludismo ha sido muy publicitado por políticos como Trump y, ahora, también secundado por el líder brasileño que prefiere abrir el grifo de la cloroquina que someter a aislamiento social a la población. A pesar de que, a día de hoy, no hay evidencias científicas que demuestren que los derivados de la cloroquina sirvan como medida para prevenir el Covid-19, Bolsonaro ha dado la orden de que los médicos brasileños lo receten cuando aparezca sintomatología leve compatible con el coronavirus.

Sin ministro. El debate en torno al uso de la cloroquina y las discordancias respecto a las medidas de confinamiento han motivado la dimisión de los últimos dos ministros de Sanidad, los cuales han durado un mes en total. El oncólogo Nelson Teich dimitió hace tan solo una semana tras no aprobar el uso de la cloroquina como sí defiende Bolsonaro y su predecesor Luiz Henrique Mandetta fue destituido por intentar convencer al primer ministro de la gravedad de la pandemia y la necesidad de confinar a la población.

Ahora, con la curva en pleno ascenso y lejos todavía de aplanarse, Bolsonaro busca un tercer ministro de Sanidad que sí apoye su visión de la gestión.

Imagen: Ueslei Marcelino/Reuters

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios