Publicidad

Conducir mirando el móvil ya es más peligroso que hacerlo bajo los efectos del alcohol

Conducir mirando el móvil ya es más peligroso que hacerlo bajo los efectos del alcohol
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Durante años, las campañas de concienciación de la Dirección General de Tráfico habían fijado su mirada en el alcohol. El consumo de sustancias provocaba un inaceptable volumen de accidentes mortales, y se trataba de una causa corregible desde la propia actitud de los conductores. Puede que ahora necesitemos virar nuestra atención hacia los teléfonos móviles: las distracciones ya son tan peligrosas como el alcohol.

El estudio. Lo asevera un estudio elaborado por Zendrive, una aplicación estadounidense que controla diversos parámetros en el comportamiento de los conductores. Si la tendencia continúa, al menos 1 de cada 5 conductores será un "adicto al móvil" en 2022. Es un problema: las distracciones son la primera causa de accidentes de tráfico tanto en Estados Unidos como en España (un 33%), por encima del consumo de sustancias.

Los datos. Zendrive ha computado más de 7.000 millones de kilómetros recorridos anualmente por sus 1,8 millones de usuarios, y los ha completado con una encuesta sobre 500 conductores. El 47% de ellos admitió utilizar el teléfono al menos durante el 10% de sus trayectos, pese a que el 90% se declaraba "fiable" al volante. Los adictos al móvil ignoran la carretera un 28% del tiempo, lo cual, obvio, es un riesgo.

El problema. ¿Hasta qué punto? Otros estudios han tratado de responder a la pregunta. Se sabe que los conductores enganchados al teléfono responden un 9% más lento a los obstáculos de la carretera, y que varían su distancia sobre el resto de conductores un 24% más. Otra investigación descubrió que teclear dispara las probabilidades de tener un accidente en un 23%, al fijar la vista en el aparato casi 5 segundos de media.

El móvil es un problema. Incluso si no lo estás mirando.

Generalizado. El problema es superior al consumo de alcohol: los conductores adictos circulan por las carreteras la mayor parte del día, mientras que los intoxicados por las sustancias etílicas lo suelen hacer por la noche y, de forma general, durante el fin de semana. También se fían más: el "yo controlo" se aplica aquí en circunstancias más arriesgadas conforme más experiencia adoptamos utilizando el móvil.

Prevención. ¿Cómo evitarlo? Concienciando por un lado. Controlando por otro. La Guardia Civil ya ha anunciado que comenzará a revisar si los conductores causantes de accidentes estaban hablando por teléfono en el momento de los hechos. Es un pequeño paso: las distracciones no se originan tanto por hablar como por mirar. Y sabemos cuál es potencialmente el elemento que más nos distrae: el teléfono móvil.

Imagen: GTRES

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir