Corralitos y pérdidas colosales: el criptopánico está arrastrando a todo el sector De-Fi

Corralitos y pérdidas colosales: el criptopánico está arrastrando a todo el sector De-Fi
40 comentarios

Si la caída de Luna y Terra hizo estremecer el panorama criptográfico del día a la mañana, el pánico que ahora viven los inversores está lejos de terminar. Esta vez la historia es bastante similar, pero con nuevos protagonistas: las plataformas de intercambio y préstamos de criptodivisas Celsius Network y Binance. Lo peor que podía pasar es que dichas compañías bloquearan los depósitos de sus clientes. Es decir, que les impidieran intercambiar o retirar su dinero. El miedo de todo inversor, vamos. Y eso es precisamente lo que ha sucedido.

Un corralito nada sorprendente.

Criptopánico. El lío que afrontan las criptomonedas hoy llega justo una semana después del crash de Terra y Luna, que hemos contado en Magnet en detalle. Tanto el primer fenómeno como este se han cebado con la cotización de Bitcoin, que lleva semanas viviendo una pesadilla. La foto general es descorazonadora: BTC, que ya ha caído un 46% de su valor en los últimos seis meses, se ha desplomado casi un 13% adicional, hasta los 21.436€. El efecto dominó también se ha llevado por delante a Ethereum, que ha caído un 17% y ya vale 1.154€.

La extrema volatilidad de las criptomonedas está haciendo que su mercado se tambalee y ni siquiera la gigantesca inflación que vivimos parace estar ayudando a que se mantengan firmes.

¿Qué ha sucedido? Celsius Network, una de las mayores empresas del sector en EEUU, se ha visto obligada a anunciar una forma de "corralito" para evitar salidas de dinero que comprometan su viabilidad. La compañía, que estaba valorada en €2.800 millones (y ahora solo vale 60), anunciaba hace unas horas que paralizaba la retirada de dinero de su plataforma, así como las transacciones entre cuentas, "para estabilizar la liquidez" mientras toman medidas para proteger los activos. Básicamente, argumentaban "condiciones extremas" del mercado para justificar dicha decisión.

La situación extrema que afronta Celsius ha hecho que todos tengan los ojos puestos en el sector, que lleva meses amenazado por los reguladores estadounidenses. Esta empresa en concreto, ofrecía a sus clientes atractivos descuentos de hasta el 25% e intereses a cambio de cobrarlos con sus propios activos CEL, que se han hundido irremediablemente un brutal 50%.

Caída de Celsius | TradingView.
Caída de Celsius | TradingView.

Binance, en la mira. Lo mismo ha ocurrido con el gigante del trading de criptodivisas Binance, que ha anunciado una suspensión temporal similar. En este caso, la plataforma alegó un problema técnico: un atasco de uno de los lotes procesados. "Esto se debe a que un lote anterior de transacciones se atascó debido a las bajas tarifas de transacción enviadas y, por lo tanto, resultó en una acumulación de reembolsos de la red de Bitcoin", explicó la compañía, que esperaba reanudar las retiradas en 30 minutos pero que luego tuvieron que avisar de que iba a demorarse algo más.

Si bien el corralito de Binance llegaba supuestamente por ese error en la red, la plataforma tendría un problema muy gordo de liquidez si se produjera una huida generalizada.

¿Qué viene a continuación? Pues nada bueno. En los últimos meses han brotado como setas decenas de empresas que ofrecían préstamos mediante activos digitales y están colapsando una detrás de otra. En el caso de Celsius, incluso logró captar 650 millones de euros en una ronda de financiación en la que participaron inversores institucionales del nivel del segundo mayor fondo de pensiones de Canadá. Un fondo que lógicamente se ha volatilizado tras el colapso reciente.

Estamos viendo un efecto de bola de nieve que afecta a todo el mercado cripto. Pero los más damnificados son los mismos usuarios. ¿Qué pasa con ellos? Pues se arriesgan a perderlo todo, principalmente porque no hay ninguna entidad que respalde sus depósitos. Como hemos contado en Xataka en más de una ocasión, uno de los problemas de las criptodivisas en materia de seguridad es que no cuentan con la protección de bancos e instituciones. En este caso, aunque las finanzas descentralizadas den más libertad al no depender de entidades financieras, se arriesgan a no tener garantizada la seguridad de sus inversiones. Es lo que estamos viendo durante estos días, y el pánico de los usuarios se está trasladando a los gráficos, donde vemos esas caídas de infarto.

Temas
Inicio