Compartir
Publicidad

El "desafío del ombligo" que vuelve locas a millones de personas no dice nada sobre tu delgadez o tu salud

El "desafío del ombligo" que vuelve locas a millones de personas no dice nada sobre tu delgadez o tu salud
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Más de 130 millones de usuarios de Weibo, el Twitter chino, están atrapados por el "desafío del ombligo", una tendencia en la que los participantes tratan de tocarse el ombligo pasando una mano por detrás de la espalda.

El desafío se basa "en un estudio estadounidense" que, supuestamente, sirve para comprobar si necesitas adelgazar o estás en forma (dependiendo de si puedes tocarte el ombligo o no). El problema es que ese estudio no existe, y la capacidad de tocarse el ombligo no demuestra nada sobre tu forma física. Deportistas, actrices, ciudadanos de a pie... Miles de personas en China ese han unido al desafío subiendo fotos tocándose el ombligo. Y eso que, hasta ahora, nadie ha podido encontrar el ficticio estudio. Aún así, la moda amenaza con saltar de Weibo a las redes sociales "occidentales", desde Instagram

Lol did anyone else just see this on the news?? #bellybuttonchallenge #bombingInstaTonight

Una foto publicada por Tiana Dixon (@tianadixon92) el

hasta Twitter:

La mayor parte de las fotografías exhibidas hasta ahora se componen de jóvenes de ambos sexos y notable delgadez cumpliendo con el desafío, extendiendo la idea de que si no podías hacerlo necesitabas adelgazar. Hasta que llegó Sough Sa, un lorzalamero capaz de cumplir el desafío del ombligo sin problemas, que se ha convertido rápidamente en viral:

El ombligo de Sough Sa Cómo romper un bulo con una sola foto...

Y que en principio desmiente que delgadez y tocarse el ombligo vayan de la mano, ni literal ni metafóricamente. Pero el chaval había troleado a Weibo: la foto, como indica Buzzfeed, era un fake realizado con ayuda de un amigo:

Ombligo Falso ...O tal vez no: toma troleada.

Sin embargo, el entrenador personal Xie Wei afirmaba en People's Daily Online (traducido por el Daily Mail británico) que superar el desafío se basa en tres características. La primera es estar muy delgado, sí, pero las otros dos son tener los brazos largos o tener buena flexibilidad. Y cada una es independiente de la otra.

El único problema es que las imágenes promueven un ideal de delgadez que normalmente venía marcado por el mundo de la moda, y que ha encontrado eco en las redes sociales, con modas como la del hueco en los muslos o este desafío del ombligo, que dependen más de la constitución física de cada uno que de ponerse a dieta.

Y que no deberían asociarse con la idea de gozar de buena salud. El doctor Charlie Seltzer, especialista en adelgazamiento, explicaba a Cosmopolitan por qué el desafío del ombligo no demuestra nada:

"Si puedes tocar tu ombligo pasando el brazo por detrás de tu espalda, es posible que estés en mejor forma que alguien que no puede hacerlo... Pero no debería darte una idea falsa sobre tu salud. Puede que tengas cintura de avispa y un aspecto saludable, pero un análisis de sangre podría demostrar que tienes tan poca salud como alguien que pese 200 kilos"
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio