Compartir
Publicidad

El gráfico animado sobre el calentamiento global país a país que probablemente te quite el sueño

El gráfico animado sobre el calentamiento global país a país que probablemente te quite el sueño
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Jamás la historia de la humanidad se ha enfrentado a una amenaza común tan evidente como el cambio climático: todos los países se verían afectados por sus probables y terribles consecuencias en el largo plazo, aunque el grado de impacto variara de forma sustancial (Países Bajos inundados, España desertificada).

Pero si hay algo profundamente democrático en el modo en el que nuestro planeta está cambiando es en las temperaturas. No hay excepciones: todos los países del mundo han registrado incrementos durante el último siglo. Anomalías que, aunadas en un sólo gráfico animado, como este creado por Antti Lipponen, investigador en el Instituto Finés de Metereología, resultan aterradoras.

La animación repasa las anomalías más destacadas en cada país a lo largo de cada año desde el siglo pasado. Como se aprecia con facilidad, el salto hacia el terror rojo (no ese, sino este otro que ya ha tomado tintes negros o fucsia) se observa especialmente a partir de los ochenta. Crece en los noventa y se instala de forma cotidiana en todos los países en el siglo XXI.

Las barritas, que oscilan entre el azul y el rojo, indican las anomalías. Es decir, el comportamiento de una temperatura en un año determinado respecto a la media del país. Cuando los colores oscilan hacia el azul, significa que ese año, en ese país, ha sido templado. Cuando se acercan al rojo, indican lo contrario, que ha sido más cálido de lo habitual. Durante los últimos años, predomina el rojo.

O lo que es lo mismo, las temperaturas han aumentado de forma progresiva y sostenida unos 2º C en casi todo el mundo.

Como hemos visto en más de una ocasión, es una cifra muy preocupante. Los Acuerdos de París se han fijado como objetivo mantener el calentamiento global por debajo de esa cifra, dado que por encima nuestro mundo cambiaría de forma radical y definitiva. Las previsiones menos optimistas indican que, de seguir así, el planeta podría calentarse unos 4º C más: una temperatura extraordinaria que dejaría al mundo así.

d Buen rollo.

A lo largo de la historia, ha sido relativamente habitual que los ciclos de temperatura oscilaran. En la Edad Media, por ejemplo, hubo una suerte de "pequeña edad de hielo" y durante el propio siglo XX continentes como Europa intercalan años fríos con otros más calientes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos