Compartir
Publicidad

El "videobomb": la peor pesadilla de los reporteros de noticias en directo

El "videobomb": la peor pesadilla de los reporteros de noticias en directo
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos hemos estado mirando el televisor durante un noticiero, y hemos visto la clásica sección donde se enlazan con un corresponsal en directo, quien da a conocer mayores detalles de la actualidad. Ser reportero y transmitir en directo parece hasta cierto punto algo sencillo, pero no nos dejemos engañar, es una de las profesiones más complicadas del mundo debido al temido "videobomb".

El videobomb es, como su nombre lo indica, una bomba que recibe el presentador mientras está en directo en televisión local e inclusive nacional. Esta bomba puede llegar en varias formas, siendo la más común la del espontáneo que busca sus segundos de fama, esto a través de movimientos, bailes, expresiones con el rostro, vamos, cualquier cosa que llame la atención de la audiencia.

El trolleo en su máxima expresión

Lo curioso es muchos de los reporteros no están preparados para ser trolleados de esta forma, ya que se encuentran en una situación donde están concentrados en dar la noticia, no equivocarse, además de poner atención a las instrucciones que reciben por parte del productor y el encargado de la transmisión.

Como vemos, están completamente indefensos, por ello cuando un videobomb ocurre, veremos que la reacción del reportero no siempre es la adecuada, ya que su instinto se apodera de él, dejando al descubierto su naturaleza, sí, en directo y si estamos de suerte, bajo una transmisión local.

Y ojo, no confundamos el videobomb con los bloopers, ya que estos últimos son responsabilidad entera del reportero, y el videobomb no, el videobomb es algo totalmente imprevisto, donde el reportero debe pensar rápido y reaccionar. Veamos uno de los casos:

Como vemos, el reportero supo prever la amenza y reaccionó de forma magistral, aunque hubiera sido mejor que el empujón no hubiera salido a cuadro, pero vamos, mantuvo el profesionalismo y dio la noticia como si nada hubiera ocurrido.

Veamos otro caso:

Aquí estamos ante el clásico "él lo dijo, no yo", y es que el reportero no sabe lo que el entrevistado puede decir, como en este caso, malas palabras en directo.

Sigamos con otro ejemplo:

Este es un caso donde el reportero no se entera de lo que ocurre detrás de él, por fortuna se trató de un espontáneo que quiso acaparar la toma sin dañar al reportero, pero su acto le valió para robar cámara y distraer al espectador.

Uno más:

Aquí vemos como claramente el espontáneo se percata que están transmitiendo en directo y aprovecha para mostrar su desacuerdo insultando y con señas obscenas, por lo que la decisión de la producción es cortar la toma y seguir adelante desde el estudio.

Por supuesto hay de videobombs a videobombs, ya que unos pueden ser divertidos, otros hasta violentos, pero lo que veremos a continuación es una muestra magistral de cómo el ingenio puede llegar a este formato, ya que quitan por completo la atención hacia el reportero, pero de una forma nunca antes vista: a través de un acto de magia.

Si quieren conocer más de la pesadilla de los reporteros, que inclusive ya debería ser considerado un formato televisivo, a continuación tienen una grandiosa recopilación de 10 minutos con los mejores videobombs a reporteros durante una transmisión en directo. Que lo disfruten.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio