Un futuro de huracanes a las puertas de España: por qué los estudios apuntan a una tendencia creciente

Un futuro de huracanes a las puertas de España: por qué los estudios apuntan a una tendencia creciente
7 Comentarios

Hace tres años, El País publicaba un artículo bajo el nombre "Los huracanes ‘aprenden’ el camino a España". Aquel año fue el primero en que tres ciclones tropicales se acercaron de manera insólita a la Península. Hasta ese momento, sólo llegaba uno cada tres o cuatro años. Sin embargo, la llegada de fenómenos climáticos del Atlántico a las puertas de Europa se ha intensificado. Si bien antes se debilitaban antes de llegar a las costas españolas, el cambio climático está haciendo que eso sea menos probable.

En otras palabras, las tormentas tropicales no solo tienen más probabilidades de llegar a Europa, sino que también es más probable que mantengan su intensidad. Y ya lo estamos viendo. Un gran huracán podría llegar a España la semana que viene.

El huracán del que todo el mundo habla. Tal y como hemos comentado en Xataka hace unas horas, diferentes modelos meteorológicos señalan la probable formación de un huracán en el entorno de las Azores en las próximas 168 horas. El Centro Nacional de Huracanes de EEUU aumentaba ayer las probabilidades de formación por encima del 60%. Es algo que llama la atención por la latitud a la que se está formando. Pero no tanto si prestamos atención a la tendencia reciente.

La tendencia. Comparando datos recientes con décadas anteriores, hay evidencia de que algo está emergiendo. Las tormentas de origen tropical han llegado a Europa con más frecuencia desde el 2000 que durante los años 80 y 90. "Lo normal era que cada tres o cuatro años uno se descarrilara y apareciera por el Atlántico norte", explicaba Juan Jesús González Alemán, experto en sistemas tropicales. Sin embargo, en los últimos 15 años la frecuencia se ha hecho prácticamente anual.

¿Qué dicen los estudios? No auguran un buen futuro. Un estudio del Instituto de Tecnología de Massachusetts publicado en Nature concluye que, de hecho, existe una tendencia a largo plazo hacia un número creciente de huracanes en el Atlántico. Investigaciones anteriores ya habían sugerido un posible aumento en la intensidad vinculado al cambio climático. Pero esta investigación no solo respalda que las tormentas serán más destructivas, sino que también aumentarán en frecuencia.

Rozando España. En 2018, Leslie se acercó estrepitosamente con vientos de más de 100 kilómetros por hora. No es el más violento: Ophelia, de categoría 3, llegó hasta los 48 grados y 140 km/h en 2017. Es el más potente que ha pasado más cerca de España y sus vientos aceleraron los incendios de Galicia y de Asturias. Pablo (2019) y Vince (2005), que afectaron parte de las Azores, también causaron un temporal marítimo en el Cantábrico y en Galicia. Según los estudios, los que llegarán a partir de la segunda mitad de siglo tendrán entre 120-150 kilómetros por hora.

¿Es consecuencia del cambio climático? Las temperaturas de la superficie del Atlántico Norte han aumentado en 1,5°C desde 1870, y se espera que eso haga que las futuras tormentas tropicales sean más intensas. Diversos expertos y físicos sugieren que el cambio climático puede haber jugado un papel importante en el aumento de la frecuencia e intensidad.

Los huracanes obtienen su energía extrayendo humedad y energía de las cálidas aguas del océano. Debido a su calentamiento, alcanzan una mayor potencia. Además, existe evidencia de que el aumento del nivel del mar permite que las marejadas ciclónicas de los huracanes lleguen más tierra adentro y provoquen más inundaciones.

Imagen: NASA

Temas
Inicio
Inicio