Compartir
Publicidad
Publicidad

La brutal devastación de Puerto Rico tras el paso del huracán "María", vista desde el aire

La brutal devastación de Puerto Rico tras el paso del huracán "María", vista desde el aire
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puerto Rico afronta días de total emergencia humanitaria. El paso del huracán María por la isla, de magnitud cuatro, ha sido el más devastador que se recuerda desde 1932. Y la falta de infraestructuras, su carácter de estado asociado a Estados Unidos y los problemas endémicos de Puerto Rico han generado un escenario desolador donde millones de personas no tienen acceso a agua potable.

En este fantástico reportaje de Univisión se puede acceder a informes individualizados en cada región y gran ciudad de la isla. Las imágenes tomadas por los fotógrafos allí desplazados redundan en el desasosiego de una isla que ha sucumbido al paso de tres huracanes seguidos, dos de ellos de los más brutales de la historia reciente.

Y como siempre, la NASA ha estado haciendo su trabajo. La agencia espacial cuenta con un programa especialmente dedicado a desastres en el que toman imágenes aéreas de las zonas afectadas y las comparan con las tomadas días antes de la inundación/incendio/huracán/terremoto. El objetivo es analizar cómo de graves son los daños en base a las viviendas y construcciones derruidas.

En el caso de Puerto Rico, la NASA ha producido diversos mapas. Aquí podemos observar el "damage proxy map", descargable (pero sólo utilizable con algunos programas) en el que se incluyen en puntos rojos y naranjas las zonas más claramente afectadas por el desastre. En San Juan y la bahía de la capital puertorriquense los destrozos han sido muy altos, y muchas edificaciones han sufrido daños que pueden tornar en irreparables. La reconstrucción será dramática.

Mapa Edificios dañados en San Juan. (NASA)

Además, en Storms la NASA ha creado un mapa sobre la base de Google Earth en el que, a través de simples campas, podemos recorrer toda la costa norte de Puerto Rico comparando cómo estaba los días previos al huracán y cómo está ahora. Amén de la coloración de las fotos, más marrón por culpa de los numerosos sedimentos removidos y depositados por la tormenta, es fácil apreciar cómo muchas de las poblaciones cuentan ahora con menos casas.

En ambos proyectos la NASA está utilizando imágenes de sus satélites Copenicus Sentinel, y en el caso de Storms se irán actualizando conforme vayan llegando más.

Antes Buena El antes. (NASA)
Despues Buen El después. (NASA)

Otro modo de medir cómo de salvaje ha sido la destrucción de Puerto Rico es a través de las luces nocturnas, un claro medidor de civilización. En los días previos, la zona de San Juan estaba repleta de luces, con otras escamoteadas en islas adyacentes a la principal y en el sur de Puerto Rico. Tras María, han desaparecido la mayor parte de ellas y las de la zona de San Juan han quedado muy mermadas.

Hemos pasado de una isla iluminada a una isla en la oscuridad. Literalmente.

Dkljzvnxoaeu2pt

Incluso conociendo el alcance de la destrucción puertorriqueña, queda espacio para impresionarse con las imágenes de María sobre la isla. Aquí se pueden ver dos, tanto un render que muestra la intensidad del huracán como otra tomada por un satélite de la agencia espacial en el que María ocupa (en blanco) la totalidad de la isla. Incluso los propios astronautas de la ISS quedaron impactados por el alcance de la tormenta, tan pocos días posterior a Irma.

Maria Goe 2017263 Lrg NASA.
Dkql9e Xkai7it6 Desde la ISS. (Randy Bresnik/NASA)

Hay más de 3.4 millones de personas viviendo en Puerto Rico. La comida, el agua y la electricidad escasean. Las infraestructuras han quedado inutilizables, aeropuertos incluidos. Las conexiones móviles se han caído en su práctica totalidad. Los hospitales funcionan a duras penas. Y ante la apatía del gobierno estadounidense, va a peor.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos