Compartir
Publicidad

La República Checa y otros 7 países que decidieron cambiarse de nombre

La República Checa y otros 7 países que decidieron cambiarse de nombre
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los estados contemporáneos, en pleno siglo XXI, tienden a ser entidades estables, tanto a nivel territorial como, en menor medida, a nivel identitario. Lo que resulta excepcional es que decidan cambiar su nombre sin que medie transformación física, invasión o revolución alguna. La República Checa ha decidido ponerse manos a la obra y resultar excepcional: el primer ministro del país, Lubomir Zaoralek, cree que "Czech Republic" es una mala marca comercial (e identitaria). De modo que aspira a registrar oficialmente a su nación como "Czechia", lo que en castellano se traduciría por "Chequia". No-es-tan-extravagante.

La región, de hecho, ha sufrido diversos cambios de nombre históricos. Desde la Edad Media hasta nuestros días, el pueblo checo se ha repartido en torno al Magraviato de Moravia, al Ducado de Bohemia, al Reino de Bohemia, a Checoeslovaquia y a la República Checa. Pese a que su identidad lingüística siempre ha estado más o menos bien definida (el checo, una de las más raras y complejas lenguas eslavas occidentales), el territorio que han habitado jamás ha tenido una denominación firme. Ni siquiera tras la marcha de Eslovaquia, cuando las autoridades del país optaron por el extraño "República Checa".

A nivel protocolario, hay numerosos países que incluyen su naturaleza política en su nombre, pero a nivel coloquial es mucho menos común. Los checos, sin embargo, son conocidos tanto en lengua castellana como inglesa como "República Checa", pese a que "Chequia" es una variante más corta y reconocible. En otros idiomas, como el alemán o el italiano, "Česko" sí es una denominación frecuente, pero el país, en Naciones Unidas y en la Unión Europea, se llama "República Checa". Es lo que el primer ministro quiere cambiar. Ya hay una página web informando sobre las bondades del nuevo nombre, más propio.

De llegar a buen puerto, el proyecto de cambio de nombre de los checos no sería el primero en la historia

1. Birmania → Myanmar

Burma La antigua bandera de Myanmar.

La historia de Birmania tras la independencia del Imperio Británico es un relato extremadamente violento y cambiante. A mediados de los sesenta, un golpe militar instauró un régimen socialista que, en 1988, llegó a su fin tras protestas multitudinarias en todo el país y un nuevo golpe militar, pero de carácter anticomunista. Al año siguiente, el nuevo gobierno decidió bautizar al estado birmano como "Myanmar", borrando el origen colonial de Birmania. Dado que la junta militar surgida del levantamiento 8888 es autoritaria y represora, tanto algunos países como otros grupos políticos del país rechazan esa denominación.

2. Ceilán → Sri Lanka

Sri Lanka

Al igual que Birmania-Myanmar, la dicotomía entre Ceilán y Sri Lanka también tiene orígenes coloniales. La isla al sudoeste de la India fue colonizada a principios del siglo XIX, y bautizada por los portugeses como "Ceilán", pese a las múltiples denominaciones con las que había sido conocida con anterioridad. Tras su parcial independencia (dominio británico dentro de la Commonwealth), el nombre se mantuvo varios años, hasta que, en su plena independencia, las autoridades lo rebautizaron como Sri Lanka. En 2011, el gobierno inició un plan para eliminar todo cartel que hiciera referencia a Ceilán.

3. Siam → Tailandia

Thai La bandera de Thailandia, uno de los pocos países del mundo que no estuvo sometido a la colonización europea.

El caso de Tailandia no encuentra relación con las potencias coloniales. De hecho, Siam fue uno de los pocos estados no europeos que jamás han sido colonizados por las potencias del viejo continente. Durante años, Siam fue una monarquía de carácter autoritario. Cuando a mediados de los años treinta un golpe militar condujo a un gobierno de carácter nacionalista, el país fue renombrado "Tailandia" (Ratcha-anachak Thai), en referencia explícita al grupo etno-lingüístico mayoritario del país (y frente a la amplia minoría china). Tailandia se alió con Japón en la Segunda Guerra Mundial, perdió, volvió a llamarse Siam, sufrió otro golpe militar en 1948 y, de forma ya definitiva, volvió a bautizarse como Tailandia.

4. De Serbia a... Serbia

Balkans A la izquierda, junto a la estadounidense, algunas de las banderas de los países que pertenecieron un día Yugoslavia.

El primer estado sudeslavo moderno que logró la independencia fue el Reino de Serbia, cuya relación con el inicio de la Primera Guerra Mundial es directa. Los serbios formaron más tarde el Reino de Yugoslavia junto a eslovenos, bosnios y croatas. Tras la Segunda Guerra Mundial, la monarquía cayó, y el resultado fue República Federativa Socialista de Yugoslavia. Tras las guerras y las independencias, la entidad heredera pasó a llamarse República Federal de Yugoslavia. Compuesta sólo por Serbia y Montenegro, en 2003 se bautizó "Serbia y Montenegro". Y tras la independencia de Montenegro, vuelve a ser hoy Serbia, a secas. Pero en forma de república.

5. Alto Volta → Burkina Faso

Burkina Faso La bandera de Burkina Faso durante un partido de fútbol.

Viajamos a África. En concreto, a la muy pobre república de Burkina Faso, cuyos orígenes independientes del imperio francés se remontan a principios de la década de los sesenta. Tras la descolonización del Sáhara Occidental, muchos países africanos retuvieron nombres coloniales. Fue el caso de Alto Volta, cuya bandera nacional (en referencia a los tres ríos del país: el Volta negro, el Volta blanco y el Volta rojo), himno y nombre fue modificado en 1984 para acabar con el legado colonial. Un golpe de estado de carácter militar y nacionalista enterró al Alto Volta y abrigó el nacimiento de Burkina Faso.

6. Dahomey → Benin

Benin La bandera de Benin, a la derecha, junto a la de Togo.

Cerca de Burkina Faso se encuentra Benin, otra antigua colonia francesa que atravesó un proceso semejante al de Burkina Faso. Primero como entidad colonial autónoma dentro del imperio francés post-Segunda Guerra Mundial, más tarde como estado independiente de facto, la República de Dahomey fue constituida a principios de los sesenta. Sin embargo, en 1975, el gobierno decidió adoptar el nombre de "Benin". Dahomey sólo reflejaba identitariamente el antiguo estado fon (una de las muchas etnicidades de Benin) previo a la colonización francesa. Hay alrededor de 42 etnias en un país de menos de 10 millones de habitantes.

7. Estado Libre Irlandés → Irlanda

Ireland

En 1922, el Reino Unido y representantes irlandeses ponían fin al cruento conflicto bélico que durante dos años había sucedido en la isla de Irlanda. La antigua colonia se convertía de este modo en un dominio, pero no en un estado plenamente independiente (semejante al estatus de Canadá o de Australia). Dadas las circunstancias, y ante la imposibilidad de autobautizarse "República de Irlanda", los irlandeses optaron por el "Estado Libre Irlandés". En 1937 y tras un referéndum para eliminar todo vínculo legal existente al Reino Unido, la nueva constitución del país declaró al estado oficialmente como "Irlanda" o "Éire".


Imagen | C., World Bank, Mr.TinDC, Johan Fantenberg, U.S. Army Europe Images, Dormiveglia, jbdodane, Wendy

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio