Compartir
Publicidad

Las heridas del azúcar: la campaña que conciencia sobre la diabetes cambiando sangre por chocolate

Las heridas del azúcar: la campaña que conciencia sobre la diabetes cambiando sangre por chocolate
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sabemos que el azúcar causa diversas afecciones si su consumo no es regulado. Y que contribuye de forma notable al desarrollo de la diabetes, una enfermedad que puede acompañar a una persona durante toda su vida causando trastornos en diversas partes del cuerpo. Pero las palabras suelen caer en saco roto cuando se trata de concienciar. De modo que las imágenes siempre son un recurso mucho más fiable.

Lo saben desde SinAzucar.org, la campaña que lleva en boca de todo el mundo desde que decidiera ilustrar con terrones de azúcar la cantidad de azúcares que llevan algunos alimentos y que, a priori, no deberían estar ahí (como una pizza, por ejemplo: sí, también esta de Telepizza que probamos en su momento). Pero también lo saben desde la Asociación contra la Diabetes de Tailandia, que el año pasado lanzaron esta impactante campaña.

El autor responde al nombre de Nattakong Jaengsem y logró revertir por completo la naturaleza de los productos dulces y azucarados (sabrosos, divertidos, atractivos, infantiles) para alertar sobre los riesgos de la diabetes. ¿Su método? Tan eficaz como brillante: convertir la sangre en chocolate, galletas oreo y sirope de fresa. Imagina que cuando te haces una herida, sangras regaliz. El resultado sería algo como esto.

sweet kills Chocolate parece.
sangre Sangre no es.
cho Abominable y apetecible.

Su valor radica en su capacidad para espantar. Vista desde lejos, las imágenes dan pavor: nadie quiere acercarse a la carne viva, a los huesos rotos y los músculos rasgados expuestos a plena luz. Si las pienas y brazos parecen zombis desde lejos, cuando hacemos zoom in, el resultado es el contrario: todo es tan apetecible que entran ganas de comérselo.

Jaengsem aplica el ardid del azúcar a la inversa. Las chucherías y los productos de azúcar procesado son muy atractivos e irresistibles a primera vista, pero detrás de ellos esconde numeras consecuencias negativas para nuestro cuerpo. Las imágenes hacen lo contrario: de lejos exponen su carácter perturbador y peligroso, y de cerca resultan muy apetecibles. El aspecto viscoso, de película de terror, hace el resto.

La campaña tuvo tanto valor que logró llevarse un premio en el Festival de Publicidad de Cannes. A tenor de la prevalencia de la diabetes en todos los continentes (62 millones sólo en suelo americano), la campaña sigue siendo necesaria.

F389f829457117 55f3ca4214863
sugar
sugar2
D3668b29457117 55f3ca42136c0
Dad40629457117 55f3ca4218d2b
azucar
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos