Compartir
Publicidad

Los libros "prohibidos" son el tabú del siglo XXI

Los libros "prohibidos" son el tabú del siglo XXI
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante esta semana se está celebrando en Estados Unidos la “Banned Books Week” una cita, impulsada por varias asociaciones como la ALA (American Libraries Association), en la que se pretende reivindicar la libertad para acceder a cualquier tipo de libro. En concreto se reclaman aquellos que han sufrido censura por parte de instituciones ya sean públicas y privadas e incluso que se han baneado de bibliotecas y cadenas de librerías en EEUU.

Evidentemente esta es una celebración que, si bien ensalza tanto la libertad de expresión como la de información y todas demás libertades, puede dar una imagen equivocada. En el mundo occidental apenas hay “libros prohibidos” en el sentido de ilegales y perseguidos por la ley por ser ideológica, moral o loqueseteocurramente perniciosos... por muy molestos que sean.

Sin embargo sí que hay ciertas asociaciones e incluso instituciones que intentan persuadir la distribución de tal o cual obra por ahondar en política o, simplemente, explorar temas "inmorales". Sólo hace falta echar un vistazo para ver que a lo largo del mundo existen casos que nos resultan increíbles e incluso desproporcionadas como cuando se decidió retirar de las librerías moscovitas 'Maus' por la nueva legislación anti nazi rusa.

Estos son los libros más censurados en EEUU (y sus razones)

15149802007 129971b0d4 H

La Asociación de Bibliotecas Americanas estima que entre colegios, bibliotecas y otros lugares hay al menos 311 libros censurados reportados, cifra que se supone que es solo la punta del iceberg, ya que se calcula que sólo se informan de apenas un 30% del total de casos.

Uno de los últimos ha sido el de un chico de quince años que tenía que leer durante el verano para clase 'La vida inmortal de Henrietta Lacks' de Rebecca Sklooc, un apasionante relato sobre la vida de una pobre afroamericana cuyo cáncer fue vital para la investigación médica. Sus células cancerosas fueron tomadas sin su conocimiento para convertirse en la base fundamental para avances médicos como la vacuna de la polio y la fecundación in vitro. Jackie Sims se horrorizó al ver lo que leía su hijo e inició una campaña llamando a la retirada del libro por pornográfico.

Pero este caso no es único, sino que hay, como ya he dicho, tres centenares de casos conocidos, considerados "perniciosos" para la mente de niños y adolescentes. Algunos de ellos libros e incluso cómics que han sido adaptados a cine y que son valientes retratos de la sociedad de su autor. Estos son los libros más "baneados" en EEUU en 2014:

Part Time Indian
  1. 'El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial', de Sherman Alexie. Razones: desde ser culturalmente “insensible” hasta a presencia de drogas, juego y, ojo, educación sexual.
  2. 'Persepolis', de Marjane Satrapi. La autora iraní realizó una novela gráfica basada en su vida que resulta ser “ofensiva política, racial y socialmente”.
  3. 'Tres con tango' el libro infantil de Justin Richardson y Peter Parnell, promueve “la agenda homosexual”
  4. 'Ojos azules', de Toni Morrison contiene “materias controvertidas”.
  5. 'It's Perfectly Normal', los libros de educación sexual para niños de Robie Harris no son gratos en las bibliotecas. De este en concreto llegaron a decir que “alega pornografía infantil”.
  6. 'Saga', de Brian Vaughan y Fiona Staples: desnudos, lenguaje ofensivo…
  7. 'Cometas en el cielo', de Khaled Hosseini, la novela gráfica ambientada en Afganistán es considerada, entre otras, violenta y con lenguaje ofensivo.
  8. 'Las ventajas de ser un marginado', de Stephen Chborsky. La homosexualidad y el no cortarse a la hora de describir las vivencias de estos adolescentes condenan el libro.
  9. 'A Stolen Life' de Jaycee Dugard contiene drogas, alcohol, sexo...
  10. 'Drama', de Raina Telgemeier es sexualmente explícito.

Y en España ¿qué pasa?

Hitlerss

La prohibición/censura de libros en España es uno de esos temas tabú de los que se negocian en despachos. Desde la llegada de la democracia la censura como tal está abolida, aunque obras como 'La Muerte de Lorca' de Ian Gibson tuvieron muchos problemas de distribución tras ser uno de los casos más sonados en los últimos años del franquismo. Desde entonces es muy difícil que en España se prohíba la publicación de un libro.

Quizá el caso más famoso de publicación prohibida en España es la del cómic humorístico francés 'Hitler=SS', editada aquí por Makoki y que, al igual que en Francia, fue objeto de polémica (por su humor negro, absurdo ambientado en campos de concentración) y entramados judiciales. Aquí finalmente intervino el Tribunal Constitucional que en 1995 ordenó el secuestro de ejemplares y destrucción de las planchas.

Es un caso curioso porque el 'Mi lucha' ('Mein Kampf') de Adolf Hitler está publicado en España por parte de varias editoriales. Un lujo que, por ejemplo, no estaría permitido en otros países. Eso sí, al igual que con el resto de Europa, con los años se ha conformado toda una lista de libros "no gratos".

Censura mercantil o "que carguen otros con el muerto"

1940corteingles

En España tenemos multitud de casos de editoriales que reciben presiones para que tal libro o cual no se publique. Y no estoy hablando únicamente de altas esferas del estado/iglesia, o si no que le pregunten a Javier Cuartas y la odisea que supuso la edición de 'Biografía de El Corte Inglés' que sugería un origen turbio de una de las empresas más importantes de España.

Las grandes casas editoriales (Planeta, Random House y similares) se suelen deshacer de cualquier libro que pueda suponer problemas mientras hay tiempo. Las manchas en las grandes suelen ser más difíciles de ignorar, y la maquinaria legal y de relaciones públicas funciona a todo trapo en cuanto salta el escándalo.

Ese fue el caso 'Dios los cría', el famoso libro en el que Dragó decía haber tenido relaciones sexuales con una menor. Tras saltar el escándalo, la editorial aseguró haber ordenado la retirada de ejemplares, pero esta orden debió perderse por algún sitio porque siguió vendiéndose.

Princesa Cria

Estos libros polémicos o que atraen miradas poderosas son los primeros en ser descartados por estas grandes editoriales, pero en la mayoría de los casos acaban en alguna casa más pequeña como puede ser el sello FOCA de Akal, que ha editado títulos como 'Adiós, Princesa' de David Rocasolano o 'El cura y los mandarines' de Gregorio Morán.

Por cierto, el primero sufrió además las puertas cerradas de las grandes cadenas durante las primeras semanas y el silencio por parte de periódicos de tirada nacional... pero eso no impidió que se convirtiera en un top ventas según reflejaba el Gremio de Libreros CEGAL. Casos como el del libro sobre Zaplana o el ya expuesto de Cuartas indican que los libros se prohiben a varios niveles y que uno de ellos es el "baneo" desde casas comerciales.

Al igual que las tiendas, las bibliotecas tampoco escapan de presiones, pero los últimos casos conocidos son en torno a listas de periódicos que pueden y no adquirir. Aunque actualmente se han reformado y promulgado leyes que parecen coartar tanto la libertad de expresión como de información, la prohibición de libros en España es más un asunto de política e intereses que legal. Los títulos que molesten a ciertos sectores de la sociedad o personal importante serán más difíciles de encontrar o de ser publicados que aquellos que no.

Lo peor de esta cuestión es el silencio que hay. En una época y estado libre (y ojo, no me refiero sólo a España, sino que también a Europa y Estados Unidos como adalides de la libertad) la censura de libros es un tema de escándalo, y quizás por eso se hace todo de tapadillo. No se censura, se "banea".

Imágenes | Amy G; Franklin Park Library

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio