Compartir
Publicidad

Onurmanía: Cómo es que los latinoamericanos nos hemos vuelto locos por una serie de televisión turca

Onurmanía: Cómo es que los latinoamericanos nos hemos vuelto locos por una serie de televisión turca
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es de lo más normal que en ciertos sectores de la población nos encontremos con entusiastas o aficionados a algún deporte, partido político, música, en fin, la actividad que quieran. Esto nos habla de una gran variedad de opciones y libertad de elección que tenemos, lo que nos trae esa diversidad tan característica en las sociedades. ¿Pero qué ocurre cuando no se trata de un pequeño sector de la población, es más, ni un país, sino casi todo un continente el que se entusiasma con algo?.

Este es el caso de la serie televisiva "Las mil y una noches" que se ha convertido en un fenómeno televisivo en países como Argentina, Chile, Colombia, Bolivia, Brasil, Ecuador, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, lo que ha llevado a varias personas estudien y traten de descifrar este comportamiento ya que se trata de una serie turca (sí, turca) que se transmitió originalmente entre 2006 y 2009.

Telenovela: la reina de Latinoamérica

Abismo De Pasi N Blog

Latinoamérica más que una región aficionada a las series televisivas, es un lugar donde se consumen las llamadas "telenovelas", que se caracterizan por tener una temática en común, la pequeña joven pobre que se enamora del joven adinerado y tienen que pasar por cientos de obstáculos para que al final su amor se cumpla y vivan felices para siempre, bueno, algunas cambian los elementos y el desarrollo de la historia, pero todo se resume en eso.

El éxito de de estas series televisivas se ha conseguido porque el grueso de la población se identifica con la historia y hasta con algún o algunos personajes. Además de que la clase media y baja son quienes más consumen este tipo de programas ya que se transmiten por señal abierta llegando a casi todos los lugares donde exista un televisor.

Cafe Con Aroma De Mujer

En cuanto a telenovelas, en toda Latinoamérica existe una tradición de varios años con historias que han saltado entre países con actores locales, e incluso han salido de la región, llegando a países como Tailandia, Japón o Rusia, pero nunca antes una telenovela creada fuera del continente (en esta caso Turquía) había tenido tal recepción y aceptación, y más que haya logrado esa conexión con un público que está muy arraigado a costumbres locales.

Onur a punto de convertirse en el nuevo Juan

Las mil y una noches en resumen, nos cuenta la historia de Onur, un multimillonario que ofrece dinero por pasar una noche con la joven de nombre Sherezade quien tiene un hijo enfermo y accede con la intención de pagar el tratamiento que requiere su hijo. De aquí surgen cientos (o miles) de situaciones que han llevado a millones de espectadores a sentarse frente al televisor todos los días.

Tal ha sido el impacto ocasionado por esta serie que en países como Argentina y Chile ya se han empezado a aceptar registros de niños y niñas bajo los nombres de Onur y Sherezade, incluso se habla de que después del primer año de transmisión de la serie en Chile los registros bajo el nombre de "Onur" superaron a "Benjamín" o "Agustín", que por años han sido los nombres más popular del país, y lo mismo ocurre con "Juan" en la Argentina.

Por extraño que parezca, no es algo nuevo

Pero esto de bautizar a los niños con el nombre de algún personaje de moda extraído de una telenovela no es algo nuevo, al contrario, desde hace décadas se acostumbra y existen casos memorables como el boom de las "Valentinas" y los "Giovannis" en 1969 por la telenovela argentina "Muchacha italiana viene a casarse" que llegaría a México y otros países en 1972.

Otros casos similares han sido las telenovelas "Los Ricos también lloran" de 1979 donde México se llenó de "Marianas", que al día de hoy sigue siendo uno de los nombres más populares en el país. Pero no todo han sido telenovelas, ya que el gusto por series extranjeras, en su mayoría estadounidenses, ha ocasionado la proliferación de nombres que no tienen nada que ver en la región como el caso de "Brayan" (derivado del anglosajón Brian) o "Dylan", que se popularizaron por series como Beverly Hills 90210 en los años noventas.

Nombres Raros 13

Lo anterior ha ocasionado que en ciertas ciudades se prohiba que los padres usen nombres "no comunes", esto con la intención de que los niños no sean víctimas de abuso o burlas en las escuelas, pero lejos de ser una solución es algo que ha proliferado por décadas y no parece que se vaya a solucionar a corto o mediano plazo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio