Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Qué quieres ser, trol o ciudadano digital?

¿Qué quieres ser, trol o ciudadano digital?
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nuevo portal de Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid ha registrado más de 40.000 visitas en su primer día de vida y más de 1.700 debates creados. Se trata de una iniciativa dedicada a fomentar la "democracia digital", que ayer por la noche tuvo un pequeña problema: decenas de debates pidiendo estatuas a los personajes más peregrinos, la instalación de un monorraíl en la capital entre shurmanos, chistes privados forococheros y otros intentos de trolear el portal.

¿El resultado? Más de "100 denuncias de hilos inapropiados en torno a las 12 de la noche", según fuentes del Área de Gobierno de Participación Ciudadana del Ayuntamiento. Sí, es Internet y el trol chistoso y el trol hiriente son inevitables. Pero, ¿realmente merece la pena trolear un sitio así? ¿Por qué lo hacen?

El troleo al Gobierno Abierto

Todo empezó, más o menos, en el debate 115. Un usuario llamado Zatch proponía levantar una estatua de Roto2 en la Puerta del Sol -el emoji/mascota de la comunidad forocochera-. Mientras, el mismo usuario animaba en un hilo privado de Forocoches (comunidad con más de 650.000 usuarios y un largo historial de troleo) a votar la propuesta. Primero como troleada, y luego como propuesta "seria":

Forococh1

Su moderado éxito -de momento el hilo sigue activo, con más de 900 votos, casi un 70% a favor- hizo de efecto llamada entre la comunidad y las redes sociales para que decenas de usuarios se lanzasen a un bombardeo. Recopilado en otro hilo, este ya abierto, en el que los chistes se sucedían:

El reclamo para el trol chistoso también era demasiado jugoso: para registrarse en decide.madrid.es lo único que hace falta es una dirección de correo. La oportunidad estaba servida, sobre todo teniendo en cuenta que la interacción virtual y el anonimato son el caldo de cultivo perfecto para que surjan los troles.

Que se dedicaron a buscar su segundo de gloria con debates absurdos -en muchos casos ya eliminados- como el monorraíl, una referencia a un capítulo de Los Simpsons. La noche apuntaba a troleada épica.

O esa propuesta de "trasladar Madrid a un sitio cerca del mar", de las más blancas. Un goteo continuo que llevó, a eso de las 12, al borrado masivo de hilos reportados por otros usuarios, bastante molestos por la intromisión. Y a la expectación del público de las redes sociales ante la extensión del troleo general:

Que prosiguió durante la mañana, cuando las redes sociales recogieron el testigo de la noche. Aunque la situación parece haberse "normalizado":

Ultimosdebates

¿El trol troleado?

La motivación del trol es simple: liarla y quedar como un grande entre los suyos. El trol se siente bien cuando dificulta el funcionamiento normal de una comunidad y encima recibe atención pública. Media Internet jaleó a los forococheros cuando llevaron a John Cobra a sabotear la gala de Eurovisión. Y estamos bastante (mal)acostumbrados a que cualquier votación pública sea una excusa para realizar la broma más bestia posible. Aunque dentro de Forocoches no eran precisamente una piña:

Forococh2

Aún así, Zatch se equivocaba: aunque consiguiese 50.000 votos a favor, el Ayuntamiento no tendría que debatir esa estatua de Roto2... Para empezar porque todavía no se ha activado la opción de presentar propuestas: autotroleada. De momento, los debates son sólo hilos para que los ciudadanos (y los troles) lancen ideas y las discutan. Pero así se va tomando el pulso a la participación. Y, como nos aseguraban desde el Área de Gobierno del Ayuntamiento:

El sistema permite a cualquier persona participar, sin ningún requisito previo, lanzando debates, contestando, votando positiva o negativamente, e incluso denunciando hilos de debate inapropiados. Estas denuncias son procesadas manualmente por voluntarios/as del cuerpo de Voluntarios por Madrid, coordinados por funcionarios/as del Servicio de Participación Ciudadana del Ayuntamiento. (...) En cualquier caso, se están activando alertas más amplias para que las denuncias sean procesadas lo más rápidamente posible, incluso durante la noche.

Los primeros pasos de una "democracia electrónica"

Independientemente de su signo político, la iniciativa de Gobierno Abierto es uno de los pocos intentos que hemos visto en nuestro país de adaptar la política a los tiempos que corren. Es decir, a Internet. No es tarea fácil: incluso países como Suiza, que ha celebrado más de 240 referéndums desde 1874 (sólo el año pasado fueron 14), todavía está en pañales en cuanto al voto electrónico.

Sin embargo, el trol lo tiene un poco más complicado cuando llegue el apartado de propuestas ciudadanas: allí "sólo podrán apoyar y votar propuestas los usuarios verificados y empadronados en Madrid", aseguran en el Servicio de Participación Ciudadana. Aún así, no conviene subestimar la capacidad de organización de las comunidades interneteras. Ni tampoco el sentido del humor de los políticos y funcionarios.

En 2013, la Casa Blanca recibió una petición online de varias decenas de miles de firmas para emprender la construcción de una Estrella de la Muerte en 2016. La Administración estadounidense no estába obligada a aceptar la propuesta, pero sí a contestarla. Y eso hizo en una carta hilarante, titulada "Esta no es la respuesta a vuestra petición que estáis buscando". En la que se estimaba el coste de una Estrella de la Muerte en unos 850.000 billones de dólares y se exponía un detalle inédito de la política exterior de Obama: "esta Administración no apoya la destrucción de planetas".

A veces conviene tomarse el troleo inofensivo con sentido del humor.

El trol contra el ciudadano

Sin embargo, los troles sí pueden tener un efecto negativo en las comunidades en las que irrumpen. Kevin Coe, Kate Kenski y Stephen A. Rains estudiaron el comportamiento de los "incívicos" en varios blogs, comunidades y medios de comunicación. También recopilaron otros estudios sobre el tema, y la evidencia apunta a que los comentarios incívicos [troles]

"tienen importantes consecuencias en los debates públicos. (...) Está demostrado que, aunque sus efectos no sean uniformemente negativos, el incivismo tiende a deslegitimar los argumentos políticos y rebajar las evaluaciones del público sobre aquellos que los usan [los argumentos]"

> >

Es más, casi todos los estudios citados (más su propia investigación) que, más o menos, los comentarios "trol" representaban cerca de un 20% del total, y están presentes en la mitad de los temas de discusión. Es decir, hay que acostumbrarse a convivir con el trol. Que tampoco es exclusivo de Internet.

Podemos poner el grito en el cielo porque un puñado de tipos se dediquen a abrir chistes dudosos en una comunidad de participación ciudadana. Pero en todas las elecciones físicas que se celebran vemos lo mismo: un puñado de ciudadanos, amparados por el secreto del voto, aprovechan para hacer el chiste de turno con su voto nulo. La diferencia es que quizás su derecho al pataleo y al chiste fácil resulte menos molesto para los demás. Excepto para los que cuentan los votos:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos