'El Rey León' por 60.000 euros: se está especulando con los VHS, pero en realidad no valen casi nada

'El Rey León' por 60.000 euros: se está especulando con los VHS, pero en realidad no valen casi nada
28 Comentarios

Les dijimos adiós hace años. Los VHS, cintas de música, vinilos, discos… Aún así, la moda retro no parece que quiera irse a ninguna parte, se agarra como puede a algo que recientemente tiene más impulso: el coleccionismo. No son pocos los que se dejan importantes sumas en su película favorita en algo tan de los 80 o los 90 como los VHS. Ahora, sin embargo, son muchos los usuarios de redes sociales que desde hace días comparten los desorbitados precios a los que se encuentran cintas de clásicos Disney en las webs de venta de segunda mano como Wallapop o Ebay.

Basta con echar un vistazo por estas plataformas para encontrar películas como El rey león a precios que se sitúan entre los 500 y los 60.000 euros. Pero esto no sólo se da con este clásico leonino, también con otras cintas de la casa del ratón como Blancanieves o Pinocho.

La historia ha corrido como la pólvora por diversos medios. Decenas de artículos pidiendo a los lectores que abran los baúles de la infancia y traten de vender esas joyas nostalgicas. Sin embargo, nada es lo que parece. ¿Pura especulación? ¿Burbuja? Desde luego, mucho engaño. Vamos a ver, primero, qué ha pasado.

Desde hace 15 años las cintas VHS dejaron de fabricarse y, como ha ocurrido en los últimos años con los vinilos de música, su valor ha ido creciendo como la espuma conforme aparecen más coleccionistas. El último boom ha sonado con la película en VHS de El Rey León. En Wallapop: 60.000 euros. La más barata a 5.000 euros.

Lo primero a tener en cuenta para saber si las cintas que hay por casa pueden hacerte ganar dinero es que no tienen el mismo precio. Las primeras ediciones en España —de 1995 en el caso de El rey león o de 1994 en los casos de Blancanieves y Pinocho— están más cotizadas que el resto, del mismo modo, los que estén precintados o en especial buen estado son más preciados por los coleccionistas.

También las ediciones Disney Black Diamond, fueron las primeras ediciones a la venta, entre 1984 y 1993, y son las más valiosas en el mercado del coleccionismo. Hay un ránking de cuáles son por las que más piden.

Dentro del top 5, la quinta película por la que más se ¿paga? es Lawrence de Arabia y La Sirenita, "valorada" en una media de 1.500 euros. Le precede un puesto más arriba Blancanieves, una de las películas más antiguas de Disney (1937) y por cuya versión original en VHS piden más de 2.000 euros. Por Mary Poppins piden algo más. Y en la cima: El libro de la selva, de la que se registran precios entre los 900 y los 20.000 euros.

Cuidado, engaño: nada es lo que parece

Ahora bien, estos precios elevados no se corresponden con una demanda real, tal y como señalan varios especialistas a El Consumidor Global. Los trabajadores de tiendas de segunda mano dejan claro que las cintas en VHS no se venden especialmente bien y que incluso las venden por un euro. Esto se debe, en parte, a que hay mucha oferta. Se vendieron millones de copias de cada una de las cintas mencionadas en España.

Además, apuntan a que lo que se está produciendo es un efecto llamada a la oferta en los mercados de segunda mano. El famoso coleccionista de VHS Sergio Colmenar contaba en una entrevista con Nius que no está de acuerdo con esta especulación: compró algunas de las 3.000 cintas que tiene en su haber por un euro y ni loco estaría dispuesto a pagar esos precios desorbitados por ampliar su colección.

Entonces, ¿de dónde viene esta repentina locura especulativa? Tal y como relata el tuitero KROMIC BRUCK en este hilo de Twitter, el origen lo encontramos en un artículo de la web Tech Times del 2016 que aseguraba que las películas Disney comercializadas entre 1988 y 1993 de la serie Black Diamond  (con el símbolo de un diamante en el lomo) tenían un valor actual de miles de euros.

Versiones Black Diamond de Blancanieves o Fantasía son anunciadas por unos 5.000 euros, con la promesa de que se trata de un producto exclusivo. Nada más lejos de la realidad, se vendieron millones de copias y pueden encontrarse en tiendas de segunda mano por unos 30 euros.

¿Cómo llegó el redactor de aquel artículo a esta conclusión? Al ver en Ebay lo que muchos usuarios pedían por sus copias de cintas VHS de Disney. ¿Y qué llevó a esos vendedores de Ebay a pensar que tenían una fortuna en sus clásicos Disney? Pues la subasta que se realizó meses atrás (que acabó en miles de dólares) de la primera copia facturada del VHS de El libro de la Selva, totalmente precintada y que llegó a un precio alto por su condición tan especial de primera copia fabricada y sin desprecintar ni usar.

Entonces prendió la mecha. Los usuarios de eBay que no llegaron a comprender que ese valor en subasta de ese VHS concreto de El libro de la selva se alcanzó por ser una copia única, comenzaron a pedir barbaridades por sus clásicos Disney. Aquí, en España, diferentes medios digitales y webs se hicieron eco del fenómeno y hemos llegado a un torbellino difícil de parar a estas alturas.

Según estos artículos (y los vendedores que intentan colocar a precio de sangre de unicornio sus películas) los Black Diamond son muy valiosos porque solo se comercializaron durante cinco años y en edición limitada. ¿Pero qué es limitado? Hay que recordar que Disney vendió millones de copias durante el boom del vídeo casero. Cada niño del primer mundo tenía en su casa mínimo tres películas Disney. Las hay a patadas.

Los expertos coleccionistas aseguran que no pagarían más de 30 dólares por una cinta de la época de los títulos más habituales (Rey León, Aladdin, La Sirenita...) que haya sido comercializada. Y eso estando en perfecto estado. Por lo tanto, si has leído recientemente algún titular que diga que puedes hacerte rico vendiendo tus VHS de Disney, has de saber que: tus VHS de Disney no valen esa cantidad (probablemente) y que todo el mundo, al igual que tú, conserva en su trastero copias como las tuyas.

Los libros de Harry Potter tampoco

La tendencia llega incluso a los libros de Harry Potter. Este artículo en concreto reza en su titular: "Si tienes esta edición española de los libros de ‘Harry Potter’ podrías ganar miles de euros". La primera tirada de Harry Potter y la piedra filosofal en tapa dura fue de 500 ejemplares. Tal y como se puede ver en Abebooks, hay gente que está dispuesta a pagar entre 35.000 y 50.000 euros, una auténtica barbaridad.

Todas estas ediciones de las que estamos hablando son las inglesas. Pero, ¿y las de España? La saga Harry Potter llegó a España de la mano de la editorial Emecé (que más tarde se convirtió en Salamandra). Pues bien, las primeras ediciones tienen un elemento diferenciador: las letras del nombre de Harry Potter no están escritas con la forma del relámpago, sino que están hechas con una fuente muy sencilla de color blanco. Además, en la portada se puede ver el antiguo nombre de la editorial: "Emecé".

Investigando un poco por los mercados de segunda mano, hemos podido ver que esta primera edición española puede costar entre 300 y 600 euros.

En Magnet hemos hablado en detalle sobre estos fenómenos retros y de coleccionismo extremo, y de cómo el boca a boca no ayuda nada (si no que aleja aún más de la realidad). Sobre todo, cuando la evidencia nos ha enseñado que el precio de un anuncio en una plataforma de segunda mano no es precio real de venta, y recordando que en sitios de coleccionismo es muy habitual inflar el precio pero vender muchísimo por debajo de lo pedido en la mayoría de casos. ¿Valen dinero los VHS de tu infancia? Sí, probablemente más de lo que pagaron tus padres entonces, pero ni mucho menos vas a hacerte rico con ellos. Quizás en 100 años, quién sabe.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio