Compartir
Publicidad

Si crees que no hay machismo en Hollywood, a lo mejor deberías pensarlo dos veces

Si crees que no hay machismo en Hollywood, a lo mejor deberías pensarlo dos veces
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Rose McGowan es el último caso visible del machismo en Hollywood, una industria en la que la desigualdad salarial entre hombres y mujeres se mide en decenas de millones de dólares y donde la presencia femenina no se corresponde con el número de espectadoras.

Pero McGowan, abandonada por sus agentes tras criticar en Twitter un casting para una película con Adam Sandler (a ella se le pedía que llevase escote generoso y sujetador de realce), no es ni de lejos la única que ha sufrido situaciones inaceptables. Desde directoras hasta actrices, las mujeres de Hollywood llevan años pidiendo un cambio. Motivos no les faltan.


Empecemos por el principio, por la propia industria: sólo el 4% de las películas de Estados Unidos en 2014 estuvieron dirigidas por mujeres. El 7% si miramos las más comerciales. Y apenas un 12% de las protagonistas. En un país donde suponen el 51% de la población, el mismo porcentaje del total de espectadores y donde la mayoría de la taquilla dependía del dinero femenino, según los datos oficiales de la propia industria.

¿Eso de que Sally Field era el interés romántico de Tom Hanks en "Lo que cuenta es el final" y luego, unos 20 minutos más tarde, hacía de su madre en "Forrest Gump"?

Datos que plantean tres preguntas: por qué se siguen haciendo películas pensadas principalmente para hombres. Por qué los actores pueden seguir siendo protagonistas durante más años que las actrices. Y por qué los actores cobran tanto en comparación. Iron Man encumbró a Robert Downey Jr. y le convirtió en la estrella mejor pagada de Hollywood...

Por una trilogía que ha ingresado más o menos el mismo dinero que las tres películas de Los Juegos del Hambre, protagonizada por Jennifer Lawrence. ¿La diferencia salarial entre ambos? Él cobra más o menos el doble que ella, Vengadores aparte. Y el resto de actrices mejores pagadas de Hollywood apenas se acercan a los 10 primeros puestos.

No es un caso único, las listas de gente más rentable para la industria del cine siempre están capitaneadas por mujeres: cobran menos, pero sus películas de mayor éxito recaudan lo mismo en taquilla que las protagonizadas por hombres.

El caso McGowan

Pero hablábamos del tuit de McGowan. La actriz, que hizo doblete con Robert Rodríguez y Quentin Tarantino, se carcajeó en público de una prueba de guión que consideraba inadmisible. Y, como contaba a E! Online, no sólo porque pidiesen enseñar pechuga, sino porque

"era una estupidez. Me ofendía más esa estupidez que todo lo demás. Me ofendía el hecho de que hubiese pasado por tantas manos y nadie hubiese hecho saltar las alarmas. Es normal para tanta gente. Es probable que hasta los redactase una chica. Es algo que está bien a nivel institucional.”

¿Resultado? Sus agentes la han dejado tirada, ante la hipótesis de que McGowan, de 41 años, vaya a tener problemas por sus palabras en un futuro inmediato. Pero ni siquiera es la mayor burrada a la que se ha enfrentado la actriz:

“Cuando hice mi primera película, mi agente me dijo que necesitaba dejarme el pelo largo para que los hombres de Hollywood quisieran follarme y me contratasen. Me dijo eso cuando tenía 17 años"

Rose McGowan no está sola

A Maggie Gyllenhaal, otra actriz de renombre y tirón comercial, la rechazaron hace un mes por ser demasiado vieja para interpretar al interés romántico del protagonista. Gyllenhaal tiene 37 años. ¿El protagonista? 55 años. Se trata de una reducción tan absurda que "me hizo sentir mal, luego me enfado, y por último me hizo reír".

Actrices como Helen Mirren o Bryce Dallas Howard apoyaron a Gyllenhaal ante una situación habitual: las estadísticas indican que una actriz puede progresar salarialmente hasta los 34 años, por término medio, y luego sus contratos caen en picado. Un actor, sin embargo, puede esperar cobrar cifras astronómicas hasta los 51 años, por término medio.

Dallas Howard, que viene de coprotagonizar -entre críticas feministas a su personaje- Jurassic World tiene esos 34 años. "Hollywood tiene una actitud anticuada, discriminatoria y retrógada", confesó a la BBC. "Espero que la situación cambie y que cambie pronto".

La alfombra de la vergüenza y lo que esconden las cámaras

"¿Haces eso con los tíos?"

Las actrices Amy Poehler y Reese Witherspoon fueron parte de las promotoras del #askhermore (#pregúntalemás), una iniciativa para que la alfombra roja de los Oscar dejase de marcar una segregación por sexo hasta en las preguntas. Tradicionalmente, a ellas se les pregunta por la ropa que llevan y a ellos por el trabajo, los planes de futuro, el éxito...

Los mismos Oscar en los que Patricia Arquette exigió al recoger su premio el fin de la discriminación. Y la misma alfombra roja donde Emma Stone que ya tiene experiencia en enfrentarse a estupideces sexistas, reivindicó su papel de nominada por su trabajo como actriz, no por "su belleza".

Actrices como Cate Blanchett o Elisabeth Moss también se han enfrentado en las galas a un trato que no reciben sus compañeros de profesión. La última con estilo, al enfrentarse a la "cámara de uñas" de cierta cadena.

Y al otro lado de la cámara la cosa no mejora: un tumblr semianónimo se ha convertido en un agregador y lugar de denuncia, donde centenares de trabajadoras de la industria de Hollywood revelan lo que tienen que aguantar en pleno siglo XXI. ¿Es posible cambiar Hollywood? Incluso las asociaciones de derechos civiles que lucharon por el fin de la segregación racial quieren tomar cartas en el asunto. Así está la cosa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio