Compartir
Publicidad

Siete conceptos sobre la mente que deberías borrar de la tuya, según los propios expertos

Siete conceptos sobre la mente que deberías borrar de la tuya, según los propios expertos
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las expresiones científicas existen para pensar más, mejor y con menos esfuerzo. Pero hay que estar en guardia: los conceptos científicos, como los jedis, pueden pasarse al lado oscuro cuando menos te lo esperas. Esto debieron pensar Lilienfeld y su equipo que acaban de publicar los 50 conceptos de psicología, psiquiatría y neurociencia que deberíamos de evitar por confusos, tendenciosos o, sencillamente, falsos.

Algunos son sorprendentes; otros, discutibles; y muchos de ellos, evidentes por si mismos. Hemos seleccionado los siete conceptos más curiosos y populares.

"El gen de..."

3340435836_5541261e4c_o.jpg

Todos los meses, desayunamos con algún titular según el cual unos científicos (con nombres rarísimos) que trabajan en alguna universidad (con un nombre aún más raro) ha encontrado el gen de algo: la agresividad, la enfermedad mental, la homosexualidad, el liberalismo o, ¡esto sí que sería necesario!, el sincebollismo. (Des)afortunadamente, la mayor parte de los rasgos conductuales humanos son poligénicos ('dependen' de varios genes) y multifactoriales.

"Si existiera un gen para cada rasgo, cosas preocupantes, como el sincebollismo, ya habrían sido erradicadas"

En el mismo paper, comentan un caso curioso de como el concepto 'Gen de X' puede ocasionar problemas sociales y legales: el del 'gen guerrero'; esto es, la relación entre niveles bajos de la enzima MAO-A y agresividad. En 2009, tribunales italianos y norteamericanos consideraron ciertas pruebas genéticas relacionadas con este gen como atenuantes en casos de homicidio. El problema es que, como en los últimos estudios sobre el 'gen gay', los propios genetistas dudan de que las pruebas científicas lleguen siquiera a insinuar esa conclusión. Como decía el biólogo italiano Giuseppe Novelli: "no sabemos cómo funciona el genoma en su conjunto ni los (posibles) efectos protectores de otros genes".

Lavado de cerebro

3676216186 C623d66e9c O

El término 'Lavado de cerebro', además de ser un nombre fantástico para una peluquería, hace referencia al uso de métodos (coercitivos o no) que obligan a alguien a cambiar sus creencias, ideas, actitudes o valores.

"No existen técnicas especiales ni efectivas para lavar cerebros"

Surgió durante la Guerra de Corea cuando 3500 soldados norteamericanos fueron sometidos a un intenso proceso de reeducación por el ejército chino con, todo hay que decirlo, muy escaso éxito. Tras años de investigación, el resultado es que, aunque la expresión se sigue usando con regularidad, no se han encontrado mecanismos o técnicas que sirvan para lavar cerebros más allá de las técnicas de persuasión que usamos todos nosotros todos los días.

La Región X del cerebro se ilumina...

2052009052_37fff8b94e_o.png

Otro clásico de la divulgación neurológica es aquello de "La región X se ilumina...". Como metáfora es muy visual, pero tenemos que tener claro que el cerebro no es la Feria de Abril.

"No, el cerebro no es la Feria de Abril"

Como nos cuentan Lilienfeld y su equipo, la frase es desafortunada en varios aspectos. Esos colores que se ven son una representación gráfica (¡un mapa!) creada por los investigadores de las zonas con mayor o menor activación cerebral. Del mismo modo que al buscar cafeterías cerca de donde estamos en Google Maps no decimos que a éstas les "salen puntitos rojos", no deberíamos decir que el área de Broca se ilumina. Ni ninguna otra.

Determinado genética o culturalmente

14581168505 Fdbdfdea74 O

Como decíamos más arriba, los rasgos conductuales humanos son poligénicos y multifactoriales. Eso quiere decir, grosso modo, que son fruto de la interacción entre los genes y el ambiente. Los sesudos debates entre "naturaleza" y "cultura" son el equivalente actual a las discusiones bizantinas sobre el sexo de los ángeles. Y además huelen a neftalina aunque reaparezcan vestidos de algo científico e innovador como la epigenética.

"Ninguna capacidad psicológica está determinada genética o culturalmente"

Entre pocas y ninguna capacidad psicológica está determinada genética o culturalmente. Los estudios más optimistas en casos como la esquizofrenia (donde hemos contrado mayor heredabilidad) parece apuntar a entre el 70 y el 90%. Lejos del cien por cien que implica la palabra 'determinado'.

Detector de mentiras

5922684641_e3e6bb9485_o.jpg

El 'Detector de Mentiras', o la 'Máquina de la verdad', es otro de esos conceptos de psicología populares que deberíamos dejar de usar. Tradicionalmente, esos términos se usaban para el polígrafo (un saludo desde aquí a Conchita Pérez, la poligrafista oficial de Sálvame). Pero, en los últimos años, están apareciendo nuevas técnicas como la 'prueba de la P300' que están resucitando la idea del 'detector de mentiras'.

"La primera mentira que tendría que detectar el 'Detector de Mentiras' es él mismo"

En palabras del profesor Manuel Sebastián, uno de los grandes expertos españoles en la materia, "¿están justificadas estas expectativas? ¿Es tan elevada la validez de la prueba? ¿Puede considerarse fiable la aplicación del procedimiento fuera de los controlados límites del laboratorio? Mi respuesta a estas preguntas es un rotundo NO".

La molécula del amor

4037231000_cc3f5c577e_o.jpg

Otra invitada fija a los suplementos de verano de todos los periódicos es la Oxitocina, también llamada "la molécula del amor".

En general, las hormonas tienen muchas funciones a lo largo de la vida de los seres humanos. La oxitocina juega un papel importante en las contracciones del parto y en la lactancia. Pero llamarla molécula del amor es bastante simplista.

"Si segumos repitiendo que la oxitocina es la hormona del amor se lo va a acabar creyendo"

“La oxitocina no es la hormona del amor,” dice Larry Young de la Emory University. “Nos hace más sensibles a la información social y nos permite analizarla con mayor resolución.” Y eso tiene cosas buenas y cosas malas.

Personalidad Múltiple

3299293340_46b18da5c2_o.jpg

Hace más de 20 años que el 'trastorno de personalidad múltiple' desapareció del DSM. Y el principal motivo para dejar de usarlo era que 'Personalidad Múltiple' es un concepto confuso: da a entender que en la persona conviven varias personalidades perfectamente desarrolladas y eso no se suele dar.

Éste se considera un tipo extraño de trastorno disociativo (aquellas condiciones patológicas que conllevan disrupciones o fallos en la memoria, conciencia, identidad y/o percepción). Pero la mayor parte de las veces que usamos la expresión 'personalidad múltiple' son para describir la sencilla verdad de que la gente no siempre se comporta como esperaríamos que lo hiciera.

Un concepto para cada semana del año

Como os decía, sólo hemos escogido siete de las cincuenta expresiones sobre psicología, psiquiatría y neurociencia que deberíamos de dejar de usar. O que quizá, más bien, que deberíamos usar con cabeza, valga la redundancia.

Imagen | kyz, e-MagineArt.com, Liz Henry, El Bibliomata, Alan Cleaver, Lel4nd, omninate, sboneham,

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio