La torrija más cara de la historia: su precio se ha disparado un 16% y no hay alternativas más baratas

La torrija más cara de la historia: su precio se ha disparado un 16% y no hay alternativas más baratas
10 Comentarios

La mayor inflación de la década está repercutiendo negativamente en los hogares españoles, especialmente en el precio de los productos y servicios esenciales. A todo esto se le suma ahora una guerra entre países que eran los exportadores principales de algunos de estos productos. Y, por ende, se han encarecido todavía más. La mayor subida la ha experimentado el aceite de oliva, seguido de la leche, los huevos y el pan. Faltaría sumar el incremento del precio del gas y la luz.

Un cóctel molotov que se ha cebado con el postre estrella de la Semana Santa: las torrijas. Este año, las más caras de la historia.

La mayor subida de precios. La culpa la tiene la inflación. Nada más y nada menos que un insólito 10%. Según una estimación de EAE Business School, el precio de este dulce subirá en total un 16,8% este año. Esto se debe a que lleva encadenando dos meses seguidos de subidas: en febrero, cuyo IPC subió un 7,6%; y de marzo, que registra una subida del 9,8%.

Además, cabe destacar que la mayor subida la han sufrido productos de primera necesidad como el aceite de oliva, que en febrero era un 30,6% más caro que en 2021. También la leche, cuyo precio ha ascendido un 9,3%; los huevos, que han registrado una subida de un 6,6%; y el pan, un 6,4%. Es decir, todos los ingredientes de esta tradicional receta han incrementado su precio.

Hacer torrijas, apretarse el bolsillo. Así, si el año pasado disfrutar de este dulce típico costaba 0,865 euros, se ha pasado a 1,01 euros. Además, el incremento de las tarifas de la luz, un 80,5% más con respecto a 2021, establece que, de media, el precio de las torrijas haya crecido un 16,8%, determinando las torrijas más caras de la historia.

El consumidor que quiera disfrutar de este icónico postre español podría ahorrar variando la receta utilizando aceite de girasol. Pero a pesar del desabastecimiento en muchos supermercados y comercios, según los datos de IPC de febrero, su precio también ha aumentado un 32,2% frente al 30,6% de la variedad de oliva. El contexto internacional y la guerra de Ucrania han hecho que la subida del aceite de girasol sea del 178%.

También el gas para cocinar. Todo está en nuestra contra. Los expertos de  también sugieren utilizar gas natural a la hora de cocinar, ya que, en febrero, su incremento de precio era inferior, un 12,1%, frente al 80,5% de la electricidad, necesaria en las cocinas de vitrocerámica o inducción.  El profesor de EAE Business School, Pablo Contreras, señalaba: "Las torrijas se elaboran siguiendo una receta sencilla, humilde y con ingredientes habituales de nuestras cocinas. La subida de precios de la torrija es muy indicativa de la variación del precio de los bienes de primera necesidad, que los datos apuntan a que está siendo de más del doble que el IPC".

Pasteleros y panaderos desesperados. Los pasteleros y panaderos, que son el último eslabón de la cadena, los que fabrican y venden directamente y en última instancia al público, han expuesto el problema con datos reales: "Nosotros a la semana estamos gastando 300 litros de aceite de girasol. Ahora mismo llamas al proveedor y lo único que te puede servir son 25 litros a la semana. Claro, con 25 litros a la semana no producimos nada. Casi no podemos llenar ni la sartén", explicaba Jonatan Yagüe, gerente de Pastelerías La Oriental, que asegura que desde el estallido de la guerra en Ucrania, el incremento del precio del aceite y el desabastecimiento ha provocado que no puedan tener el servicio que necesitan.

Pese a que están tirando del stock que aún les queda, ahora llega una temporada alta para las pastelerías, con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, y el sector alerta de lo que viene si no se da una solución rápida.

Temas
Inicio
Inicio