El 2020 ha sido horrible. Despidámoslo maravillándonos con las nuevas especies descubiertas por los científicos

El 2020 ha sido horrible. Despidámoslo maravillándonos con las nuevas especies descubiertas por los científicos
6 comentarios

Resulta curioso, y a la vez emocionante, que sea el año 2020 y los científicos sigan descubriendo nuevas especies de vida en la Tierra. Viendo sus fotografías, algunas parecen pokémons o criaturas mitológicas. Pero son animales y plantas misteriosos, casi nunca vistos y poco conocidos. Nadie sabe exactamente cuántos tipos de vida están aún sin describir en los registros científicos; las estimaciones oscilan entre el 86%y el 99,99%. ¿Increíble, no? Y eso teniendo en cuenta que los seres humanos estamos provocando pérdidas importantes de la biodiversidad.

Este año, los investigadores de la Academia de Ciencias de California han descrito 213 nuevas especies en revistas científicas: 101 hormigas, 22 grillos, 15 peces, 11 gecos, 11 babosas marinas, 11 plantas con flores, ocho escarabajos, ocho equinodermos fósiles, siete arañas, cinco serpientes, dos eslizones, dos pulgones, dos anguilas, un musgo, una rana, un anfibio fósil, un caballito de mar, una vieira fósil, una galleta de mar —también conocida como dólar de arena—, un crinoideo fósil —o lirio de mar— y un coral.

Estas especies no tienen por qué haber sido descubiertas este año. Pero sí han sido inscritas oficialmente en 2020 en los registros científicos como especies únicas, algunas tras décadas de investigación. Por ejemplo, entre ellas se ha añadido una especie de babosa marina que se vio por primera vez en una inmersión en Filipinas hace 23 años. Y luego se encontró un segundo espécimen en 2010. Se ha necesitado aún más tiempo para determinar que esta criatura, ahora llamada Hoplodoris rosans, es una novedad en los libros científicos de la vida.

Hoplodoris Rosans. Imagen de Terry Gosliner | California Academy Of Sciences
Hoplodoris Rosans. Imagen de Terry Gosliner | California Academy Of Sciences

Junto con Hoplodoris rosans, los investigadores de la Academia de Ciencias de California han descrito este año otras especies como:

Un caballito de mar pigmeo del tamaño de una uva, llamado Hippocampus nalu:

Hippocampus Nalu. Imagen de Richard Smith | California Academy Of Sciences
Hippocampus Nalu. Imagen de Richard Smith | California Academy Of Sciences

Una rana de lluvia, cuyo origen tiene lugar en Angola. Se llama Breviceps Ombelanonga:

Breviceps Ombelanonga. Imagen de Luis Ceriaco | California Academy of Sciences.
Breviceps Ombelanonga. Imagen de Luis Ceriaco | California Academy of Sciences.

La primera especie de pez pipa que se sabe que vive entre algas rojas, se llama Stigmatopora harastii:

Stigmatopora Harastii. Imagen de Andrew Trevor | California Academy of Sciences.
Stigmatopora Harastii. Imagen de Andrew Trevor | California Academy of Sciences.

Un gecko que reside en la ciudad de Guwahati, India, llamado Cyrtodactylus urbanus:

Cyrtodactylus Urbanus. Imagen de Jayaditya Purkayastha | California Academy of Sciences.
Cyrtodactylus Urbanus. Imagen de Jayaditya Purkayastha | California Academy of Sciences.

Una planta con flores recién descrita en Brasil en el género Microlicia, Microlicia capitata:

Microlicia Capitata Flower. Imagen de A V Scatigna | California Academy of Sciences.
Microlicia Capitata Flower. Imagen de A V Scatigna | California Academy of Sciences.

Y una nueva galleta de mar, también llamada dólar de arena, en Filipinas, Clypeaster brigitteae:

Clypeaster Brigitteae. Imagen de Rich Mooi | California Academy Of Sciences.
Clypeaster Brigitteae. Imagen de Rich Mooi | California Academy Of Sciences.

Vanderhorstia vandersteene es una sorprendente nueva especie de gobio recién descrita de la provincia de Milne Bay en Papúa Nueva Guinea:

Vanderhorstia Vandersteene. Imagen de Mark Erdmann | California Academy Of Sciences
Vanderhorstia Vandersteene. Imagen de Mark Erdmann | California Academy Of Sciences

Todas las muestras conocidas de Macrosiphoniella Sunshine provienen de áreas relativamente secas en las partes orientales de Washington, Oregon y California (EEUU):

Macrosiphoniella Sunshine. Imagen de Andrew Jensen | California Academy Of Sciences
Macrosiphoniella Sunshine. Imagen de Andrew Jensen | California Academy Of Sciences

Entre 2010 y 2020, se extinguieron 467 especies (aunque es posible que se hayan extinguido en las décadas anteriores), según la autoridad mundial sobre el estado de conservación de las especies, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza o UICN. Otros están al borde de la desaparición, y aún más están viendo graves descensos en su población. En total, la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas estima que hasta 1 millón de especies están ahora en riesgo de extinción. Una cifra que incluye el 40% de todas las especies de anfibios, el 33% de los corales y alrededor del 10% de los insectos.

Imágenes: Cedidas por la California Academy Of Sciences.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Comentarios cerrados
Inicio