Publicidad

26 fotos para descubrir fantasmagórica segunda vida de los palacios del cine estadounidenses

26 fotos para descubrir fantasmagórica segunda vida de los palacios del cine estadounidenses
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hubo un día en que las salas de cine eran el centro de la vida social de las clases populares. Ese día hace tiempo que quedó atrás, pero durante su reinado se erigieron más de 21.000 salas sólo en Estados Unidos

Hablamos de los teatros palaciegos, enormes espacios de cine construidos y profusamente adornados entre los años 1910 y 1940. Grandes catedrales de lujo y belleza para un país carente de un pasado histórico que, de alguna forma, harían a sus visitantes sentir una suerte de consciencia de la grandeza del hombre, al estilo del sentimiento que envuelve al europeo común cuando pasea bajo la mirada de distintos y vetustos hitos arquitectónicos presentes en su horizonte urbano. 

Pero, en lugar de celebrar el poder de Iglesia y Estado, estas nuevas catedrales americanas se construirían con el objetivo de envolver el poder del entretenimiento popular y sus estrellas. Los dioses de aquel momento.

Estos “movie palaces”, con aforos de hasta 4.000 personas, de los que los españoles más mayores también hemos disfrutado (aunque sin la misma fastuosidad, por supuesto), fueron también producto del gobierno hegemónico de los grandes estudios. Son los años en los que las Big Five (MGM, Warner, 20th Century Fox y RKO) mantenían un sistema vertical que les permitían un control absoluto del negocio del entretenimiento cinematográfico. Ellas producían, dirigían, distribuían y exhibían sus grandes obras.

Fueron también estas cinco gigantes quienes construyeron muchos de los capitolios, alternando edificios al estilo art nouveau con art decó o egipcio. Puede que ellas, como grupo asociado, marcasen el sueldo de sus trabajadores e impusieran la distribución de las películas sin que nadie pudiese protestar,  pero también supieron darle al pueblo enormes espacios de veneración de la imagen en movimiento. 

Todo eso acabó en 1948, con la sentencia de la Corte Suprema contra Paramount Pictures en un juicio que marcó jurisprudencia. Desde aquello, todas las productoras se verían obligadas a ceder su parte del pastel, buscando la venta o el cierre de sus salas de exhibición. 

De ahí llegamos al día de hoy, al trabajo de los fotógrafos franceses Yves Marchand y Romain Meffre, que pasaron años viajando por Estados Unidos para constatar cómo subsiste aquella romántica era del pasado en nuestro presente. La respuesta es que no demasiado bien: en los años 50, con la televisión y la proliferación de la vida suburbana, muchos de estos teatros perdieron su éxito.

Theaters02 Teatro RKO Dyker, 2100 asientos. Inaugurado en 1926 y cerrado en 1977 para reconvertirse en espacio para marcas deportivas. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters03 Teatro Rivoli, en Berkeley (Canadá), 1400 asientos. Inaugurado en 1925 y cerrado en los 50 para reconvertirse en supermercado. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters01 El Paramount Theater, de Brooklyn (Nueva York). Inaugurado en 1928 bajo los diseños de los arquitectos Rapp y Rapp, daba cabida a 4124 asistentes y recibió a artistas como Duke Ellington, Ella Fitzgerald, Miles Davis, Liberace o Frank Sinatra. Lo cerraron en 1962 y desde entonces se utiliza como gimnasio por la Universidad de Long Island. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.

Cuentan los fotógrafos que algunos mantenimientos y renovaciones se han hecho con mucho gusto, pero en otros casos se ha maltratado el espacio, en una muestra de desprecio (voluntaria o no) de estos retablos casi santos. Algunos gerentes bondadosos los usan como centros comerciales o canchas de baloncesto, pero otros los adaptan como espacios de almacenamiento utilitarios que se van deteriorando hasta que llegue su fin. 

También por lo colosal de estas obras, muchos de los teatros se conservan excepcionalmente bien, y no podrían ser demolidos salvo una acción activa de destrucción de las salas. Es lo que Meffre ha llamado una "preservación por negligencia".

Ahí permanecen, casi agazapados a la llegada de alguna nueva ocupación que les de lustro y permita ejercer la tarea para la que nacieron: de centro de admiración y culto para quien lo merece.

Theaters04 Teatro Loew, Montreal (Quebec), 2800 asientos. Inaugurado en 1917 y cerrado en 1999 para reconvertirse en gimnasio. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters05 Teatro Minchery, Baltimore, 1220 asientos. Inaugurado en 1917 y cerrado en 1970. Posteriormente utilizado como ultramarinos, almacén, tienda de segunda mano, instalaciones deportivas y bar con recreativas. Desde principios de los 2000 convertido en oficinas. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters06 El Teatro de Adams Avenue, en San Diego (California), 626 asientos. Ha sido sala de conciertos punk y new wave (R.E.M., Stray Cats, Iggy Pop, Stranglers y Circle Jerks pasaron por allí) y ahora es una tienda de telas. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters07 Teatro Loma, en San Diego (California) 1188 asientos. Inaugurado en 1945 y cerrado en 1987 para reconvertirse en biblioteca. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters08 Teatro Runnymede en Toronto (Ontario), 1550 asientos. Inaugurado en 1927 y cerrado en 1998 para reconvertirse primero en librería y después en centro comercial. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters09 Teatro West Lake en Los Angeles (California), 1500 asientos. Inaugurado en 1925, fue en los 60 un cine en versión española y a partir de los 90 un mercadillo. Listado en el Registro Nacional de Lugares Históricos desde 2009, está a la espera de una reconversión. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters10 Teatro Eagle, en Nueva York. 2800 asientos. Inaugurado en 1927 y cerrado a principios de los 80 ha sido usado como mercado de carne y como tienda de descuentos. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters11 Teatro Queen Anne en Cincinnati (Ohio), 600 asientos. Inaugurado en 1890 y cerrado en 1956, alberga una fábrica de chapas desde los 70. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters13 Teatro Girard Avenue en Philadelphia, 900 asientos. Inaugurado en 1891 y cerrado a principios de los 60. Ha acogido distintos supermercados. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters14 Teatro California, enHuntington Park (California), 1500 asientos. Inaugurado en 1925 y cerrado en 2006. Platea usada como almacén por varias tiendas. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters15 Teatro Spooner en el Bronx (Nueva York), 1800 asientos. Inaugurado en 1910 y cerrado (se cree) a principios de los 60. Posteriormente reutilizado por distintas tiendas de ropa y de muebles, el auditorio se destripó a mediados de los 2010. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters16 Teatro Walker Avenue en Brooklyn (Nueva York), 2300 asientos. Inaugurado en 1926 y cerrado en 1988. Ha servido de almacén de distintas tiendas. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters17 Teatro Pantheon, en Vincennes (Indiana), 1200 asientos. Inaugurado en 1921 y cerrado en 1961. A la espera de una renovación. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters18 Teatro Paramount, en Long Branch (Nueva Jersey), 1722 asientos. Inaugurado en 1930 y cerrado en 1959. Utilizado como almacén por una tienda de pinturas. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters19 Teatro State, en West Orange (Nueva Jersey) 981 asientos. Inaugurado en 1934, sigue abierto hoy como almacén de autobuses. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters20 Casa de Opera Metropolitana en Philadelphia, 3500 asientos. Inaugurado en 1908 y posteriormente utilizado como sala de cine (1920), salón de baile (1930), sala deportiva (1940), varias iglesias (desde 1954) y, desde 1972, inscrito en el Registro Nacional de Lugares Históricos, a la espera de su renovación para operar como sala de conciertos. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters21 Teatro Uptonw, en Philadelphia, 2000 asientos. En 1929 se convirtió en un enclave para artistas afroamericanos como al estilo del Teatro Apollo en Harlem. Pasaron por aquí artistas como James Brown, Stevie Wonder o The Supremes, se convirtió en iglesia en 1978 y se cerró en el 1991, comprado por Uptown Entertainment and Development Corporation, y está a la espera de su restauración. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters22 Teatro RKO Flushing en Queens (Nueva York), 3000 asientos. Inaugurado en 1928 y cerrado en 1986. Se dañó conscientemente para poder demolerlo.Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters23 Teatro Lorenzo, en San Lorenzo (California), 930 asientos. Inaugurado en 1947 y cerrado en 1982. Desde 1999 es una fundación sin ánimo de lucro. Está esperando a su renovación. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters26 Teatro Uptown, en Racine (Wisconsin) 1300 asientos. Inaugurado en 1928 y cerrado definitivamente en 1956. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters30 Teatro Uptown, en Chicago. 4400 asientos. Diseñado por Rapp & Rapp e inaugurado en 1925, se utilizó como sala de conciertos a finales de los años 70 y se cerró en 1981. Listado en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1986 y está a la espera de restauración. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters31 Teatro Proctor en Newark (Nueva Jersey), 900 asientos con un auditorio superior para 3200 personas. Inaugurado en 1915 y cerrado en 1968, su vestíbulo se usa como tienda de ropa. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Theaters32 Teatro Fox en Inglewood (California). 1000 asientos. Sirvió como sala principal de estrenos de Hollywood en la ciudad durante la década de 1950, y por él pasaron estrellas como Marilyn Monroe o Los Tres Chiflados. Se cerró en 1984 y está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos. Foto: Yves Marchand y Romain Meffre.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir