Compartir
Publicidad

7 veces que hemos creído encontrar vida extraterrestre y que han sido un gatillazo

7 veces que hemos creído encontrar vida extraterrestre y que han sido un gatillazo
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Hay vida en 67P/Churiumov-Guerasimenko, el comenta donde Philae, la sonda del módulo espacial Rosetta, aterrizó el pasado noviembre de 2014? Es posible que hayas leído aquí y allá que existe tal posibilidad. Lo cierto es que parece improbable que así sea, como explica Phil Plait en este artículo de Slate. Se ha generado cierta polémica, y desde Magnet queremos aprovechar para repasar algunos éxitos sonados de la decepción: allí donde creímos que había vida alienígena y no.

1. Alguien consume hidrógeno en Titán

El consenso alrededor de Saturno es claro: es inhabitable. ¿Qué hay de su sistema? Mejores predicciones. En 2010 varios trabajos de investigación, recopilados por la NASA, causaron cierta sensación al sugerir que algo podría estar consumiendo hidrógeno y acetileno en la atmósfera de Titán, uno de sus satélites. Por desgracia, sólo se trataba de una fundada suposición, pero no de una prueba definitiva. Podría ser actividad bioquímica o podría no serlo. Existe la posibilidad, eso sí.

2. ¿Hay agua en Marte?

Por supuesto, Marte es el centro de todas las teorías mínimamente razonables sobre la posibilidad de vida extraterrestre. Un motivo es claro: existe la posibilidad de que el agua haya fluido recientemente en el planeta vecino. Hay varias evidencias de ello, y cada cierto tiempo nos topamos con alguna, pero por el momento ninguna de ellas nos permite aseverar que hay o ha habido vida en nuestro Sistema Solar. Sin embargo, es el lugar donde resulta más probable.

3. Ceres podría explicar la panspermia

Por si no lo recordabais, Ceres es el planeta enano, tan diminuto que no siempre se ha considerado como tal. La cuestión es que la atmósfera de Ceres, según se cree de forma bastante consistente, tiene vapor de agua. Eso implica que o bien hay agua o bien ha habido agua en su superficie. Lo que podría derivar en vida. Vida que podría haber escapado del pequeño objeto dado que, como explican aquí, al ser tan pequeño permite con más facilidad que elementos del planeta se desprendan de él.

Y que podrían haber llegado a la Tierra, dando validez a la idea de que la vida presente en nuestro globo proviene de más allá de nuestro planeta. Pero no es más que otra teoría.

4. Enceladus lo tiene todo, pero no vida

Volvamos al sistema de Saturno, ese planeta abiertamente hostil a cualquier forma de vida cuyos satélites, por contra, reúnen condiciones excelentes para que se dé. Además de Titán, también es el caso de Enceladus. Una sonda descubrió que en su interior existía el oxígeno, el carbón, el nitrógeno y el hidrógeno. Sí, todos esos elementos que nos permiten vivir aquí, en la Tierra. Del mismo modo, era un planeta caliente y con actividad geotermal. ¡Parecía tenerlo todo!

Pero en realidad no tenía gran cosa: ningún tipo de vida ha sido hallado en su interior.

5. También en los meteoritos

En 1996, un grupo de científicos estudiaron un meteorito de origen marciano, y llegaron a la conclusión de que en el mismo había una importante presencia de microfósiles que. Esto, de forma lógica, implica que en algún momento de la historia del universo Marte podría haber albergado formas de vida. En concreto, unos 3.6 billones de años atrás. De cualquier modo, veinte años después la cuestión sigue sin resolverse, por lo que la cautela al respecto es más que bienvenida.

6. La nebulosa de Orión (sí, tan lejos)

Aunque la mayor parte de evidencia e investigación se ha centrado en el Sistema Solar, en 2010 tuvimos una agradable noticia: algunos científicos estaban estudiando posibles señales de vida en la lejana nebulosa de Orión, también conocida como M42, gracias a la evidencia recopilada por el telescopio Herschel. Como explicaron en Wire en su día, Orión podría contar con todos los ingredientes (metanol, agua, dióxido sulfúrico) necesarios para que la vida se diera en su seno.

Una vez más, de momento sólo es una teoría.

7. ¿Esto es plancton en mi nave espacial?

Uno de los últimos sorprendentes descubrimientos en lo relativo a vida lejos de nuestro planeta no sucedió en ningún cuerpo celeste, sino en la Estación Espacial Internacional. El año pasado, astronautas rusos descubrieron plancton adosado al esqueleto de la nave. Aún no sabemos de dónde procedía, pero existen varias posibilidades. Entre ellas, que su origen fuera terrestre y que hubiera sobrevivido durante varios años allí. La otra opción es que... no lo sea. Y que haya vida ahí fuera.

Imagen | JD Hancock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio