Algunas empresas están empezando a incluir beneficios para el cuidado de mascotas como si de hijos se trataran

Algunas empresas están empezando a incluir beneficios para el cuidado de mascotas como si de hijos se trataran
14 comentarios

Sabíamos que no estábamos tan lejos de este momento, y ya están llegando los primeros ejemplos de lo que podría convertirse en una tendencia mayor, especialmente en esos sectores de alta cualificación laboral donde la competitividad por los candidatos lleva a las empresas a ofrecer mejores beneficios por insólitos que sean.

Empleadores “pet-friendly”: con esto de la pandemia una pyme aseguradora estadounidense, Zebra, decidió dar un paso al frente y hacer la primera oferta de gratificación anual por tenencia de perro o gato rescatado. Son 300 dólares de beca que se enmarcan dentro de un paquete más grande de beneficios familiares a los que se puede acoger el empleado. En Mass, empresa de suministros de limpieza en Lenox y una empresa de diseño, Ceros, ofrecen condiciones parecidas desde este 2020. Hay más.

Explica en The Wall Street Journal la CEO de Zebra, Keith Melnick, que se dieron cuenta de que era una ayuda hasta cierto punto necesaria en el contexto pandémico actual, en el que mucha gente va a pasar mucho tiempo encerrados en sus casas y sin posibilidad de interactuar con muchas de las personas con las que interactuaban antes de esto en la oficina. Algunos trabajadores ya se han valido de la ayuda.

No sólo ellos: puede que Zebra sea el último y más atrevido caso, pero una empresa neoyorkina de tráfico de datos, mParticle, también garantizaba dos semanas de baja remunerada para los empleados recién adoptantes de gato o perro, así como para los dueños de mascotas ya establecidas que tuviesen que mudarse a una ciudad distinta (adaptarse a un nuevo hogar es fuente conocida de estrés para muchos animales). Hay también infinidad de empleadores Big Tech que, al igual que ofrecen oficinas lúdicas e hipermodernas llenas de mesas de billar (sí, Google entre ellas), animaban a sus empleados a llevar a sus mascotas a pasar el día con ellos en sus instalaciones.

Trabajador contento, trabajador productivo.

Más mascotas que niños: ya lo hemos ido viendo, el número de animales de compañía en España en el último lustro ha crecido un 40%, algo en lo que habrá que tener en cuenta los cambios censales, ya que es muy posible que antes en el mundo rústico hubiese también un número muy importante de mascotas sin registrar. Sea como fuere, parece que la soledad que caracteriza nuestras sociedades actuales está potenciando la tenencia de animales en viviendas. Ya hay más perros y gatos que menores de 15 años. Estamos aún lejos de las cifras de los vecinos norteños.

Un mundo más humanizado, no menos. Las sociedades están avanzando a gran velocidad hacia un proceso de erradicación de la violencia y potenciación de las emociones. Eso está llevando, por ejemplo, a la mayor sensibilidad hacia la industria alimentaria o hacia el tratamiento de nuestras mascotas con mucho más afecto. Por ejemplo una de las reclamaciones más extendidas de los propietarios en los últimos tiempos es la necesidad de algún día de permiso por fallecimiento. Hay mucha gente que tiene que llevar a caso procedimientos legales, como hablar con el veterinario, con el registro de la comunidad autónoma e incluso incinerar.

Pero, lejos de lo que dicta el tópico, la norma no implica que a mayor humanización de los animales menos tengamos con los nuestros: los padres están pasando hoy mucho más tiempo con sus hijos que hace cinco décadas. Tanto las mujeres como los hombres, tanto los trabajadores como los que no. En España los padres de hoy pasan, de hecho, el triple de tiempo con sus retoños que nuestros abuelos.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Comentarios cerrados
Inicio