Compartir
Publicidad

Así es por dentro una central nuclear abandonada

5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La central nuclear de Satsop lleva abandonada desde mediados de los '70. En rigor, nunca llegó a estar terminada. Formaba parte del proyecto a gran escala de Washington Public Power Supply System, una agencia pública que debía satisfacer la creciente demanda energética del estado de Washington (su ciudad más importante es Seattle). Quebró de forma espectacular mientras intentaba construir cinco complejos nucleares. Uno de ellos es el de Satsop, completo al 75%.

Nunca ha estado en funcionamiento, pero al estar casi terminado, sirve como escenario perfecto para conocer los entresijos de una central nuclear. Al desnudo, Andrew Walker pasó un día recorriendo las cuatro esquinas de Satsop y grabó el impresionante vídeo de más arriba, en el que observamos tanto el corazón de la central como las dos imponentes torres de refrigeración. Puro hormigón vacío, las escenas evocan las de los monumentos brutalistas comunistas, solo que en versión occidental.

Satsop1
Satsop2
Satsop3
Satsop4
Satsop5
Satsop6

Lo cierto es que las centrales nucleares de mediados del siglo XX forman parte del mismo imaginario icónico de la arquitectura de cemento y hormigón armado, cruda, desnuda, bestial. Hoy en día lucen algo desfasadas, pero abandonadas tornan en un espectacular monumento a los límites de la imaginación, como bien demuestra el vídeo de Walker. Satsop es fascinante no sólo por su magnificiencia, sino también por el abandono, el silencio que queda cuando el ser humano deja atrás un proyecto tan gigantesco. Es la belleza de la decadencia, que tanto nos fascina aquí.

En Flickr hay muchísimas fotos de Satsop. Estas son algunas. El vídeo de Walker es otro nivel.

Imagen 1
Imagen 2
Imagen 3
Imagen 4
Imagen 5
Imagen6
Imagen7

Imagen | Greg Dunlap, Tony Webster

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio